Google sube más de un 2.000% en 15 años, aunque sufrió una corrección del 67%

Su máximo 'drawdown' ha sido del 66,92% desde que debutó en Wall Street

Cristina Hidalgo
Bolsamania | 24 ago, 2019 06:00 - Actualizado: 09:16
1565250484 googleee

Google está de aniversario y por partida doble. A punto de celebrar su veintiún cumpleaños como empresa, hace unos días cumplió 15 como cotizada en la Bolsa de Nueva York. A nivel empresarial, la compañía se ha posicionado como el motor de búsqueda por Internet número uno con el paso de los años y a su espalda lleva más de 200 adquisiciones, además de un cambio de nombre. En el terreno bursátil, se ha revalorizado más de un 2.000%, aunque hubo una época en las que sus acciones sufrieron un 'drawdown' del -66,92%.

Google no encontró en sus comienzos mucha gente interesada en invertir en ella y sus creadores, Larry Page y Sergey Brin, intentaron incluso venderla a Yahoo en 1998 por 1 millón de dólares. Cuatro años más tarde, tras meses de negociaciones, las cifras subieron y Yahoo ofreció pagar 3.000 millones, pero el CEO, Terry Semel, se echó atrás cuando Google subió su precio a 5.000 millones.

A principios de 2006, la participación de Google en el mercado de búsqueda había aumentado al 67%, mientras que la de Yahoo había caído a casi un tercio. Con el paso del tiempo, Google ya iba camino de convertirse en el gigante que es ahora y se dedicó a quedarse con empresas que le ayudaran a ello.

Entre tanto, en 2015 decidió cambiar el nombre a su empresa y llamar Alphabet a su matriz. Entre las operaciones empresariales más destacadas, está la compra de YouTube en 2006, por la que pagó 1.650 millones. Un año antes, había comprado Android, por 50 millones de manera que en 2008, lanzó ese sistema operativo para dispositivos móviles.

A su vez, se hizo con Waze, la empresa israelí por la que pagó 1.100 millones en 2013 y que le ha permitido desarrollar Google Maps para predecir los tiempos y rutas de un viaje. Y un año más tarde, invirtió otros 3.200 millones para quedarse con Nest, la compañía para hogares inteligentes con la que ha mejorado los dispositivos domésticos.

UN GIGANTE EN BOLSA

El 20 de agosto de 2004, Google empezó a cotizar en el Nasdaq a 85 dólares. Sus acciones bajaron hasta los 50 dólares unos días después, pero a finales de ese año, el precio de sus títulos ya se había duplicado. Y en poco más de tres años ya se había revalorizado casi un 800%.

Al tiempo, cuando alcanzó los 1.100 dólares (un 1.000% más desde su debut) decidió hacer un split para partir por la mitad el valor cada acción con el objetivo de facilitar que sus dos fundadores mantuvieran el control de la compañía. Por una parte, las acciones clase 'C', a partir de las que ya estaban en el mercado. Y por otra, los títulos denominados 'A'.

Sus acciones de clase 'A' y 'C' rozan ahora los 1.200 dólares, lo que supone una subida de casi el 2.300% en estos 15 años. Su capitalización bursátil actual asciende a 826.140 millones de dólares. Pero no todo ha sido de color rosa. Hubo un año, tras el estallido de la crisis financiera global, donde sufrió un drawdown del 66,92%, desde 2008 a 2009. Muchos inversores se salieron entonces y se perdieron la subida que vendría después.

Otro de los calvarios bursátiles de Google junto al resto de las FANG fue a fines de 2018, por culpa de las preocupaciones sobre la desaceleración de la economía mundial. Sin embargo, las acciones de Google se recuperaron en el primer trimestre de 2019 junto con muchas empresas tecnológicas, y en este ejercicio suben un 14%.

LA MAYOR MULTA DE LA HISTORIA, A GOOGLE

La compañía lleva unos meses en el centro de las miradas. En julio, la Comisión Europea la multaba por tercera vez, y esta vez lo hizo con 4.340 millones de euros, la sanción más alta de la historia de la Unión Europea, por haber impuesto restricciones a fabricantes de móviles y tabletas que utilizan Android como sistema operativo con el objetivo de garantizar su posición dominante en el mercado de búsquedas en Internet.

Google se ha mantenido como líder sin oposición en el sector de la búsqueda online en todo el mundo durante casi una década. Controla el 92% de las búsquedas, y su siguiente competidor, Bing de Microsoft, sólo se hace con un 2,5% del mercado.

Sin embargo, las acciones de la compañía seguirán sometidas a una gran presión en el corto plazo debido a las amenazas regulatorias que no vienen solo de Europa. Hace un mes, el Departamento de Justicia de EEUU anunció que había abierto una investigación para examinar las prácticas comerciales de gigantes tecnológicos como Twitter, Facebook y Google con el fin de determinar si están asfixiando a la competencia de manera ilegal y si se han convertido en monopolios.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión