dolarrey1

El euro ha vuelto a ceder terreno tras remontar tímidamente este jueves y flirtear con los 1,1600 dólares. La moneda compartida, en su cruce contra el dólar, ha caído hasta 1,1570 dólares después de que miércoles se precipitó hasta su peor cambio en 14 meses, a consecuencia del rally de un dólar tremendamente alcista que ha llevado al índice que mide su desempeño contra una cesta de seis divisas a un hito en 94,40, máximo de un año. El acelerón de la moneda estadounidense se dio contra todas las divisas, tanto de los países desarrollados como emergentes, con especial atención a la libra, que ha seguido su particular vía crucis, se ha desplomado hasta 1,3425 dólares y ha cedido un 2% en los dos últimos días.

  • 1,1326$
  • 0,07%

Los analistas no identifican una razón clara para tal comportamiento y lo atribuyen a una serie de factores. El Foro del Banco Central Europeo (BCE) no ha dado titulares relevantes, más allá de que los banqueros centrales se han ceñido al mantra de que los efectos de la inflación son transitorios, una lección bien aprendida que han repetido hasta cansarse, pero que ha perdido poder de convicción. Sí se habló mucho de la reducción de estímulos de la Reserva Federal (Fed) de EEUU, que puede ser uno de los motores de las subidas de la moneda de EEUU, pero "los mercados de divisas también pueden estar distorsionados por los flujos de reajuste de fin de trimestre y de fin de mes", comenta Jeffrey Halley, analista de Oanda.

"El dólar también puede estar recibiendo flujos de entrada relacionados con su mercado de bonos o de compradores de activos refugio nerviosos por los acontecimientos negativos en todo el mundo", prosigue el experto. "Se puede elegir entre cualquiera de estas razones para comprar dólares, pero si se considera en su totalidad, sería difícil encontrar una razón para vender dólares y quizás eso sea parte de la respuesta" para las alzas, sentencia el experto.

En cuanto al aspecto técnico, "los indicadores técnicos del índice del dólar sugieren que podría estar sobrecomprado a corto plazo. Hoy podría producirse cierta consolidación, pero preveo una prueba de 94,75 a principios de la semana que viene", comenta el analista de Oanda. En cuanto al euro/dólar, "las subidas deberían limitarse a 1,1670 dólares, pero un cierre diario por debajo de 1,1600 dólares indica que está en juego un descenso mucho más profundo, que podría llegar a 1,1200 dólares".

Noticias relacionadas

contador