bitcoin grafica recurso
Bitcoin.frimufilms/Freepik
69.351,604$
  • 2.010,837$
  • 2,99%

Las criptomonedas comienzan con buen tono la última sesión de una semana que, salvo sorpresa, terminarán con saldo negativo. El bitcoin (BTC) sube con mucha fuerza y alcanza los 64.500 dólares tras poner en peligro los 59.000 dólares durante la madrugada. El ethereum (ETH) sigue sus pasos y trata de conquistar los 3.100 dólares tras perder los 2.900 dólares durante la sesión asiática.

El resto de 'altcoins' también se han animado gracias al impulso del bitcoin. Destacan las alzas de casi el 10% en la solana (SOL) y el repunte de más del 15% de toncoin (TON). Otros activos digitales como dogecoin (DOGE), cardano (ADA), avalanche (AVAX) o shiba inu (SHIB) suben entre un 3% y un 6%. De las grandes criptos, XRP es la que menos se mueve.

Esta recuperación se produce después del ataque de Israel a Irán, que ha provocado una caída general en todos los mercados bursátiles. La respuesta llega unos cinco días después del ataque de Teherán en suelo israelí y ha tenido como objetivo la ciudad de Ifashán, el corazón del programa nuclear iraní situado en el centro del país, aunque no habría causado daños humanos ni materiales. Los inversores temen una represalia de Irán, que, por el momento, no se ha pronunciado; según informa 'Al Jazeera', las autoridades iraníes están restando importancia a la naturaleza del ataque.

En este contexto llega el bitcoin al día del esperado 'halving', momento en el que se reducirán a la mitad las recompensas por cada bloque minado. El sentimiento es bastante mixto, como muestra el Índice de Miedo y Codicia Cripto ('Crypto Fear & Greed Index', en inglés), que ha caído más de 10 puntos en los últimos días, aunque se sigue indicando una situación de "codicia". Esta lectura puede ser interpretada como que el mercado está interesado en los activos digitales, ya que podrían subir en las próximas jornadas; no obstante, una lectura de "extrema codicia" suele indicar que las criptos podrían sufrir una importante corrección.

Lo cierto es que el interés de los inversores parece estar ahí, al menos en el caso del bitcoin, ya que su tasa de dominio (peso relativo respecto a la capitalización total del mercado) ha aumentado en los últimos días hasta situarse en estos momentos por encima del 55%, la más alta de los últimos meses.

Pese a ello, no parece haber consenso sobre el efecto que tendrá este cuarto 'halving' en los precios de la criptomoneda reina y en el mercado en su conjunto. Tradicionalmente, este evento ha sido considerado alcista, ya que ha coincidido con ciclos de fuertes subidas en las semanas previas y posteriores a su compleción. Sin embargo, en esta ocasión los analistas creen que factores como el efecto de los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) de BTC al contado han adelantado gran parte de este ciclo alcista, mientras que otros opinan que la situación global es tan distinta a las pasadas que es imposible utilizar las anteriores reducciones a la mitad como referencia.

Para Markus Thielen, fundador de 10x Research, este evento claramente no provocará subidas en el bitcoin y, de hecho, podría traer justo lo contrario debido a que no cumplirá con las expectativas del mercado. Según este experto, las pocas entradas netas en los ETF de BTC al contado son una señal inequívoca de que no habrá un gran repunte de los precios una vez se complete este proceso. "Creo que gran parte del repunte del bitcoin se basa en expectativas erróneas. Creo que lo que es realmente crucial es que estos flujos de ETF no se detuvieron de la nada, se detuvieron alrededor del 12 de marzo, cuando salieron la lectura de inflación y el Índice de Precios a la Producción", explica.

En estos momentos, el mercado valora menos de tres recortes de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal (Fed), menos de los pronosticados por el banco central en marzo y por el propio consenso a inicios de año. De igual modo, Thielen señala que el contexto macroeconómico actual de inflación elevada y altos tipos de interés es muy distinto al de los anteriores 'halvings', razón de más para pensar que no habrá grandes subidas. "Ya no tenemos los motores que hicieron subir los precios de 40.000 a 70.000 dólares. Los inversores en activos tradicionales ya no pican", sentencia.

Noticias relacionadas

contador