Manual de chartismo: Capítulo 19

¿QUÉ ES UN TRIÁNGULO INVERTIDO?

Se trata de una figura abierta difícil de detectar, que surge tras una serie de tres o más oscilaciones, cada vez más amplias, de la cotización. Una vez formada suele ir seguida de una ruptura violenta hacia arriba o hacia abajo, acompañada además de un gran volumen. En realidad, es como si se tratase de una formación triangular, solo que con una característica especial: el vértice se forma al principio y las cotizaciones van marcando máximos cada vez mas altos y mínimos cada vez más bajos.

En este tipo de figuras es difícil detectar una señal de ruptura, ya que es bastante difícil dibujar las líneas que forman la figura, y consecuentemente detectar la rotura de la misma. Se considera que habitualmente que los triángulos invertidos (como el resto de formaciones triangulares), son figuras de confirmación de tendencia, es decir que si el triángulo invertido se ha estado formando dentro de una tendencia alcista, una vez se haya acabado de formar seguirá subiendo, mientras que si se formaba dentro de una tendencia bajista acabara bajando. Pero en algunas ocasiones determinadas marcan un cambio de tendencia, por lo que es mejor esperar a que rompa el soporte o la resistencia para seguir la tendencia que marca la rotura de una de las líneas que definen la figura.

¿QUÉ IMPORTANCIA TIENE LA COTIZACIÓN DE CIERRE?

Según la Teoría de Dow, que es la teoría en la que se basa el chartismo, la cotización de cierre es el dato más importante que se da a lo largo de una sesión del mercado, y corresponde al ultimo precio alcanzado en la sesión. La cotización de cierre es la que publican habitualmente los medios de comunicación no especializados, y se puede decir que la cotización de cierre es algo así como el resumen de lo que ha pasado a lo largo de la sesión.

Cuando se trata de valorar un máximo o minino de la curva de cotizaciones para ver si son o no significativos, se estudia la relación de la cotización de cierre con los máximos o mínimos de la curva de cotizaciones. De esta forma cuando la cotización de cierre, se posiciona en el alto o se posiciona en el bajo, dicho alto o bajo de la curva de cotizaciones cobra especial importancia, ya que indica que no se trata de valores extremos alcanzados por casualidad, sino más bien de un precio de consenso al que se ha ajustado el mercado después de toda una sesión de negociación. Por lo demás la cotización de cierre indica donde han quedado las posiciones para la apertura del día siguiente de negociación. Es muy posible que si la cotización de cierre se produce en el alto de las cotizaciones, la apertura de la sesión siguiente sea al alza. Por el contrario si la cotización de cierre ha tenido lugar en un bajo, es probable que la siguiente sesión se inicie a la baja.

Pero aparte de la importancia capital de la cotización de cierre con respecto al resto de cotizaciones de la sesión (cotización de apertura, máxima y mínima), también se deben considerar las cotizaciones máxima y mínima de la sesión con relación a las demás cotizaciones máximas y mínimas de la curva de cotizaciones. Por ejemplo, si en el transcurso de una sesión la cotización máxima es notoriamente superior al de las sesiones anteriores, eso significa que puede tratarse del principio de un cambio de tendencia. De forma similar, si el cierre esta cercano al máximo y en los días posteriores el precio vuelve a alcanzar nuevos altos, estamos ante un movimiento alcista. Sin embargo, en el caso de que a lo largo de las sesiones siguientes los altos vuelvan a estar en los niveles de los días anteriores y se presenta un alto que se sitúa netamente por encima que le rodean, este alto se debe considerar como un nivel provisional de resistencia, siendo lo más probable que se trata de un limite de las cotizaciones que el mercado esta temporalmente dispuesto a aceptar.

¿QUÉ ES UNA TAZA CON ASA?

Es una variación del doble suelo en el que el primer valle es muy grande y el segundo es mas pequeño y menos profundo, formando una figura que se asemeja al perfil de una taza y su correspondiente asa. Son formaciones que indican un cambio en la tendencia, generalmente primaria. La figura no esta completada hasta que la curva de cotizaciones, después de formar el asa, supera el nivel del borde de la taza.

La figura se puede dividir en dos fases: la formación de la taza y la formación de la asa. La primera fase o formación de la taza, se caracteriza por una caída de la curva de cotizaciones con un volumen muy reducido hasta que llega al fondo de la figura, y después de un periodo mas o menos largo de desplazamiento casi horizontal de las cotizaciones, viene el movimiento alcista con un incremento progresivo del volumen de negociación, el cual alcanza los niveles máximos cuando la curva de cotizaciones llega también al máximo, definiendo el borde de la taza. En la fase segunda se forma la asa, con una leve caída de las cotizaciones y de nuevo con un volumen mínimo. En este punto los inversores comienzan a tomar conciencia del potencial alcista de estos títulos, y empiezan a presionar con sus ordenes de compra hasta que la curva de cotizaciones vuelve a encontrarse con la línea de resistencia formada por el borde de la taza. En esta fase el volumen se incrementa mucho, pues los vendedores sacan todo su papel ante el aumento de las ordenes de compra. Finalmente si el dinero sigue presionando, se agota el papel y con un fuerte volumen se rompe la línea de resistencia formada por el borde de la taza, y la figura esta completada.

Por ejemplo, CAF, esta formando una amplia taza con asa, pero la cotización todavía no ha podido superar la resistencia del borde de la taza, en las 7.200 Ptas.