bitcoin ethereum

Los peores miedos de los operadores del mercado de las criptomonedas no se confirmaron este miércoles, pese a que la decisión de política monetaria de la Reserva Federal de EEUU cumplió exactamente con lo previsto por el consenso de analistas. El banco central más poderoso del mundo ha duplicado el 'tapering' y prevé ahora tras subidas de tipos en 2022. Todo porque el riesgo de que la inflación "sea más persistente" es ahora "real", según el presidente de la Fed, Jerome Powell. Pero el bitcoin, el ethereum y la mayoría de 'altcoins' dejaron ver un rebote que, aunque modesto, dio la razón a quienes proclamaban que los criptoactivos ya habían descontado el movimiento del supervisor monetario tras sus recientes caídas.

  • 24.072,760$
  • -0,84%
  • 1.894,690$
  • -0,68%

Con el bitcoin un 33% por debajo de sus máximos históricos de noviembre, la reina de las monedas digitales no está fuera de peligro todavía, ya que los bajistas dejan notar su garra en el corto plazo. Pero el comportamiento del mercado de las 'criptos' parece dar la razón a quienes habían avisado de que hemos asistido a un movimiento "sell the rumor, buy the news", con subidas este miércoles por encima de los 49.000 dólares. Con todo, el cierre por debajo de 47.000 dólares lanza una señal de alerta, ya que este nivel de precios se ha convertido en una auténtica línea de flotación para el bitcoin, que debe mantener si tiene la más mínima intención de protagonizar un rally de Navidad.

El ligero sesgo bajista que ha mantenido el más operado de los tokens digitales persiste, en palabras de Craig Erlam, analista de Onada, "ya que le cuesta generar un impulso por encima de los 50.000 dólares". "A principios de esta semana cayó por debajo de los 47.000 dólares, pero rápidamente volvió a recuperarse", comenta, y agrega: "Supongo que pronto veremos si el bitcoin puede esperar un rally de Santa Claus".

En cuanto al ethereum, se halla batallando con los 4.000 dólares, un nivel de precios que actuó como soporte anteriormente y que ahora es una formidable resistencia. Si bien la criptomoneda número dos dejo máximos este miércoles por encima de este nivel e insiste en sus intentos de superarlo. El panorama técnico del ether -la unidad nativa de la red Ethereum- sugiere que el precio se halla encapsulado en un rango que va entre esta resistencia y los 3.660 dólares, en números redondos, con un mínimo del 4 de diciembre a las puertas de 3.500 dólares, barrera que los analistas de IG Markets avisan que debe sostener para evitar más caídas.

En cuanto al resto de 'altcoins' mantienen el verde este jueves tras el rebote protagonizado por la mayoría de tokens tras la Fed. En especial, tokens como la solana o el avalanche dejan alzas notables, mientras el dogecoin vuelve al rojo tras elevarse más de un 15% la jornada pasada, gracias a las declaraciones del CEO de Tesla, Elon Musk, de que aceptará el 'crptomeme' como medio de pago. La capitalización total vuelve por encima de los 2,2 billones de dólares.

Sin embargo, en el mercado sobrevuelan otras preocupaciones. Por un lado está la reiterada negativa de la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU (SEC por sus siglas en inglés) de EEUU de aprobar un fondo cotizado (ETF) basado en el bitcoin físico. En concreto, las razones de regulador de los mercados estadounidense para rechazar el fondo de VanEck en noviembre cogió a algunos inversores por sorpresa, ya que citó la incapacidad de evitar la manipulación del mercado de las criptos debido a las plataformas de compraventa no reguladas y el gran volumen de comercio basado en la 'stablecoin' de Tether (USDT).

Por otra parte, las recientes caídas coinciden con los miedos más globales del mercado sobre los desarrollos de la pandemia, especialmente tras la aparición de la variante Ómicron del Covid. Por último, según menciona 'CoinTelegraph', los bajistas que se apilan en el mercado de derivados tienen el control de 755 millones de dólares de opciones en el bitcoin, que expiran este viernes, mientras el precio siga por debajo de 48.000 dólares.

Pero otras señales técnicas y el comportamiento de las ballenas, que parecen estar comprando activamente y entrando en el mercado en estos precios, da alas a las esperanzas de que se pueda ver otra carrera alcista antes de que acabe el año, tal como señala el analista Michaël van de Poppe en su cuenta de Twitter.

Es más, el mismo analista publicó, poco después, "el miedo retrocede poco a poco ya que no ha trascendido nada importante de la reunión de la Fed".

En términos de muy corto plazo el bitcoin tiene un soporte a la vuelta de la esquina en los mínimos de la semana pasada (47.215 dólares) y resistencia en los máximos de la misma (52.195). "Y todo lo anterior dentro de una clara tendencia alcista de fondo, de largo plazo, que no se ha visto amenazada lo más mínimo. Ahora bien, a diferencia de otros momentos de mercado no se observa ninguna potencial pauta más o menos clara", concluye José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía.

Noticias relacionadas

contador