ING se desmarca de los lamentos de la banca: "Hay que adaptarse a tipos bajos"

La entidad quiere batir a Santander, BBVA y CaixaBank y liderar el mercado hipotecario

Elena Lozano
Bolsamania | 19 jun, 2019 06:00 - Actualizado: 09:41
cesar gonzalez bueno consejero delegado de ing

Los bancos españoles se quejan recurrentemente de que el entorno de bajos tipos de interés penaliza su rentabilidad, a pesar de que tanto el Banco Central Europeo (BCE) como el Banco de España rechazan que su política monetaria sea la responsable directa de ello. Sin embargo, entre los banqueros, César González-Bueno, consejero delegado de ING, se desmarca de las quejas del resto: “Hay que adaptarse. Ahora vivimos en un entorno de tipos bajos”.

El BCE continúa alargando la agonía de los bancos con los tipos bajos. Una subida está descartada por el momento y, en general, cualquier cambio no llegará hasta, al menos, el primer semestre de 2020. Pero la amenaza no se queda ahí, pues ya son al menos dos las ocasiones en las que Mario Draghi ha recordado que un recorte de tipos está entre sus herramientas y no ha descartado utilizarla si la economía no mejora.

Los bancos no podrían recibir peor noticia. Los gestores de las principales entidades españolas han lamentado en numerosas ocasiones esta situación, a la que responsabilizan de su aún moderada rentabilidad, que sigue sin alcanzar el coste de capital.

Sin embargo, González-Bueno se desmarca de estos lamentos. En su opinión, es necesario adaptarse al entorno de bajos tipos de interés al igual que otros sectores se han hecho a otras dificultades.

“Es evidente que los tipos bajos hacen que la forma de competir de los bancos tenga que ser más ingeniosa y tenga que adaptarse a su entorno como le ha pasado al automóvil y a todos”, señaló en un curso celebrado en Santander organizado por BBVA y Apie.

Esta adaptación “en ningún caso” pasaría por cobrar los depósitos a los clientes, algo que algunas entidades ya están haciendo con las pymes y las grandes empresas. “Yo no lo contemplaría en ningún caso”, dijo.

En todo caso, para combatir esta situación existen, según González-Bueno, los “productos contracíclicos”, como las hipotecas o los productos de inversión. “Si estamos construyendo nuestra jubilación, no se puede hoy en día dejar el dinero en una cuenta”, explicó.

QUIERE BATIR A LOS GRANDES EN HIPOTECAS

Por otra parte, González-Bueno anunció que ING quiere ser el primer banco de hipotecas en España. La entidad holandesa tiene la aspiración de colocarse la primera en concesión de préstamos hipotecarios y batir a los tres grandes bancos (Santander, BBVA y CaixaBank) que lideran este ranking ampliando su cuota en este mercado, que asciende al 9,5%. “Queremos convertirnos en el primer banco hipotecario en España”, explicó el consejero delegado de ING en España, entidad que aumentó la producción bruta en hipotecas, un producto “árido”, un 34% entre 2017 y 2018.

El banquero ha desvelado que las tres mayores entidades del país, Santander, BBVA y CaixaBank, son las líderes en cuota de mercado en hipotecas y la primera del ranking, que no ha dicho cuál es, tiene en torno a un 15%. “Ahora mismo estamos cuartos y aspiramos a ser primeros a lo largo de este año o el que viene”, explicó, dejando claro que se trata de “una aspiración, no una promesa”: “No nos quedamos conformes con el sitio que tenemos ahora”.

Hablando del tema, González-Bueno valoró que la nueva ley hipotecaria genera “más seguridad jurídica” y da “más garantías al cliente”, aunque mostró sus dudas sobre la obligación al banco de remitir el contrato al cliente al menos diez días antes de la firma.

La nueva ley, que asigna más gastos a las entidades, ha llevado a los bancos a absorber ya parte de los costes. “Las hipotecas son marginalmente menos rentables”, reconoció el banquero, dado que, según explicó, la banca ha repercutido al cliente solamente una parte del incremento de costes que le genera firmar hipotecas con la nueva ley.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión