ep francisco riberas presidente ejecutivo de gestamp
Francisco Riberas, presidente ejecutivo de GestampGESTAMP - Archivo
4,52€
  • 0,01€
  • 0,22%

El presidente ejecutivo de Gestamp, Francisco Riberas, obtuvo una retribución de 579.000 euros en 2020, lo que supone un 40,5% menos que los 974.000 euros que ganó un año antes. Esto ocurre, tal y como notificó la compañía en un documento presentado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), por el que anunciaban a mediados del mes de abril que el presidente se bajaría un 50% el sueldo por la crisis del coronavirus.

La compañía de automoción ha tenido que tomar medidas "drásticas" con el fin de garantizar un fututo a la empresa, muy afectada por la pandemia. En una carta abierta a los empleados, el directivo indicó durante la primera ola de la pandemia en España que ante la coyuntura vivida, Gestamp tendría que implementar un "plan de acción inmediato" con el objetivo de preservar las operaciones y las relaciones con los clientes.

Junto a la reducción salarial del presidente ejecutivo, también lo han hecho el vicepresidente dominical, Juan María Riberas Mera, que ingresó 81.000 euros el año pasado, casi un 15% menos que los 95.000 euros que ganó en 2019, y Francisco López Peña, consejero ejecutivo, ganó 724.000 euros, un 9% menos.

En total, el conjunto del consejo de administración de Gestamp se embolsó 2,09 millones de euros durante el año pasado, un 20,8% menos que los 2,64 millones de euros que percibieron todos los directivos de la empresa en 2019. Todo ello en un año en el que el fabricante de componentes para automóviles registró unas pérdidas netas de 71 millones de euros a causa de la pandemia del coronavirus, en comparación con las ganancias de 212 millones de un año antes.

En el conjunto del ejercicio pasado, la compañía contabilizó una cifra de negocio de 7.456 millones de euros, lo que supone una disminución del 17,8% en la comparativa con los 9.065 millones de euros que ingresó en el año anterior.

Noticias relacionadas

contador