boris-johnson-met-en-garde-l-ue-contre-un-retour-au-blocus-continental

Reino Unido ya tiene nuevo primer ministro. El hasta ahora candidato, Boris Johnson, ha sido nombrado nuevo líder de los ‘tories’ y, por ende, se colocará al frente del Gobierno del país. Los analistas esperan turbulencias políticas desués de que asuma el cargo y que se sucedan las dimisiones de algunos de los miembros del gabinete de la exprimier, Theresa May. La presión sobre la libra está garantizada en medio de la incertidumbre política y bajo la amenaza de un Brexit duro en manos de Johnson, conocido ‘brexiter’.

La moneda tocó mínimos de dos años la pasada semana en los 1,2380 dólares, desde donde ha sido capaz de rebotar hasta los 1,25 dólares. No obstante, encadena tres sesiones de caídas, ante su rival estadounidense y ha recalado este martes en las inmediaciones de los 1,24 dólares, desde donde rebota por encima de los 1,2460 dólares. Frente al euro, en cambio, mantiene gran parte de su recuperación desde su peor cambio en siete meses del 17 de julio. Con todo, el nombramiento de Johnson, por el momento, “no incide en las posibilidades de que se produzca una salida sin acuerdo en octubre”, señala Michael Hewson, analista de CMC Markets. “No hay ni más ni menos opciones de un Brexit desordenado que hace un mes”, prosigue y agrega: “Lo único que ha cambiado es que la fecha límite está más cerca”.

En el corto plazo, el experto augura que la moneda británica se mantenga a la baja ante la oleada de dimisiones que se esperan. Este lunes, presentó su renuncia Alan Duncan como ministro de Relaciones Exteriores. Este martes, ha seguido sus pasos la ministra de Educación Anne Milton y se esperan las del canciller de Finanzas, Philip Hammond , así como el secretario de Justicia, David Gauke. Ambos ministros dejaron en claro que no estaban preparados para adherirse a la política de Johnson sobre el Brexit.

En cualquier caso, “estos ministros habrían sido reemplazados si hubieran conservado sus cargos”, indica Hewson, “por lo que su dimisiones simplemente se adelantan a lo inevitable”, indica. “La reacción de la libra en los mercados de divisas solo sirve para subrayar este hecho”, explica.

Cuando finalmente se confirme el resultado al filo del medio día, el sucesor de Theresa May se enfrentará a la intratable aritmética parlamentaria que frustró los intentos de la exmandataria de impulsar el acuerdo Brexit en de la Cámara de los Comunes. “La única diferencia es que Johnson tendrá que armarse contra los miembros de su partido que quieren evitar un divorcio desordenado a cualquier coste”, argumenta el experto de CMC Markets.

Noticias relacionadas