• Tal como hizo miércoles y jueves, el índice se ha desinflado a última hora
  • "N hay fortaleza alguna más allá de rebotes puntuales", señala José María Rodríguez
9.030,600
  • -165,300
  • -1,80%

Como en las dos sesiones anteriores, el Ibex 35 ha intentado despegarse de los 10.000 puntos pero no lo ha conseguido. El selectivo español ha marcado un máximo intradía en 10.125 puntos, pero nuevamente ha perdido fuerza y ha cerrado con una pequeña subida del 0,21%, hasta 10.053,50 puntos. Durante la semana, se ha revalorizado un 0,43%.

A media sesión, los seis bancos del Ibex lideraban claramente las subidas, con CaixaBank a la cabeza, tras un informe de Goldman Sachs en el que recomendaba comprar Santander para esquivar el impacto que tiene Cataluña en el resto de bancos. Sin embargo, ese informe también constata que la crisis de Cataluña ha disparado la exigencia de rentabilidad para CaixaBank, Sabadell y BBVA.

Los bancos han frenado sus ganancias y, aunque han liderado las subidas, lo han hecho finalmente de forma mucho más moderada. Bankia ha subido un 1,57%, seguido de Indra Sistemas (+1,53%), CaixaBank (+1,21%), Mapfre (+1,03%), BBVA (+0,85%), Santander (+0,82%) y Sabadell (+0,79%). En el Mercado Continuo, han destacado las subidas superiores al 3% de Euskaltel, Liberbank y Prosegur Cash.

En el lado negativo de la balanza, Endesa ha cedido un 1,34% y Acciona un 1,28%, seguidos de Grifols (-1,14%). Entre los grandes valores, Iberdrola ha bajado un 0,71% y Repsol un 0,66%. En el Mercado Continuo, Service Point y Duro Felguera han bajado un 6%, aunque la caída más destacada ha sido la de NH Hotel Group (-3,93%), después de que Bankinter haya recortado su consejo hasta vender, por no considerar la opa de Barceló atractiva para el accionista minoritario.

En otros mercados, el euro se revaloriza con fuerza un 0,76%, hasta 1,1940 dólares, mientras la rentabilidad del bono español a 10 años sube un 2,3%, hasta el 1,502%. La prima de riesgo española sube un 1%, hasta 113,10 puntos básicos, y la onza de oro baja un 0,1%, hasta 1.289 dólares. Por su parte, el petróleo Brent cotiza plano, en 63,50 dólares.

ECONOMÍA, ALEMANIA E IRLANDA

En cuanto a la agenda de esta última sesión de la semana, se ha conocido el índice IFO alemán de noviembre, que ha registrado un nueve récord en noviembre. En Estados Unidos, el PMI manufacturero y el PMI servicios, ambos preliminares del mes de noviembre, se han situado por debajo de lo esperado. Aunque Wall Street sigue marcando records en pleno Black Friday, que da inicio a la temporada de ventas navideñas.

Los inversores también han seguido de cerca la situación política en Irlanda y Alemania. En Dublín, hay crisis de Gobierno y no se descartan elecciones anticipadas. En Berlín, los socialdemocrátas están bajo presión para entablar conversaciones para hacer una coalición de gobierno con la canciller Angela Merkel y evitar nuevas elecciones.

"De confirmarse la posibilidad de que el SPD apoye un gobierno Merkel en minoría, entendemos que los mercados lo celebrarán con alzas, ya que reduce la incertidumbre política en Alemania, al menos en el corto plazo", afirman los expertos de Link Securities.

ANÁLISIS TÉCNICO DEL IBEX 35

"Semana extraña la que acabamos de terminar por cuanto en todas ellas hemos llegado a subir cerca del 1% en cada una de las sesiones pero al final cerrábamos lejos lejos de los máximos del día y pidiendo la hora. Por lo demás, todo sigue exactamente igual que la semana pasada", señala José María Rodríguez, analista de 'Bolsamanía'

"Al menos podemos decir que el Ibex 35 no ha querido poner a prueba el soporte de los 9.900 puntos, al igual que BBVA ha conseguido respetar en todo momento (llegando a cerrar en los 7,02) el soporte de los siete euros. En general ha sido una semana tranquila, con un volumen de negociación más bajo de lo habitual y dentro de un rango de precios bastante estrecho (9.980-10.100 puntos)", añade este experto.

"El único 'pero' es que el tiempo pasa y seguimos sin observar, rebotes puntuales aparte, ninguna señal de fortaleza en prácticamente ninguno de los grandes 'blue chips'. Y al cotizar mucho más cerca de soportes (9.900) que de resistencias (10.600) corremos el riesgo de que al mínimo traspiés nos llevemos los soportes por delante", concluye Rodríguez.

contador