ep el presidente de inditex pablo isla
El presidente de Inditex, Pablo IslaRicardo Rubio - Europa Press - Archivo
27,49€
  • -0,23€
  • -0,83%

Industria de Diseño Textil, más conocida como Inditex, será protagonista este miércoles en el mercado al publicar sus resultados anuales, correspondientes al año fiscal 2020. Un ejercicio sin duda marcado por la pandemia de Covid-19, que ha provocado el cierre de sus tiendas durante gran parte del ejercicio y un impacto sin precedentes en su cuenta de resultados.

No obstante, la matriz de marcas como Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe ha sabido enfrentarse a la crisis mediante un plan que combina un agresivo crecimiento de sus ventas online y un repliegue de su red de tiendas físicas hacia establecimientos más grandes y más rentables, que funcionan al mismo tiempo como plataformas de comercio electrónico.

Así las cosas, mucho más que sus resultados del cuarto trimestre y del conjunto del ejercicio fiscal, al mercado le interesa la evolución de cinco claves que son cruciales para establecer su valoración futura. La evolución de las ventas online, la rentabilidad traducida en su margen bruto de beneficios, las previsiones futuras que pueda anticipar Pablo Isla a los inversores, la gestión de los inventarios y la gestión de los costes estructurales de la cadena.

Los analistas de UBS, que aconsejan comprar el valor, con una valoración de 29 euros por acción (valoración similar a la del consenso de analistas), esperan que las ventas totales del cuarto trimestre caigan un 19%. Además, anticipan una caída del 15% en las ventas comparables del periodo, junto a un impacto negativo del 4% por el tipo de cambio de las divisas.

En relación al margen bruto, esperan que se sitúe en el 52,6%, una subida interanual de 220 puntos básicos, pero que se convierte en una caída de 150 puntos básicos excluyendo el impacto de la provisión por inventarios realizada en el cuarto trimestre del anterior año fiscal. Así, el resultado trimestral antes de impuestos caerá un 31%, hasta 838 millones de euros, una bajada del 44% excluyendo el impacto por la mencionada provisión.

Aunque, realmente, más allá de los números del cuarto trimestre fiscal, la atención de estos expertos estará centrada en otros factores que influirán en la cotización durante los próximos trimestres. "Lejos de los números, es probable que la atención se centre en la situación actual, la tasa de crecimiento de las ventas en línea, la rebaja y la gestión de inventarios y cualquier expectativa adicional para el año fiscal", destacan.

Los expertos del otro gran banco de inversión suizo, Credit Suisse, son mucho más negativos con el grupo gallego fundado por Amancio Ortega. Aconsejan infraponderar el valor en las carteras, con una valoración de 23,50 euros por título, muy por debajo del actual precio de mercado, cercano a 28 euros.

"Hemos recortado nuestras previsiones para el cuarto trimestre y el primer trimestre fiscal por la extensión de las restricciones en Europa", afirman sus analistas. "La previsión para el resto del año es muy incierta, con potencial para una demanda más fuerte después de los bloqueos, la incertidumbre sobre los niveles de inventarios y el aumento del coste de los fletes marítimos y aéreos", argumentan.

En su opinión, "Inditex está sobrevalorada al tener en cuenta los retos a los que se enfrenta y su bajo crecimiento previsto para los próximos tres años". Aunque añaden que "será clave establecer el impacto en los márgenes de la caída esperada del 17% en la densidad de las ventas en tiendas físicas durante los próximos dos años".

Credit Suisse tiene muchas reservas sobre el potencial de Inditex con las ventas online, ya que considera que su propuesta física es mucho más potente, por lo que anticipa una enorme competencia para sus productos. "La propuesta online no es tan fuerte como la física, en nuestra opinión", argumentan estos analistas.

Por ello, la firma suiza señala que la pérdida de rentabilidad es el principal riesgo para su valoración. "Los márgenes EBIT subyacentes han caído 340 puntos básicos en los últimos 7 años; y con las ventas pasando de un canal de coste fijo a un canal de coste variable, siguen bajo presión", afirman.

"Por ahora, pronosticamos una bajada de 80 puntos básicos (frente a 2019/2020) durante los próximos 5 años, pero la mayoría de los riesgos son a la baja", añaden. Con un crecimiento de espacio negativo y un crecimiento de ingresos del 5% en el mejor de los casos, vemos que Inditex ofrece un crecimiento de beneficio por acción (BPA) de un dígito medio", concluyen.

El principal riesgo alcista para su valoración negativa sería "una recuperación más rápida de las ventas durante los próximos 12 meses y una consolidación de competidores que compensaría la debilidad del consumidor", señalan.

Así las cosas, Inditex deberá demostrar que sigue siendo la cadena minorista textil más importante del mundo. La pandemia ha puesto a prueba su modelo de negocio de una manera que nadie hubiera imaginado hace tan sólo doce meses, pero la calidad de su negocio y de su directiva puede 'vacunarle' contra el Covid-19.

Noticias relacionadas

contador