PP y Ciudadanos acuerdan gobierno de coalición en Madrid, y Vox les apoya

José Luis Martínez-Almeida es el nuevo alcalde y Begoña Villacís vicealcaldesa

Bolsamanía
Europa Press | 14 jun, 2019 22:23 - Actualizado: 10:26
ep reunioncandidatoppla alcaldiamadrid jose luis martinez-almeida conconfederacioncomercio especializadomadrid

El Partido Popular y Ciudadanos han logrado sellar un acuerdo de gobernabilidad para el Ayuntamiento de Madrid por el que el candidato del PP, José Luis Martínez-Almeida, será el alcalde de la capital, y Begoña Villacís ocupará el cargo de vicealcaldesa en la capital. Vox, por su parte, ha anunciado a través de las redes sociales que votará a favor en la investidura.

Así lo anunciaron este viernes sobre las 22:30 horas ambos candidatos tras la reunión mantenida en el Edificio de Grupos a escasas horas del Pleno de investidura que ha alumbrado un documento programático de 80 medidas. Con este acuerdo queda descartada la posibilidad de una Alcaldía de alternancia entre ambos por un periodo de dos años cada uno.

PP y Ciudadanos pactaron un acuerdo de gobierno que recoge diversos guiños a Vox para conseguir su apoyo en la sesión de investidura. Entre las medidas anunciadas destacaban impuestos bajos, iniciativas de apoyo a la familia, un plan contra la okupación en la ciudad y el compromiso de acometer una auditoría sobre las subvenciones a entidades.

Se trata de medidas similares a las defendidas por Vox durante la campaña electoral y con las que ambas formaciones esperaban 'seducir' a los cuatro concejales de la candidatura liderada por Javier Ortega Smith para desbancar a la alcaldesa en funciones de la capital, Manuela Carmena.

VOX APOYA LA INVESTIDURA

Tras el acuerdo firmado, la investidura de Martínez-Almeida dependía de los votos de Santiago Abascal. PP y Ciudadanos se repartieron las concejalías - 5 para los conservadores y 4 para los liberales- y el apoyo de Vox quedaba en el aire. Esta madrugada, tras varias horas de reunión, el PP ha conseguido el apoyo de la formación de Santiago Abascal.

En torno a las 4 horas de la mañana de este sábado, Vox anunciaba a través de sus redes sociales que votará a favor del gobierno de coalición en el Ayuntamiento de Madrid entre PP y Ciudadanos, con el objetivo de desbancar a Carmena. "Pues finalmente parece que hay acuerdo...", escribió en su cuenta de Twitter Iván Espinosa de los Monteros, portavoz de Vox en el Congreso.

"Hay acuerdo, en unas horas tendremos gobiernos por la libertad en toda España", anunciaba Teodoro García Egea, secretario general del PP, a las 4:46 horas.

MEDIDAS ACORDADAS PARA 'SEDUCIR' A VOX

Uno de esos puntos en sintonía con Vox es el compromiso del gobierno en coalición de PP y Cs de poner en marcha una auditoría por parte de Intervención General para revisar los contratos, subvenciones y las ayudas de carácter público relativas a sectores o proyectos, "cuyas actuaciones sean generadoras de valor y empleo analizando su coste, nivel de efectividad y aprovechamiento, estableciendo un modelo de indicadores de verificación para conocer el retorno de la inversión realizada".

Además, formalizaron así su intención de eliminar "gastos en subvenciones sin retorno social, publicidad y propaganda y en cargos de libre designación de asesores y dinamizadores sin capacidad de gestión".

Otras de las medidas afines a Vox era el apoyo y protección que dará la nueva corporación a la Policía Municipal de Madrid, junto a la derogación de las instrucciones "que ponen trabas al desarrollo de sus funciones". "Dejaremos sin efecto el Plan de Identificaciones Policiales Eficaces, que no busca sino entorpecer la labor policial", enfatiza el documento suscrito por PP y Cs.

También se aprobará un Plan Integral de Lucha contra la "okupación ilegal" en la ciudad de Madrid y la creación de una Oficina de Defensa de los Derechos de los Vecinos para velar por la seguridad de las familias afectadas.

Además, se recoge la obligación para los cargos públicos imputados formalmente por delitos de corrupción de presentar su renuncia al cargo sin poder ir en listas electorales.

En materia fiscal, PP y Cs también lanzan una medida defendida por Vox durante la campaña para modificar las ordenanzas fiscales de cara a bajar el IBI de la ciudad de Madrid al mínimo legal (0,40%). "Además estableceremos todo un catálogo de bonificaciones en el IBI para nuestras empresas por el desarrollo de actividades culturales, tecnológicas, innovadoras o de carácter social", completa el programa de gobierno.

"Además reduciremos el impuesto de construcciones, instalaciones y obras (ICIO), incrementando sus incentivos fiscales, al igual que en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) con el objetivo de reactivar la actividad económica", aseguran tanto PP como Cs.

Por otro lado, se bonificará al 95% en la plusvalía en donaciones y herencias de viviendas entre parientes directos, también conocida como el impuesto de sucesiones municipal. A ello, se suma la aprobación de un Plan de Devolución del dinero que "injustamente han tenido que pagar por la plusvalía municipal cuando han perdido dinero en la venta de su vivienda o inmueble".

Una medida en la línea de las propuestas por Vox es la lucha desde la esfera municipal "contra las mafias de venta ambulante ilegal dotando de mayores recursos a la Policía Municipal para que pueda combatir este problema que tanto perjuicio causa al comercio y a la imagen de la ciudad".

Sin embargo, en cuanto al Orgullo LGTBi "seguirá celebrándose donde viene siendo habitual estos últimos años, en Chueca, siendo una marcha reivindicativa, inclusiva y transversal". Vox había planteado su intención de desplazar este evento a la Casa de Campo para no generar molestias a los vecinos.

REPARTO DE DISTRITOS

Después de que Vox haya anunciado que los pactos alcanzados con el PP contemplan "concejalías de gobierno en proporción a sus resultados en cada localidad", desde el PP han confirmado que en el caso de Madrid esto se traduce en concejalías de distrito.

Los concejales de los 21 distritos de la capital no forman parte de la Junta de Gobierno pero sí tienen en sus manos la gestión de, por ejemplo, obras menores, así como los polideportivos, y han ganado poder tras la descentralización hecha por Manuela Carmena.

El PP se quedó ayer con 12 distritos mientras que Ciudadanos se hacía con la gestión de 9. Todo apunta a que Vox gestionará parte de los distritos asignados al PP, aunque desde el partido rehúsan detallar por el momento cuántos y cuáles.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión