IAG: los inversores seguirán sin confiar en la acción hasta que vean mejores cifras

Los títulos del grupo de aerolíneas no se han recuperado todavía del golpe del 'Brexit'

  • Los analistas destacan el potencial de IAG y ven "exagerados" los temores del mercado
Ainhoa Murga
Bolsamania | 12 jun, 2019 06:00 - Actualizado: 09:29
ep willie walsh consejero delegadoiag 20190510132503
Willie Walsh, consejero delegado de IAGBERND SETTNIK/DPA - Archivo

INTL. CONS. AIR

5,012

17:38 26/06/19
1,87%
0,09

Los datos de tráfico hasta mayo de IAG muestran que el grupo de aerolíneas está en buena forma a pesar de los vientos en contra. Sin embargo, el entorno sigue complicado -con la presión de las divisas, la fluctuación del petróleo y la incertidumbre del Brexit- y aunque los analistas ven que los títulos del holding cotizan por debajo de su potencial, no creen que haya una recuperación hasta que IAG muestre a los inversores "un desempeño mejorado" en sus métricas tanto financieras como de consumo.

El ritmo "sólido" de crecimiento de IAG "va en línea para cumplir con el objetivo de crecimiento de la capacidad fijado para este año en un 5,9% respecto a 2018, pero el riesgo sigue estando a la baja", observa Iván San Félix, de Renta 4. En su opinión, la comparativa de las cifras a lo largo del año va a ser más exigente y no ayudará ni "la ralentización macroeconómica, la sobrecapacidad del sector o la tensión por el desenlace del Brexit", un tema que ha castigado a IAG en bolsa en los últimos meses.

Desde febrero, momento en que IAG estaba en el foco mediático por su estructura accionarial y el potencial incumplimiento de la normativa europea para operar (al menos el 50% del capital en manos de inversores europeos), los títulos del holding que dirige Willie Walsh se han desplomado un 29%, hasta los 5,26 euros de este martes. De hecho, como advierten los analistas, sus acciones coquetean con el mínimo anual, que lo marcó en 4,92 euros. El mínimo alcanzado en 2018 está poco más de un euro por encima, en 6,06 euros.

Para los analistas de Banco Sabadell, destaca la solidez de British Airways, que ha aumentado su capacidad alrededor de un 58% en lo que va de año y un punto su ocupación, mientras que Vueling ha aumentado un 10% su capacidad pero la ocupación ha caído 1,4 puntos, en línea con otras low cost europeas. Por mercados, preocupa Europa: aumenta la capacidad un 25%, pero la ocupación acumula una caída de casi 3 puntos, 1,1 de ellos solo en abril.

Desde Renta 4 subrayan también la buena marcha de British Airways y, en cambio, la caída en la demanda para Iberia y Aer Lingus, además de Vueling. "Los datos desde marzo tanto de oferta como de demanda se han ralentizado frente a enero y febrero, también impactados por un efecto comparativo más complicado y la celebración de la Semana Santa en marzo", que favorecerá el crecimiento del segundo trimestre, estima el analista.

¿PROBLEMAS DE DEMANDA?

En este contexto, los analistas de RBC se plantean si el grupo de aerolíneas está teniendo problemas con la demanda en British Airways que está intentando camuflar con una "oleada" de asientos disponibles para canjear por Avios (el programa de fidelización del grupo) en asientos de primera y business en las rutas a Estados Unidos para la temporada de otoño e invierno.

"Suponiendo que es un cambio de política deliberado y no un problema técnico, la clave es por qué y por qué ahora", se preguntan los expertos. En su opinión, señala a "un intento de llenar asientos libres en vuelos poco después de lanzar tarifas promocionales" o una apuesta para "mejorar la percepción por parte de los consumidores del sistema de Avios" al tiempo que "reduce las obligaciones de reembolso de su balance".

Sea la opción que sea, desde RBC destacan que los cargos asociados a esos billetes también se han elevado a pesar de la reciente bajada del precio del petróleo, por lo que estiman que "podría suponer un mejor efecto para el balance" de la aerolínea que vender asientos con fuertes descuentos.

Los analista de RBC se hacen eco también del "pesimismo" que sufren los inversores de IAG desde hace semanas. "El peor rendimiento de su acción en lo que va de año muestra que mucha de la negatividad el Brexit ya está descontada. A largo plazo, los ingresos por asiento disponible de IAG muestran que sus títulos cotizan por debajo de su potencial, sobre todo si se atiende a British Airways", explican. "Creemos que la mejora en las métricas de fidelidad de los consumidores deberían apoyar su desempeño financiero y el potencial de la acción, aunque esto requerirá que la compañía muestre un desempeño mejorado en sus métricas financieras y de consumo", sentencian los analistas.

El consenso del mercado fija el precio objetivo de IAG en 7,81 euros, un 48% más del valor al que cotiza esta semana. Desde diciembre, las recomendaciones de 'comprar' han aumentado en 3 puntos, hasta un 68%, según los datos de FactSet. Las de 'vender', en tanto, se han reducido de un 13 a un 7%. Para muchos analistas, las preocupaciones sobre IAG "son exageradas", como subrayaba JP Morgan recientemente. El grupo tiene atractivos como sus altos márgenes, un negocio diversificado y una sólida presencia en el mercado.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión