• La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales acumula una plusvalía de casi 50 millones desde que entró en la tecnológica
  • Desde la llegada de Abril-Martorell a Indra, en enero de 2015, la compañía ha subido en bolsa un 45%
fernando abril martorell indra
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.Archivo

Resultados operativos por encima de lo esperado, mejoras de márgenes y una "gran generación de caja" que permite reducir la deuda. Así valoran los expertos las últimas cuentas de Indra, que publicó ayer después del cierre y que están catapultando a la compañía este viernes.

  • 7,18€
  • 2,13%

A media mañana Indra se dispara más de un 8%, hasta los 11,695 euros. La tecnológica, que ha llegado a subir más de un 11% a primera hora, cotiza un 14,72% por encima del precio al que entró la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) en agosto de 2013. La SEPI, que ostenta una participación del 20,1% en Indra, pagó entonces 337 euros por ella (10,194 euros por acción). Con la subida de este viernes, el Estado añade 31 millones a sus plusvalías por esta participación, con lo que la plusvalía acumulada asciende a casi 50 millones de euros (49,60 millones).

La plusvalía acumulada de la SEPI en Indra asciende a casi 50 millones de euros

En enero de 2015, después de un periodo complicado que llegó a poner en duda la viabilidad de la compañía, Fernando Abril-Martorell llegó a Indra y lo hizo para sacarla del atolladero a base de reestructuraciones y Expedientes de Regulación de Empleo (ERE). En la junta general de junio de ese año, el flamante nuevo presidente de Indra defendía su Plan Estratégico y apuntaba que su objetivo era generar crecimiento rentable y sostenible para los próximos años. "Necesitamos reducir costes, simplificar nuestras estructuras, mejorar nuestros procedimientos y formas de hacer, y todo ello sin dejar de invertir para mejorar y ampliar nuestra oferta de mayor valor añadido y siendo más selectivos en los proyectos y en el lanzamiento de nueva oferta”, afirmaba Abril-Martorell. El plan estratégico se concretaba poco después, en agosto de ese mismo año, con la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que suponía la extinción de un máximo de 1.750 puestos de trabajo hasta diciembre de 2016.

Desde la llegada de Abril-Martorell a Indra, la compañía se ha revalorizado un 45% en bolsa. Los rumores sobre la posible salida de la SEPI de su accionariado para hacer caja y rentabilizar su inversión se han sucedido, pero la SEPI ha repetido en varias ocasiones que su participación en Indra en estratégica y que no tiene intención de salir de la compañía.

QUÉ DESTACA DE LAS CUENTAS DE INDRA

Indra salió de pérdidas en 2016 y ganó 70 millones de euros frente a los números rojos de 641 millones en 2015. Los analistas destacan especialmente el incremento del margen de EBITDA desde el 4,6% hasta el 8,5% por el aumento de los ingresos, y el descenso del 9% en los gastos operativos. También gusta la mejora en el flujo de caja, hasta 184 millones de euros, a pesar de los costes de 51 millones por la reestructuración de la plantilla y de las pérdidas de 76 millones por proyectos fallidos. Además, los gastos financieros se reducen significativamente. "El aspecto menos positivo de los resultados es el descenso del ratio de contratación sobre ventas", apuntan los expertos de Bankinter, quienes destacan como elemento favorable el guidance que ha ofrecido la compañía para crecimiento de ingresos y margen EBITDA para 2017.

Los expertos valoran positivamente el guidance ofrecido por Indra para el crecimiento de ingresos y margen EBITDA para 2017

Las alzas de este viernes están motivadas por estas buenas cuentas pero también por la mejora de recomendación de los expertos. UBS ha elevado su valoración hasta 14,50 euros desde los 13,50 euros, y ha reiterado su consejo de comprar. El buen tono de los resultados viene a apuntalar el momento 'dulce' que está atravesando la compañía y que se concretaba a mediados de enero con la autorización, por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de su oferta sobre Tecnocom. Abril-Martorell calificaba este misma semana de "estratégica" la compra de Tecnocom y afirmaba que su integración será "sencilla y fluida".

Noticias relacionadas

contador