El Euríbor recupera en dos días lo perdido en mes y medio tras las medidas del BCE

Algunos expertos creen que se trata solo de un ajuste, pero otros vinculan ambas circunstancias

Elena Lozano
Bolsamania | 17 sep, 2019 06:00 - Actualizado: 09:15
euribor de portada

El Euríbor lleva tres años y medio en negativo y, por el momento, los expertos auguran a este índice una senda bajista durante algunos meses más, sobre todo teniendo en cuenta los planes del Banco Central Europeo (BCE), que no pasan precisamente por una subida de tipos. Con todo, desde que el supervisor anunciara sus últimas medidas (bajada de la facilidad de depósito, nueva ronda de TLTRO, tiering y más estímulos), el pasado jueves, el Euríbor ha conseguido recuperar en tan solo dos sesiones su bajada del último mes y medio y ya se coloca en el nivel que tenía a principios de agosto.

El viernes pasado, el Euríbor a un año cerró en el -0,325% y al inicio de la semana se ha situado en el -0,309%, lo que supone un acelerón y una ruptura de la racha a la baja que venía experimentando en los días anteriores. Durante los diez días con actividad bancaria de septiembre previos al pasado jueves, el índice solamente se había movido entre el -0,385% (3 de septiembre) y el -0,358% (día 6), niveles entre los que existe una diferencia de 27 milésimas.

En el conjunto de las sesiones del viernes y el lunes, sin embargo, el Euríbor a un año subió 64 milésimas, rompiendo la racha bajista de las cinco sesiones anteriores. ¿Se ha visto favorecido el Euríbor por la compensación del BCE a los bancos? Algunos expertos dicen que sí.

Es el caso de Javier Molina, portavoz de eToro en España, que cree que la ligera subida experimentada por el Euríbor ha venido provocada por el efecto de las medidas anunciadas por Mario Draghi, especialmente el tiering, es decir, la compensación que el supervisor ha querido dar a las entidades financieras por los efectos negativos que la política expansiva de tipos bajos tiene sobre sus balances. “Esto, que supuso un ligero aumento del Euríbor, ha sentado bien en bolsa y es, en el caso europeo, uno de los principales motivos de las alzas” de la semana pasada, explica el portavoz de eToro España.

Sin embargo, otros expertos consultados creen que se trata solamente de un ajuste y desvinculan estas ligeras subidas de la compensación a las entidades por los tipos bajos, al tiempo que creen que es necesario esperar para ver la evolución del índice en los próximos días antes de sacar una conclusión.

Con todo, esta ligera alza en el Euríbor, de mantenerse durante los próximos días, implicaría malas noticias para los hipotecados con un préstamo variable a los que les toque revisión este mes, que se benefician de las bajadas cada vez más pronunciadas del índice. En estos momentos, la media del Euríbor de septiembre es del -0,368%, lo que implicaría un descuento de unos 10 euros mensuales para estos prestatarios.

En todo caso, los titulares de hipotecas referenciadas al Euríbor están viviendo una buena racha en este sentido. El índice lleva tres años y medio en negativo y mes a mes va tocando nuevos mínimos históricos, una situación que los bancos están aprovechando para lanzarse a “una guerra hipotecaria”, como explica Jorge López, analista de XTB.

ALEGRÍA EN BOLSA

Los bancos españoles, que en un principio parecía que iban a vivir una semana tensa en bolsa con la decisión del Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre el IRPH y las descontadas medidas del BCE, cerraron el viernes con fuertes subidas.

Fue especialmente intensa la semana para Sabadell, cuyo valor se apreció un 14% en el conjunto de las cinco sesiones, seguida de cerca por CaixaBank (+12%). Ambas recibieron un fuerte impulso esos días tras los fuertes castigos que venían sufriendo durante el año, con descensos acumulados que han llegado a ser del 30%. Bankinter también aumentó su precio considerablemente en la semana, un 11%, mientras que por detrás se situó el resto de los bancos del Ibex 35: Santander (+8,2%), BBVA (+8,4%) y Bankia (+5%).

Celebraban así no solo que la rebaja de la facilidad de depósito fue menor de la esperada, sino que iban a poder beneficiarse del nuevo sistema de tramos para el pago de la penalización que el BCE les impone por tener exceso de liquidez, aunque España no sea el país más beneficiado por la medida. Desde el próximo 30 de octubre, las entidades tendrán exenta de pago una parte de la liquidez que depositen en la cuenta corriente del BCE.

Concretamente, al banco se le aplicará un interés del 0% sobre el mínimo de sus reservas multiplicado por seis, de forma que solamente tendrá una penalización por la cantidad que exceda de aquella. Eso por el momento, porque la autoridad monetaria ha advertido de que el multiplicador, que será igual para todos los bancos, podrá ser modificado más adelante.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión