El desplome de los bancos dispara su rentabilidad por dividendo hasta el 6%-7%

En algunos casos como el de Sabadell el porcentaje se sitúa cerca del 8%

César Vidal
Bolsamania | 13 ago, 2019 06:00 - Actualizado: 08:38
ep sucursalbanco sabadell 20190621114603
Sucursal del banco SabadellEUROPA PRESS - Archivo

BANCO SABADELL

0,755

16:54 20/08/19
-2,53%
-0,02

Los inversores con intereses en los bancos españoles no están nada contentos con su evolución bursátil. Santander, BBVA, Sabadell, CaixaBank, Bankia, Bankinter, Unicaja, Liberbank … ninguno se salva de registrar pérdidas muy destacadas en las últimas jornadas y en lo que va de año.

Y aunque esa caída no gusta a los accionistas que ya estaban dentro de estos valores, el resto de inversores que busca rendimientos atractivos mira con interés la elevada rentabilidad anual por dividendo que han alcanzado muchas de estas entidades.

Por ejemplo, Banco Sabadell se ha desplomado nuevamente hasta marcar mínimos históricos en 0,75 euros, lo cual ha elevado su rentabilidad anual por dividendo hasta el 7,63%. La entidad presidida por Josep Oliú no se muestra preocupada por su evolución bursátil, pero su mal momento en bolsa ha reducido su capitalización hasta 4.300 millones de euros.

Por su parte, Bankia cotiza en niveles de 1,65 euros por acción, lo cual ha hecho que su rentabilidad anual por dividendo haya subido hasta el 6,92%. El banco liderado por José María Goirigolzarri cuenta con los ratios de capital más sólidos del sector bancario español, pero su mala evolución en bolsa es un 'dolor de cabeza' para el Gobierno, que no encuentra una ventana de oportunidad para reducir su participación actual, cercana al 70%. El valor en bolsa de Bankia es de apenas 5.080 millones de euros.

Otro caso interesante es el de CaixaBank, cuyas acciones cotizan en niveles de 2,13 euros, lo cual ha aumentado su rentabilidad anual por dividendo hasta el 6,86%. La entidad presidida por Jordi Gual tiene un valor de mercado de 12.800 millones de euros y es uno de los bancos más recomendados por los analistas. Sin embargo, su dependencia de la evolución de los tipos de interés para aumentar sus beneficios se ha convertido en un auténtico 'Talón de Aquiles' para su cotización.

Mención aparte para los bancos más internacionales. Las acciones de Santander cotizan en 3,57 euros y amenazan con perder el soporte de 3,70 euros, lo cual sería una señal muy bajista por análisis técnico. La entidad presidida por Ana Botín capitaliza 58.100 millones de euros, pero su evolución bursátil en los últimos días ha hecho saltar las alarmas entre sus inversores, ya que acumula una caída superior al 20% desde sus máximos anuales.

Por su parte, BBVA ha bajado hasta 4,31 euros, lo cual ha elevado su rentabilidad anual por dividendo hasta el 6,1%, curiosamente el mismo porcentaje que ofrece Santander a los precios actuales de mercado. En pleno 'escándalo Villarejo', los títulos de la entidad no encuentran catalizadores positivos, lo cual ha reducido su valor en bolsa hasta 28.800 millones de euros.

Dentro del Ibex, también hay que mencionar a Bankinter. La entidad controlada por Jaime Botín y cuya consejera delegada es María Dolores Dancausa ha sido una de las entidades financieras más rentables de los últimos años, pero desde hace más de un año también atraviesa un momento delicado. Sus títulos han bajado hasta 5,53 euros, lo cual ha reducido su valor en bolsa hasta 5.000 millones de euros y ha elevado su rentabilidad anual por dividendo hasta el 5,45%.

Tampoco deben estar nada contentos los accionistas de Unicaja, que se ha desplomado hasta 0,64 euros, lo cual ha reducido su valor de mercado hasta 1.030 millones de euros y ha elevado su rendimiento anual por dividendo hasta el 5,96%. La entidad andaluza no culminó su fusión con Liberbank y está recibiendo un duro correctivo por parte del mercado. Finalmente, Liberbank ha bajado hasta 0,31 euros por acción. Su valor en bolsa es de 969 millones de euros y su rentabilidad por dividendo del 3%.

Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España, ha señalado recientemente la necesidad de que los bancos vigilen sus dividendos para que no pongan en riesgo su solvencia. "Los bancos deben aumentar su solvencia siendo muy discretos con sus dividendos". En su opinión, “las políticas de retribución al accionista deben adecuarse a la necesidades de generación orgánica de capital de cada entidad".

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión