ep archivo   bitcoin 20240108111705
Bitcoin.BSM.UPF.EDU - Archivo
68.138,582$
  • 730,726$
  • 1,08%

El mercado de las criptomonedas se prepara para uno de los grandes eventos de este año: el 'halving' de Bitcoin (BTC). Este proceso, que debería completarse este viernes 19 de abril por cuarta vez en la historia, es uno de los acontecimientos más anticipados por los inversores desde hace meses, pero cobra especial importancia en un momento en el que el criptoactivo rey se ha visto muy afectado por el repunte de la inflación en EEUU y la creciente tensión geopolítica en Oriente Medio.

Históricamente, este evento ha coincidido con ciclos de subidas destacadas en el precio del bitcoin. Un año después del primer 'halving', el bitcoin pasó de 12 dólares a casi 1.000 dólares. Tras el segundo, repuntó hasta los 2.550 dólares. Con el tercero, bitcoin cotizaba a 8.700 dólares y alcanzó un máximo de 19.700 dólares en diciembre de 2020.

No obstante, en esta ocasión hay más dudas sobre qué podría pasar. Los expertos se debaten entre aquellos que creen que la criptomoneda reina repetirá el patrón histórico y se elevará hasta nuevos máximos y aquellos que opinan que el efecto del 'halving' ya está completamente descontado y que por delante solo hay caídas en el horizonte.

GOLDMAN SACHS, NEGATIVO

Unos de los más negativos con las perspectivas del bitcoin es Goldman Sachs. El equipo de Renta Fija, Divisas y Materias Primas (FICC, por sus siglas en inglés) del gigante bancario estadounidense cree que "hay que ser cautos a la hora de extrapolar los ciclos anteriores y el impacto de la reducción a la mitad, dadas las respectivas condiciones macroeconómicas imperantes".

El banco de inversión neoyorquino destaca que, en anteriores 'halvings', la inflación no solo era sensiblemente más baja, sino que los tipos de interés estaban estancados en cero o por debajo de cero en la mayoría de las economías desarrolladas, lo que sirvió como catalizador para la inversión en activos de riesgo como las criptomonedas. En otras palabras: el contexto no es favorable para el riesgo. Y podría seguir sin serlo durante un tiempo.

Como decimos, la última lectura de inflación en EEUU ha dibujado una Reserva Federal (Fed) muy distinta a la esperada hace tan solo un mes. Según datos de la herramienta FedWatch, el consenso espera ahora menos de los tres recortes anticipados en marzo y que los 6 que preveía a comienzos de año. "Con el mercado de bonos proyectando ahora menos de tres recortes (de los tipos de interés) y los rendimientos del Tesoro a 10 años superando el 4,50%, podemos haber llegado a un punto de inflexión crucial para los activos de riesgo", apunta Markus Thielen, analista y cofundador de 10x Research, quien también se ha mostrado muy negativo con el futuro del bitcoin y otros activos de riesgo.

En este sentido, algunos expertos destacan que los últimos acontecimientos han puesto de manifiesto que el bitcoin todavía está algo lejos de ser el "oro digital". Manuel Villegas, analista experto en activos digitales del banco suizo Julius Baer, subraya que el comportamiento de los activos digitales "sigue mayoritariamente el de los activos de riesgo", ya que no tardaron en experimentar una caída del 12% tras el ataque de Irán a Israel. "Aunque el bitcoin comparte algunas cualidades con el oro, este último sigue siendo el activo de riesgo, y los precios del oro se mantuvieron altos en medio de la reciente tensión, mientras que los precios del BTC retrocedieron", explica, al tiempo que destaca que la volatilidad "se ha disparado" como consecuencia de los últimos acontecimientos.

Para este analista, es "poco probable" que el 'halving' tenga efectos inmediatos en los precios y se decanta por una desaceleración del crecimiento de la oferta que se deje sentir a lo largo de los próximos meses. "Una menor rentabilidad de los mineros podría llevar a una mayor necesidad de vender más tokens para cubrir costes, especialmente con la reducción a la mitad a la vuelta de la esquina. Además, las perspectivas de la demanda no son tan sólidas como a principios de marzo: los flujos netos hacia los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) de BTC al contado en EEUU han disminuido considerablemente y la media móvil de 20 días se encuentra ahora en la marca de los 20 millones de dólares", detalla Villegas.

Por otro lado, el analista de Julius Baer destaca que el interés abierto agregado, tanto para los contratos perpetuos como para los vencidos, se mantiene en máximos históricos, alcanzando casi 33.000 millones de dólares. "El sesgo alcista es caro para las posiciones largas especulativas, ya que las tasas de financiación son relativamente altas y deben pagarse cada ocho horas. Por lo tanto, los movimientos laterales de los precios se traducen en pérdidas realizadas para los alcistas", señala.

"Es probable que las cifras macroeconómicas de EEUU sigan moviendo los mercados, y las expectativas inflacionistas sobre recortes menores y más tardíos de los tipos de interés podrían añadir más presión. La infancia de esta clase de activos hace que su crecimiento dependa del capital de los inversores, y los costes de oportunidad son elevados. No hay que descartar nuevas presiones sobre los precios a corto plazo", sentencia.

RAZONES PARA EL OPTIMISMO

No obstante, no todo es negatividad. Según Goldman Sachs, la reducción a la mitad es un "recordatorio psicológico a los inversores de la oferta limitada de bitcoins". Además, agregan, las perspectivas a medio plazo no dependen en exceso del efecto inmediato que tenga el 'halving', sino de la aceptación de los ETF y no parece estar bajo peligro.

"El hecho de que la reducción a la mitad de BTC se convierta en un evento de 'compra el rumor, vende la noticia' es posiblemente menos impactante en las perspectivas a medio plazo de BTC, ya que el rendimiento de la criptomoneda probablemente seguirá siendo impulsado por la mencionada dinámica de oferta-demanda y la continua demanda de ETFs de BTC, que combinada con la naturaleza autorreflexiva de los mercados de criptomonedas es el principal determinante de la acción del precio al contado", apuntan.

En este sentido, Chris Gannatti, director global de investigación de WisdomTree, señala que un factor clave para defender la postura alcista de la firma estadounidense es la "certeza" del suministro de bitcoin: habrá 21 millones de bitcoins, ni uno más y no habrá nada que pueda cambiar eso. Esto, apuntan, contrasta directamente con los sistemas de moneda fiduciaria, en los que los gobiernos pueden decidir imprimir más billetes de forma ilimitada, y es la gran fortaleza que explica por qué el precio seguirá subiendo siempre que se mantenga una demanda que han impulsado los ETF al contado. Y los datos parecen avalar esta tesis.

Según WisdomTree, en los dos meses desde su aprobación, el flujo neto diario de BTC en ETFs está "absolutamente sesgado" hacia "el extremo positivo" del espectro; además, cabe señalar que todavía hay muchos inversores que trabajan en empresas en las que la supervisión interna aún no ha emitido autorizaciones generales para utilizar estos productos de forma generalizada, pero se espera que esta situación cambie en el futuro próximo. De igual modo, la compra de bitcoins por parte de los ETFs ha superado la creación de nuevos bitcoins durante este periodo concreto en aproximadamente 130.000 unidades. "Puede que no siempre sea así, pero es importante señalar que el valor global del mercado de bitcoins supera ahora mismo el billón de dólares", agrega Ganatti.

Por otro lado, este analista subraya que hay "grandes volúmenes" de bitcoin que no se negocian con frecuencia elevada. En concreto, analizando las transacciones en la cadena de bloques, WisdomTree señala que apenas un porcentaje cercano al 30% de los bitcoins han circulado "realmente" por los monederos en el último año: la llamada oferta activa. Esto significa, agregan, que casi el 70% de la oferta ha estado inactiva durante este periodo. Por tanto, si esto indica que la inversión en bitcoin como depósito de valor a largo plazo u "oro digital" está empezando a afianzarse, puede ser una señal de que esta oferta latente de bitcoins "no está en venta".

"Mientras los inversores siguen buscando y perfeccionando mejores formas de desarrollar objetivos de precios, nosotros encontramos más informativo considerar la oferta y la demanda. Si el bitcoin es realmente 'oro digital', adoptar este enfoque tiene sentido. En estos momentos, parece que la demanda de ETFs es elevada y que los monederos conservan su bitcoin durante más tiempo. Sin embargo, también sabemos que se acerca la reducción a la mitad, lo que reducirá las nuevas emisiones. Cada uno de estos puntos conduce a una oferta más ajustada y a un aumento potencial de la demanda gracias a la facilidad de acceso por los ETFs. Si la ola de adopción mundial continúa, todo apunta a otro ciclo de reducción a la mitad con un sólido rendimiento", sentencia Ganatti.

Noticias relacionadas

contador