carlostorres
Reuters
5,08€
  • -0,08€
  • -1,14%

BBVA se ha visto obligado a reexpresar sus cuentas de los tres primeros trimestres de 2018 para aplicar la normativa internacional de hiperinflación, dada la situación de Argentina. En consecuencia, ha rebajado su beneficio del año pasado respecto al que comunicó la entidad inicialmente. Esta circunstancia ha hecho que la comparación de las ganancias del primer trimestre con la misma fecha de 2018 sea que el banco gana un 10% menos. Sin esta reexpresión, la caída habría sido del 13%.

La reexpresión de las cuentas de América del Sur y, consecuentemente, de todo el grupo solamente se ha hecho en las de los tres primeros trimestres de 2018. ¿Por qué? Porque la aplicación de la contabilidad por hiperinflación en Argentina se hizo por primera vez en septiembre de 2018, como comunicó la entidad, pero con efectos contables desde el 1 de enero de 2018.

En la presentación de sus resultados del cuarto trimestre y el ejercicio completo, la entidad hizo saber a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que su resultado se vio afectado por la contabilización de la hiperinflación en Argentina con 266 millones de euros, pero su patrimonio neto experimentó un impacto positivo 129 millones de euros al revalorizarse algunos activos.

Al tener efectos contables desde el 1 de enero de 2018, BBVA ha tenido que reexpresar su resultado de los tres primeros trimestres. Así, la nueva cifra implica que BBVA ganó en América del Sur 157 millones de euros en el primer trimestre de 2018, y no 210 millones como comunicó en su momento. El grupo, de esta forma, obtuvo un beneficio de 1.290 millones entre enero y marzo de 2018 y no de 1.340 millones de euros como anunció en abril de ese año, cuando aún no sabía que tendría que reexpresar las cuentas por la hiperinflación de Argentina.

Así, la comparación del beneficio del primer trimestre de este año con el mismo periodo de 2018 arroja una diferencia del 10%, que se ampliaría al 13% si no se hubieran reexpresado las cuentas por Argentina. En todo caso, la caída del beneficio se debe, principalmente, a la necesidad de haber realizado mayores saneamientos en EEUU y Turquía, mercados en los que el beneficio de BBVA cayó un 35% y un 29%, respectivamente.

“Con el fin de que la información del 2019 sea comparable con la del 2018, se procedió a reexpresar las cuentas de resultados y balances de situación de los tres primeros trimestres del 2018 para recoger dichos impactos”, señala la entidad en su informe financiero del primer trimestre del año.

HIPERINFLACIÓN

La hiperinflación de Argentina se convirtió en un problema recurrente para varias compañías del Ibex 35 durante el pasado ejercicio. Empresas como el propio BBVA, Santander, Telefónica, Dia o Naturgy tuvieron que realizar ajustes en sus estados financieros para recoger el impacto de la hiperinflación en el país, que no es más que una subida en el nivel de precios muy rápida y continuada.

Debido a la normativa internacional de contabilidad, las empresas deben ajustar sus resultados y su balance, algo que en el caso de Santander supuso restar 239 millones a su beneficio.

Noticias relacionadas

contador