ep archivo   el ceo de repsol josu jon imaz
El CEO de Repsol, Josu Jon Imaz.REPSOL - Archivo
10,102€
  • 0,082€
  • 0,82%

El resultado neto de Repsol ascendió a 1.939 millones de euros entre enero y septiembre de 2021, superior al obtenido en el mismo periodo de 2019 (1.466 millones de euros), último año antes de la crisis del Covid-19. En los primeros nueve meses de 2020, Repsol registró unas pérdidas de 2.578 millones de euros.

El resultado neto ajustado, que mide el desempeño de los negocios, se situó en 1.582 millones de euros (1.637 millones en 2019), con números positivos en todos los segmentos. La petrolera subraya que en el tercer trimestre ha batido al consenso de los analistas financieros.

Repsol ha explicado que las medidas definidas en el Plan Estratégico 2021-2025, junto con "una gestión orientada a la eficiencia", le permitieron "capturar el máximo valor posible y volver a la senda de los resultados previos a la pandemia, en un contexto en el que se observó una clara recuperación de los precios de las materias primas. En paralelo, avanzó con firmeza para lograr sus objetivos de descarbonización, que reforzó con nuevas metas más ambiciosas que marcarán su transformación hacia la neutralidad en carbono en el año 2050".

Este desempeño y la generación de caja derivada del escenario de mayores precios de las materias primas han llevado al Consejo de Administración a proponer a la próxima Junta General Ordinaria de Accionistas una mejora del dividendo en efectivo de un 5%, hasta los 0,63 euros por acción, y una reducción del capital social de 75 millones de acciones, equivalente al 4,9% del capital actual de la compañía.

Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol, ha declarado que están logrando "recuperar la senda de resultados previa a la pandemia, impulsados por nuestra gestión eficiente y la ejecución del Plan Estratégico, a la vez que avanzamos con firmeza en nuestra transformación para ser neutros en carbono en 2050”.

En lo que se refiere a los precios del crudo y del gas, volvieron en los primeros nueve meses del año a niveles previos a la pandemia, con el Brent cotizando a una media de 67,9 dólares por barril y el Henry Hub, a 3,2 dólares por MBtu.

Todos los segmentos consiguieron cifras positivas en sus resultados, destacando Exploración y Producción, particularmente influido por la senda alcista de los precios de las materias primas. El área de Química continuó con el desempeño "excepcional" observado en trimestres anteriores, Renovables incrementó su contribución al grupo, y los negocios de Movilidad y Aviación mejoraron su comportamiento tras dejar atrás parte de las restricciones a la movilidad derivadas de la crisis sanitaria.

La compañía también logró en todos sus segmentos de negocio un flujo de caja operativo positivo, que ascendió a 3.371 millones de euros, y un flujo de caja libre, también positivo en todos sus segmentos, que sumó 1.855 millones. Además, entre enero y septiembre de 2021, Repsol redujo su deuda neta un 9% (642 millones de euros), desde los niveles de diciembre pasado, hasta situarla en 6.136 millones. Por su parte, la liquidez se cifró en 9.948 millones de euros, lo que representa 2,57 veces los vencimientos a corto plazo.

Tras el cierre del trimestre, Repsol actualizó sus planes para acelerar su transición energética, con un incremento de 1.000 millones de euros, hasta el año 2025, en las inversiones destinadas a aumentar la generación eléctrica renovable y la producción de hidrógeno libre de emisiones, e impulsar otras iniciativas bajas en carbono.

Asimismo, cabe destacar que el Consejo de Administración tomó conocimiento, en su reunión de este jueves, de la renuncia presentada por José Manuel Loureda Mantiñán a su cargo de consejero y, en consecuencia, de vocal de las Comisiones de Retribuciones y de Sostenibilidad.

ÁREAS DE NEGOCIO

El área de Exploración y Producción obtuvo un resultado de 1.063 millones de euros entre enero y septiembre de 2021, con el que superó el resultado neutro del mismo periodo del ejercicio anterior y también los 864 millones de 2019. La compañía ha explicado que el área se impulsó a partir de su eficiencia y la optimización de sus operaciones y costes, que permitieron obtener el mayor valor posible del incremento de los precios de las materias primas de referencia internacional.

El área Industrial alcanzó un resultado de 339 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 48% superior a los 229 millones del mismo periodo de 2020. El negocio de Química tuvo un desempeño "excepcional", mientras que, por su parte, Refino siguió viéndose impactado por los efectos de la pandemia y por paradas realizadas para adecuar las operaciones al entorno de baja demanda y márgenes.

El área de Comercial y Renovables alcanzó un resultado de 397 millones de euros, un 20% por encima de los 332 millones del mismo periodo del ejercicio anterior. Las áreas de Movilidad y Aviación mejoraron su comportamiento, una vez superadas las restricciones a la movilidad que se vivieron en gran parte del mundo en 2020, a lo que se añadió un buen desempeño de Renovables y Generación Baja en Carbono.

Noticias relacionadas

contador