8.439,700
  • 198,000
  • 2,40%

El Ibex 35 ha bajado un 0,26%, hasta los 8.729 puntos, ante la amenaza de un confinamiento total en Alemania, que está registrando día tras día récords de contagios por coronavirus. Aunque el acuerdo para formar Gobierno en el principal país de la Unión Europea ha contrarrestado en parte esta incertidumbre. Olaf Scholz sucederá así a Angela Merkel en la cancillería germana. El Dax alemán también ha cerrado con ligeras caídas.

Dentro del Ibex, Endesa ha subido ligeramente tras anunciar Enel su Plan Estratégico. La principal novedad es que la matriz italiana ha anticipado a 2040 el cierre de sus plantas de gas, lo que implicará que Endesa cerrará cinco de sus centrales en España para esa fecha.

En el lado negativo, presión bajista en Inditex por el miedo al cierre de sus locales europeos ante la virulencia de la nueva ola de la pandemia en el Viejo Continente.

Además, BBVA ha bajado en medio de la complicada situación en Turquía, que está provocando mínimos históricos jornada tras jornada para la lira turca. Por otro lado, cabe señalar que Aedas y Grenergy han publicado resultados.

Los inversores han encarado así la sesión previa al festivo de Acción de Gracias en EEUU, cuando las bolsas estadounidenses cierran, unas vacaciones que se alargan al viernes, día del Black Friday y en el que las bolsas al otro lado del Atlántico solo están operativas hasta la media sesión (19 hora española).

En el calendario de este miércoles ha figurado como referencia macro principal en Europa el IFO de Alemania del mes de noviembre. El índice de clima empresarial alemán cayó en este mes. Los cuellos de botella en el sector manufacturero y el repunte de las infecciones de Covid-19 enturbiaron las perspectivas de crecimiento de la mayor economía europea.

En Estados Unidos, ha habido un aluvión de datos, entre los que han destacado la ligera revisión al alza del PIB del tercer trimestre hasta el 2,1% y la caída de las peticiones semanales de paro hasta mínimos desde 1969, por debajo de 200.000.

Además, la inflación PCE, que mide la evolución del gasto de los consumidores y es la medida que sigue la Reserva Federal para medir las expectativas sobre los precios, ha repuntado un 5% en tasa general y un 4,1% en tasa subyacente en octubre, complicando aún más la visión 'transitoria' sobre la inflación que aún mantiene el banco central.

Con los mercados europeos ya cerrados, se publicarán las actas de la última reunión del organismo monetario, que también pueden mover el mercado.

En Asia, Japón ha publicado el PMI manufacturero preliminar de noviembre, que ha quedado en 54,2, por encima del previo de 53,2 pero por debajo de la estimación de 54,5. Además, el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda ha subido los tipos por segundo mes consecutivo, hasta el 0,75% desde el 0,5%, tal y como estaba previsto.

Respecto a las actas de la Fed, estos analistas no esperan que ofrezcan demasiadas sorpresas, pero apuntan que podrían servir para conocer las deliberaciones del FOMC sobre el proceso de toma de decisiones a la hora de decidir la cuantía de la reducción inicial.

"Aunque la reducción inicial de las compras de activos era ampliamente esperada -una rebaja mensual inicial de 10.000 millones de dólares en bonos del Tesoro y 5.000 millones de dólares en valores respaldados por hipotecas-, será interesante averiguar cuántos miembros del FOMC querían ir más rápido", añaden estos expertos.

EL MAYOR RIESGO

El mayor riesgo para las bolsas ahora es el resurgimiento de los casos de Covid-19 en Europa, tal y como destacan la mayoría de informes. En el Viejo Continente, las muertes causadas por el virus alcanzarán probablemente los 2,2 millones en marzo de 2022 si se mantiene la tendencia actual, aventura Naeem Aslam, director de análisis de AvaTrade.

"Los casos de Covid-19 en EEUU también van en aumento, y los culpables del repunte son las personas que se niegan a vacunarse, lo que supone una enorme presión para los hospitales. La sexta oleada, hasta ahora, ha afectado gravemente a Michigan, que tiene casi 600 casos por cada 100.000 individuos. Esta cifra debería llamar la atención de las autoridades estadounidenses, ya que triplica la media nacional de casos", explica este experto.

PENDIENTES DE LA LIRA

Este miércoles se ha seguido hablando de la lira turca tras el crash del 14% de la pasada jornada. En un momento dado, un dólar llegó a equivaler a 13,44 liras, superando la resistencia de las 11 liras por dólar. Dicen los expertos que la caída de la lira turca es impactante porque no hace mucho, en 2019, un dólar estadounidense equivalía a 5,6 liras.

La caída del valor de la moneda de curso legal de Turquía se debe a la insistencia del presidente Recep Tayyip Erdogan en mantener bajos los tipos de interés de su nación a pesar de la subida descontrolada de los precios. La subida de los precios en Turquía es de casi el 20%, lo que significa que el poder adquisitivo de los ciudadanos turcos ha caído drásticamente.

El famoso inversor Mark Mobius ha dicho en declaraciones a 'CNBC' que Turquía puede no ser el único país que se enfrente a una crisis monetaria ante las perspectivas de subidas de tipos en EEUU.

OTROS MERCADOS

El euro se cambia a 1,1196 dólares (-0,44%). El petróleo sube ligeramente, hasta los 82,45dólares el Brent y los 78,53 dólares el WTI tras confirmarse la acción coordinada de EEUU y otras potencias para liberar reservas.

El oro y la plata avanzan posiciones de forma moderada, hasta los 1.790 dólares y los 23,56 dólares, respectivamente.

El bitcoin cae un 1,9% (56.508 dólares) y el ethereum un 2,2% (4.272 dólares).

La rentabilidad del bono americano a 10 años se relaja hasta el 1,65% y el rendimiento del bono español a 10 años cae hasta el 0,52%.

Noticias relacionadas

contador