ep parque eolicoiberdrolapais vasco
Imagen de un parque eólico de Iberdrola en País VascoIBERDROLA

Navarra contará con cuatro nuevos parques eólicos en 2020. Iberdrola ha presentado este lunes el Complejo Cavar, un proyecto integrado por cuatro parques con una capacidad instalada de 111 megavatios que empezará a construir este año para poner en operación en 2020.

  • 10,055€
  • 2,41%

El Complejo Cavar "es uno de los mayores parques eólicos que Iberdrola desarrolla en España en los últimos años", afirma la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán. Para promover este proyecto cuenta con el apoyo de Caja Rural de Navarra y supondrá una inversión superior a 100 millones de euros.

Los cuatro parques están ubicados en los municipios de Cadreita y Valtierra y, cuando entre en operación, generará energía suficiente para abastecer a unos 46.500 hogares al año. Además, esta generación limpia permitirá evitar la emisión de 84.000 toneladas de CO2 al año.

Los aerogeneradores los pondrá Siemens Gamesa. El fabricante suministrará 32 molinos SG 3,4-132, de 3,4 MW de potencia unitaria, "los mayores utilizados hasta ahora en un parque eólico terrestre en España", añade Iberdrola. La pala de estos aerogeneradores tiene una longitud de 64,5 metros y un diámetro de rotor de 132 metros, "el modelo es óptimo para emplazamientos de vientos medios y altos".

700 MW 'VERDES' EN ESPAÑA

El Complejo Cavar sirve a Iberdrola para reforzar su apuesta por las renovables en España. La energética prevé construir 700 MW eólicos y fotovoltaicos este año en nuestro país, a los que se sumarán otros 2.000 MW 'verdes' (eólicos, fotovoltaicos e hidroeléctricos) proyectados por el grupo en todo el mundo para este año. Su capacidad renovable instalada en España asciende a 15.800 MW y supera los 29.500 MW en todo el mundo.

Cavar, además, será el primer proyecto eólico que Iberdrola desarrolle en España cuya generación será vendida a empresas a través de contratos bilaterales a largo plazo (PPA, por su sigla en inglés). Este tipo de contratos cumplen una doble finalidad: por un lado, proporcionan estabilidad a las inversiones de las energéticas; por otro, aseguran al consumidor un suministro de energía a precios competitivos y predecibles, lo que le permite tener controlados sus costes.

En 2018 la energética ha cerrado acuerdos PPA con Kutxabank, Euskaltel y Uvesco, todos asociados al proyecto fotovoltaico Núñez de Balboa que está desarrollando en Extremadura. Esta fórmula, muy popular en otros mercados y que va abriéndose camino en España, le ha servido para apuntalar sus ingresos en países como Estados Unidos o México.

Su filial estadounidense, Avangrid, tiene contratos de PPA en gran parte de sus instalaciones renovables. Entre sus clientes están gigantes como Google, Amazon, Nike, Apple y Facebook.

En México, por su parte, tiene firmado un PPA con Grupo Modelo. La cervecera recibirá la energía necesaria para su producción de un parque eólico ubicado en Puebla. Se espera que este parque entre en operación en 2019 y que, con los casi 490 GWh que suministrará a la cervecera, se eviten alrededor de 225.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2).

Noticias relacionadas

contador