ROMA, 8 (EUROPA PRESS)

Telecom Italia contabilizó un beneficio neto de 1.202 millones de euros en los nueve primeros meses de 2019, frente a las pérdidas de 676 millones de euros que registró en el mismo periodo del año pasado, según ha informado la compañía este viernes.

La facturación entre enero y septiembre se contrajo un 4,6%, hasta 13.423 millones de euros. Por áreas geográficas, su negocio principal en Italia alcanzó unos ingresos de 9.986 millones de euros, un 4,5% menos, al tiempo que las de Sparkle, su filial internacional de servicios a empresas, se situaron en 697 millones de euros, un 24,2% menos. La cifra de negocio en Brasil fue de 2.930 millones de euros, un 0,4% más.

Con respecto a los gastos, el coste de los bienes y los servicios fue de 5.237 millones de euros, un 11,1% menos, al tiempo que la masa salarial avanzó en medio punto porcentual, hasta 2.179 millones de euros. El resto de costes operativos se aceleró hasta 1.160 millones de euros, un 28% más.

Solo en el tercer trimestre, el beneficio neto de la firma fue de 404 millones de euros, frente a las pérdidas de 1.283 millones de euros que se registraron en el mismo periodo del año pasado. Los ingresos cayeron un 5,1% en el mismo marco temporal, hasta 4.429 millones de euros.

ACUERDOS CON GOOGLE Y SANTANDER

Además de presentar sus resultados trimestrales, Telecom Italia también ha anunciado sendos acuerdos con Banco Santander y Google para potenciar sus áreas de crédito al consumo y computación en la nube.

Por un lado, la teleco ha decidido crear una empresa conjunta con Santander para financiar a sus clientes. El 51% de la sociedad estará controlada por Santander Consumer Finance, mientras que Telecom Italia ostentará el 49% restante del capital social.

En un primer momento, esta alianza financiará la adquisición de dispositivos móviles, aunque en un futuro también apoyarán otro tipo de créditos al consumo y seguros.

Por otro lado, la teleco ha firmado una "alianza estratégica" con la división de computación en la nube de Google para potenciar esta rama de negocio de Telecom Italia y "acelerar la adopción de la transformación digital en empresas italianas de todos los tamaños".

Como parte del acuerdo, la compañía italiana se ha comprometido a invertir en la creación de nuevos centros de datos, así como a contratar o formar a más de 800 ingenieros de computación en la nube.

"En los próximos años, la computación en la nube y las tecnologías de 'edge computing' representarán los dos mercados clave que más se beneficiarán de los nuevos productos y servicios permitidos por la tecnología 5G", ha subrayado el consejero delegado de Telecom Italia, Luigi Gubitosi.