Grifols descarta que la guerra comercial dañe su expansión en China

El gigante de los hemoderivados asume la construcción de la nueva planta de Shanghai RAAS

Noemí Jansana
Bolsamania | 27 may, 2019 06:00 - Actualizado: 06:48
ep victor grifols 20180716113409
Víctor GrifolsGRIFOLS - Archivo

Grifols mantiene en firme su apuesta por expandirse en China. A la familia que pilota el gigante de los hemoderivados Donald Trump y su guerra comercial con el país asiático no le provoca ni frío ni calor y casi ni contempla que una posible escalada del conflicto pueda afectar a su alianza estratégica con la empresa china Shanghai RASS, uno de los principales actores del mercado del plasma en la segunda potencia mundial.

En un encuentro con la prensa, posterior a su junta de accionistas celebrada el pasado viernes, han explicado que su compañía "se ubica a gran distancia del radar del presidente estadounidense". "Jugamos en otra liga", ha declarado Raimon Grifols, co-consejero delegado de la farmacéutica, "a día de hoy no nos afecta para nada este conflicto que ni el mismo Trump ni nadie en China sabe hasta dónde va a llegar", ha zanjado.

Hecho público en marzo de este año, el acuerdo entre ambas empresas está pendiente de obtener los permisos de los reguladores de Washington y Pekín, un proceso en el que se "hallan trabajando actualmente", según han explicado los co-consejeros delegados de la empresa farmacéutica. Esperan que llegue después del verano para acabar de atar la 'joint venture' antes del cuarto trimestre. En ese momento, Grifols pasará a ser el segundo mayor accionista de Shanghai RAAS por detrás de Creat Group (26,7% de participación).

La alianza entre la compañía catalana y la empresa de Shanghai incluye el control por parte de Grifols del 26,2% del capital de Shanghai RAAS (derechos económicos y políticos) a cambio de una participación no mayoritaria en Grifols Diagnostic Solutions (40% de los derechos políticos y 45% de los derechos económicos) por parte de Shanghai RAAS. Según informó la propia empresa, con sede en la provincia de Barcelona, impulsará la producción, comercialización y desarrollo bajo criterios de calidad y seguridad internacionales de los productos plasmáticos en China, así como de las últimas soluciones de diagnóstico transfusional en este país. Además, los expertos de Bankinter han destacado que esta acción de crecimiento se ha efectuado "no elevando su endeudamiento", lo que apoya una "mejora de perspectiva sobre la evolución del apalancamiento".

EL FERRÀN ADRIÀ DE LOS HEMODERIVADOS

Acerca de las reservas de algunos accionistas sobre el modelo de negocio chino, el presidente de la compañía, Víctor Grifols Roura ha asegurado saber bien "dónde nos metemos" y ha expresado su confianza en que "todo salga bien con los reguladores". "Es un mercado en el que hay que meterse y pensamos que estamos bien posicionados para encarar este proceso", ha redondeado.

El co-consejero delegado de Grifols, Victor Grífols Deu, ha razonado que aportarán su conocimiento al país asiático, pese a que ha subrayado que éste tenga un modelo competitivo diferente, y ha sostenido que, aunque les puedan copiar la "receta" de su modelo de negocio, no podrán hacerlo con el resultado que obtienen al no contar con su experiencia. "Grifols es el Ferràn Adrià de los hemoderivados", ha espetado en un arrebato de humor. Asimismo, también ha explicado que el socio elegido es "el que tiene más calidad en el mercado del gigante asiático". "Es la primera vez que esto se hace en China y el acuerdo nos garantiza el contro sobre los puntos críticos de calidad", ha insistido.

Para Grifols, la alianza supone una "oportunidad única" de continuar su expansión internacional y fortalecer su posición en la República Popular de China, uno de los mercados mundiales con mayor potencial de crecimiento de productos plasmáticos y de soluciones de diagnóstico transfusional. "Si lo hacemos bien será una aventura como la que emprendimos en EEUU en 2003, y nos la planteamos a largo plazo, con calma, a 20 años vista", ha argumentado el co-consejero delegado de la compañía.

Asimismo, según ha resaltado la firma, representa un paso adelante en la estrategia de crecimiento sostenido y visión de largo plazo de Grifols que generaría valor para todas sus divisiones, especialmente para la División Bioscience y para la División Diagnostic.

Los co-consejeros delegados han explicado que aún no han cuantificado la inversión que destinarán a esta aventura, ya que prefieren esperar a que el proceso esté atado a principios de otoño. Por ahora, sí han desvelado que la empresa catalana asumirá la construcción de la nueva planta en Shnaghai de la compañía con sede en dicha ciudad. "Será Grifols quién la hará con nuestros estándares y nuestro sistema", han argumentado.

Consigue gratis el libro de 105 paginas "Lecciones de un trader de éxito"