El mercado augura la misma parálisis política y económica tras el 10N

"Es poco probable que el país tenga un nuevo Gobierno para finales de año"

Virginia Mora
Bolsamania | 19 sep, 2019 06:00 - Actualizado: 11:14
ep el presidente del gobierno en funciones pedro sanchez responde a las preguntas del presidente del
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en el CongresoEduardo Parra - Europa Press

¿Son las elecciones la solución? Esa es la pregunta que más se ha oído después de que el Rey haya decidido no proponer ningún candidato a la investidura, lo que aboca a España a nuevos comicios, los cuartos en menos de cuatro años. Y el mercado tiene clara la respuesta: un 'no' rotundo. De hecho, los expertos no esperan nada de la nueva cita en las urnas que tendrá lugar el próximo 10 de noviembre.

Los pocos analistas que se han detenido a valorar lo sucedido en España coinciden al augurar que el 10N no supondrá ningún cambio porque seguirá la parálisis política, fruto de la enorme fragmentación parlamentaria, y también la parálisis económica en uno de los momentos más delicados, con los tambores de recesión sonando cada vez más fuerte.

"Es probable que las elecciones produzcan resultados similares", comenta Federico Santi, analista de Eurasia, en una nota. Según recoge CNBC, este experto cree que las nuevas elecciones solo servirán para "prolongar la incertidumbre" porque dejarán a España "sin un gobierno plenamente capacitado durante la mayor parte del año 2019". Hay que recordar que Pedro Sánchez y el resto de su gabinete están en funciones desde principios de marzo, cuando se disolvieron las Cortes para la convocatoria de las elecciones que tuvieron lugar el 28 de abril, y si los resultados ahora son similares a los de entonces, cabe esperar arduas negociaciones que podrían alargarse en el tiempo.

Como dice Antonio Barroso, subdirector de investigación de la firma de consultoría Teneo, "en cualquier caso, la formación del Gobierno no sería nada sencilla". De hecho, ha dicho a AFP, dado que la votación tendrá lugar el 10 de noviembre, "es poco probable que el país tenga un nuevo gabinete para finales de año", señala este experto.

Por tanto, con estas previsiones nada halagüeñas sobre la mesa, hay otra duda que se cierne sobre los inversores: ¿afectará esta situación a la economía? Santi cree que es "poco probable" que la falta de un Gobierno totalmente funcional, por sí misma, "socave el panorama económico del país". Aunque lo cierto es que no todos piensan como él.

Y es que, en plena desaceleración, el ajuste fiscal y la reducción de la deuda, que sigue rozando el 100% del PIB, quedarían en el aire si no hay un nuevo Ejecutivo con plenas capacidades para enfrentar los problemas que ya se anticipan en la Eurozona. De hecho, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, afirma que la incertidumbre política "no es buena para la economía" y que si no se resuelve pronto podría terminar por afectar a la evolución económica de España.

La cuarta economía más grande de la zona euro mantiene de momento el tipo, aunque problemas internos como el alto desempleo y externos como la amenaza de Brexit duro y la guerra comercial pueden pasarle una alta factura. Eso, unido al hecho de que sigue sin haber unos Presupuestos Generales del Estado actualizados (ahora están en vigor los de 2018, que fueron prorrogados ante la imposibilidad de aprobar los nuevos PGE, lo que provocó el adelanto electoral del 28A) y que las perspectivas de que haya nuevas cuentas públicas en los próximos meses son escasas, ponen en una difícil situación a España y hace que sea imperativo, como dicen los expertos, la formación de un Gobierno cuanto antes. Algo que, a priori, parece más que difícil.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión