Manual de chartismo: Capítulo 22

¿QUE ES ESTAR EN CAíDA LIBRE?

El análisis chartista, además de fijar la tendencia alcista o bajista de las cotizaciones, siempre se intenta fijar los objetivos al alza o a la baja de dicha tendencia, es decir el nivel al que llegaran las cotizaciones cuando se agote la tendencia total o parcialmente. Muchas figuras chartistas fijan sus propios objetivos en función de la forma y del tamaño de la figura que se ha formado, pero el sistema mas extendido y a la vez más fiable es confirmar dichas proyecciones con antiguos niveles de resistencia o de soporte. Es decir cuando se rompe una soporte, se buscan en el chart los niveles históricos de resistencia o antiguos soportes, para fijar con exactitud el nivel del nuevo objetivo a la baja de la cotización. Pero cuando la cotización ha caído por debajo de sus mínimos históricos, desaparecen los anteriores niveles de referencia (pues todos están por encima de los mínimos), y consecuentemente se considera que la cotización esta en caída libre.

Es decir, estar en caída libre, quiere decir que la cotización se mueve en una zona en la que no existen resistencias o soportes históricos pero en ningún momento pretende clasificar esta caída como excepcional o prolongada, pues una caída libre puede durar pocas sesiones y ser poco profunda. En el caso contrario, cuando se rompe una resistencia, y la cotización sube por encima de sus máximos históricos, se dice que la cotización esta en subida libre.

¿CÓMO SE CALCULAN LAS DIFERENTES MEDIAS MÓVILES?

En los mercados financieros, la presión compradora o vendedora es trasmitida directamente a las cotizaciones, motivo por el cual están constantemente sometidas a variaciones bruscas. Estas variaciones son las que determinan la volatilidad de cada valor, o del mercado en su conjunto. Estos movimientos pueden llegar a dificultar la valoración de la verdadera tendencia (alcista o bajista) de un valor o de un mercado. Para facilitar la determinación de la verdadera tendencia a corto, medio y largo plazo se usan las medias móviles, las cuales suavizan los movimientos de las cotizaciones y marcan las tendencias de la curva de cotizaciones. Las medias móviles no son mas que un promedio matemático que suaviza la curva de cotizaciones y se convierte a su vez en una nueva línea de tendencia. Se pueden usar varias formulas matemáticas para calcular las medias móviles, obteniéndose según la formula matemática de calculo, medias móviles aritméticas simples, ponderadas y exponenciales.

En las medias móviles aritméticas simples todas las cotizaciones del periodo considerado para el calculo de la media, tienen la misma consideración. Son una media aritmética (suma de las cotizaciones divididas por el numero de sesiones), con la característica de que en cada nueva sesión se elimina la primera sesión de la serie en el calculo y se añade la ultima sesión El principal inconveniente de las medias aritméticas es que al considerar de la misma forma las primeras cotizaciones y las mas recientes, las señales a menudo se retrasan, debido a que la información más relevante en relación con el cambio de tendencia de la curva de cotizaciones, esta en las ultimas cotizaciones.

En las medias móviles ponderadas, se confiere mayor importancia a loas ultimas cotizaciones. De esta forma se intenta superar los inconvenientes de las medias aritméticas simples. Ambas son medias aritméticas, pero en la primera todas las cotizaciones tienen el mismo peso, y en la segunda las cotizaciones recientes tienen mas peso. Para obtener una media móvil ponderada se suelen usar dos métodos. El primero de ellos consiste en considerar mas de una vez las ultimas cotizaciones. Por ejemplo, la ultima y la penúltima cotización se toman dos veces. El segundo método consiste en multiplicar las ultimas cotizaciones por un factor multiplicador o factor de ponderación (por ejemplo, por dos). De esta forma los últimos valores tendrán mas peso en el calculo de la media móvil. En las medias móviles exponenciales también priman las cotizaciones mas recientes. Para calcularlas se utiliza un factor de corrección que se calcula dividiendo por dos por el numero de sesiones que componen el periodo de la media móvil. Por ejemplo para una media móvil de diez sesiones el factor de corrección seria 2/10=0,2 y para una media móvil de doscientas sesiones el factor seria 2/200=0,01. Seguidamente para calcular la media móvil exponencial se multiplica el factor de corrección por la diferencia entre la cotización y la ultima media. En realidad, actualmente todos los programas de análisis chartista por ordenador contienen estas funciones y no es necesario conocer las formulas de calculo.

Las medias móviles exponenciales tienen algunas ventajas con relación a las medias móviles aritméticas simples o ponderadas, pues la media móvil exponencial reduce progresivamente la influencia de las cotizaciones mas alejadas en el tiempo a medida que van transcurriendo las sesiones. Pero sin duda las medias móviles más empleada siguen siendo las medias móviles aritméticas simples, hasta el punto que cuando se habla de medias móviles en general, siempre se refiere a las medias móviles aritméticas simples.

En la realidad, las diferencias practicas, al usar uno u otro tipo de media móvil son mínimas. Por ejemplo, en Radiotrónica (ver chart), si se toma el corte de la cotización con la media móvil de las ultimas 70 sesiones como señal de compra o de venta a medio plazo, se observa que a finales de abril, las tres medias móviles (aritmética simple, ponderada y exponencial) dieron señal de compra al unísono. A la hora de vender, las media aritmética simple y la exponencial prácticamente coinciden, mientras que la ponderada se mantiene unas trescientas pesetas por encima.