ep plantaacerinox 20190726102102
Planta de Acerinox.ACERINOX - Archivo
8,70€
  • 0,16€
  • 1,92%

Acerinox está teniendo un mal 2020. "Ha rendido seis puntos por debajo del sector y 14 puntos por debajo de sus competidores", reconocen los analistas de Deutsche Bank. Pero hay lugar para la esperanza. Y estas son las razones que da el banco alemán para invertir a corto plazo en la cotizada del Ibex 35.

"Esperamos que Acerinox mantenga unas sólidas ganancias frente a sus rivales y un fuerte flujo de generación de caja", esperan desde la entidad germana en su último informe con la acerera como protagonista.

"También anticipamos que los precios sigan estables en el mercado estadounidense (especialmente los del níquel, que deberían beneficiar a los clientes más relevantes de Acerinox)", sigue Deutsche. "Los precios en Europa también deberían recuperarse, lo que a su vez debería respaldar la confianza y el rendimiento que emana el título en los próximos trimestres", apostilla el banco.

Los tres clavos del ataúd de Acerinox hasta ahora han sido, a ojos de Deutsche, los siguientes: "un empeoramiento de la demanda y sus perspectivas, las renovadas dificultades para hallar una solución estratégica a su negocio en Malasia y el resultado de las elecciones estadounidenses sumado a la posible salida de Nippon Steel de la compañía.

En este sentido, los expertos del Banco Sabadell ya alertaron a finales del pasado mes de julio que se trataba de una noticia negativa puesto que puede interpretarse como un primer paso para la salida completa de Nippon del capital de la acerera.

LA ACERERA VIENE DE GANAR UN 87% MENOS HASTA JUNIO

Si miramos su aspecto técnico, el analista de Bolsamanía, César Nuez, destacaba en las últimas semanas que era uno de los títulos que acaba de perforar resistencias. Lo cierto es que, más allá del rebote del 6% con el que el grupo celebró sus resultados trimestrales (-87% de beneficio hasta junio), el aspecto del valor no invitaba, este verano, a entrar en el.

Los efectos de la pandemia fueron significativos durante el segundo trimestre, lo que motivó una disminución del 26% de la producción de acería respecto al primer trimestre. Incluso en ese complicado contexto, el EBITDA ajustado y la facturación fueron superiores, un 11% y un 1% respectivamente.

Noticias relacionadas

contador