bitcoin etf

Los primeros pasos del fondo cotizado basado en futuros del bitcoin de ProShares en Wall Street han dejado claras tres cosas. Que había apetito por un producto de este tipo, y como prueba hay que remitirse a los "saludables" volúmenes de negociación; que los inversores institucionales no se han acabado de lanzar a la piscina, como evidencia un análisis exhaustivo de los datos; y que el mercado en general ve este producto con buenos ojos, pero lo que realmente espera es que se lance un ETF sobre el precio al contado del bitcoin, según expertos.

El debut del fondo ofreció todo lo que cabía esperar. Con unos volúmenes de negociación de unos 1.000 millones de dólares, según ProShares, se colocó como el segundo nuevo ETF más negociado de la historia, dijo la empresa, citando a 'Bloomberg'. El miércoles, los títulos han subido otro 3%, que se añaden al 4% de su estreno, hasta 43,26 dólares, desde un precio de salida de 40 dólares el título.

Pero lejos de que estas compras se hayan llevado a cabo por operadores institucionales, como se había anticipado por el mercado, la mayor parte del volumen proviene "de los operadores de primera línea legalizados, es decir, los operadores de alta frecuencia (HFT por sus siglas en inglés), y de los minoristas", explica Jeffrey Halley, analista de Oanda. Por contrapartida, el volumen institucional es todavía escaso. Aunque un ETF regulado basado en futuros encaja perfectamente en los mandatos de muchos en el espacio institucional, "sospecho que pueden esperar un tiempo antes de saltar a la piscina", agrega Halley.

Explica este experto el comportamiento de los grandes inversores porque "probablemente quieran ver cómo es la liquidez cuando el bitcoin retroceda agresivamente, como lo hará en algún momento en el futuro". En segundo lugar, como 'Reuters' observó acertadamente, los mercados de futuros del bitcoin operan en una curva de contango. Es decir, los contratos de más larga duración son más caros que los del mes anterior. Eso significa que se pierde dinero pasando los contratos que expiran al nuevo mes de entrada. Probablemente "quieran ver más ordenación con una liquidez decente de dos vías y un contango más superficial", presume Halley.

Por este motivo, el mercado al contado de las criptomonedas no ha experimentado una abrupta prolongación del rally de más del 40% que acumula en octubre. Sino que ha seguido aproximándose pasito a pasito al hito histórico cerca de 65.000 dólares de abril.

"La aprobación de un ETF del bitcoin sin duda impulsa aún más la credibilidad del bitcoin como inversión global. Sin embargo, al estar basado en futuros no aumentará directamente la demanda del bitcoin en sí mismo y, de hecho, existe la posibilidad real de que el lanzamiento sea bajista para la criptomoneda a corto plazo como lo que ocurrió en 2017 cuando los futuros de la más operada de las 'criptos' se lanzaron por primera vez en la Bolsa Mercantil de Chicago", comenta Antony Portno, fundador de Traders of Crypto. El criptoactivo tocó 20.000 dólares tras una subida de un 2.000% en los dos meses previos. Pero después se desencadenó un mercado bajista que duró un año.

Con todo, los inversores del criptoespacio han decidido seguir estirando el rally de la más operada de las monedas digitales hasta un nuevo hito histórico en 67.000 dólares, rebasando claramente la anterior marca en torno a 65.000 del mes de abril, según datos de CoinMarketCap.

"Es una gran noticia, como muchas otras que llegan cada día, como fue también la entrada en el Nasdaq de Coinbase el pasado 14 de abril. O el primer país del mundo que lo adopta como moneda de curso legal, como El Salvador", comenta por su parte Emanuele Giusto Kantfish, autor del libro 'Crypto Jungla'. Sin embargo, "el mundo cripto esperaba la aprobación de un ETF pero no de futuros, sino de 'spot'", agrega el especialista en criptografía.

"Esta no es al mejor idea para entrar en el mundo de las criptomonedas. Es más fácil y ventajoso entrar directamente en un exchange, preferiblemente descentralizado, y comprar bitcoins con un click, pagando una comisión infinitesimal", prosigue. "Es indudable que los fondos facilitan el acceso a los beneficios económicos del mundo cripto para los inversores no muy duchos en la tecnología, pero esto no quiere decir que sea la mejor forma para invertir en criptomonedas", concluye Kantfish.

TRAICIÓN AL CARÁCTER DESCENTRALIZADO DE LAS 'CRIPTOS'

"En el mundo nuevo que se está creando no necesitamos intermediarios", prosigue el escritor. Y analiza que "los fondos cotizados ETF vinculados al bitcoin crean este filtro de control y pagan comisión a los gestores, abogados, administradores, auditores, sociedades intermediarias, todo el mundo tomará una parte de tus beneficios". "De este mundo asumen solo la parte más seca que es la especulación, alejándonos del cambio de mentalidad descentralizada que promueve y que es muy ventajoso bajo el punto de vista financiero y social", lamenta el experto.

"Añadiendo intermediarios, aumentando los costes, disminuyendo los beneficios, se traiciona el carácter descentralizado del mundo 'cripto'. Y, aparte, con este producto no estás comprando realmente bitcoin", sentencia el experto.

Noticias relacionadas

contador