Wall Street rebota más del 1% este viernes pero salda la semana con caídas

Las plazas europeas también cierran la jornada con importantes subidas

Irene Hernández / Cristina Hidalgo
Bolsamania | 16 ago, 2019 13:50 - Actualizado: 22:03
wallstreet275

Wall Street ha puesto fin, con un fuerte rebote, a una semana bastante agitada. Este viernes, sus principales índices bursátiles han cerrado con subidas de más del 1% (Dow Jones: +1,21%; S&P 500: +1,45%; Nasdaq: +1,67%) animados por los estímulos del BCE. Y esto tras cerrar mixtos el jueves y vivir su mayor caída en el año el pasado miércoles (-3%). Precisamente esta caída ha dejado a la bolsa de Nueva York con un saldo semanal negativo. En estas cinco jornadas, el Dow Jones ha perdido un 1,5%; el S&P 500, un 1% y Nasdaq, un 0,5%.

Los cambios en la relación entre EEUU y China también han seguido moviendo a los inversores. En el Dow Jones, los 30 valores han cerrado en positivo y a la cabeza se ha posicionado 3M (+3%), Dow Inc. (+2,6%) y Walgreens Boots (+2,4%).

En el plano empresarial, este viernes se ha conocido que el consejero delegado de General Electric (GE), Larry Culp, invirtió casi 2 millones de dólares (1,8 millones de euros) en la compra de 252.200 acciones de la multinacional, este jueves cuando se desplomó un 11% tras ser acusada de ser "una estafa más grande que Enron" por el analista Harry Markopolos. Sus títulos han rebotado un 9,7% en esta jornada

Además, se ha conocido que Joe Tsai ha acordado la compra del 51% restante del Brooklyn Nets. El cofundador y vicepresidente ejecutivo de Alibaba, el gigante chino del comercio electrónico, ya había comprado una participación del 49% en el equipo de Prokhorov en 2018, con la opción de convertirse en propietario total en cuatro años.

Y entre tanto, las tensiones comerciales se han relajado y han dado una tregua. "Anoche Trump comentó que se llegaría a un acuerdo relativamente rápido" con China, que "era optimista y había conversaciones constructivas" explican desde Serenitymarkets. Y añaden "otro factor importante es que el gobierno chino ha anunciado un plan de fuerte estímulo de la economía".

Los economistas confían en que la Fed recortará los tipos nuevamente este año para asegurarse contra una desaceleración global

La guerra comercial entre EEUU y China sigue siendo un gran impulsor de los movimientos del mercado. Esta semana, el presidente Donald Trump acordaba con su homónimo Xi Jinping retrasar los aranceles hasta mediados de diciembre, una medida diseñada para evitar cualquier impacto negativo en la temporada de compras navideñas. Sin embargo, poco duró la tregua. China daba por rota esta pausa al anunciar que EEUU pretendía imponer más aranceles y amenazó con responder con las medidas oportunas.

De momento, lo que parece que continúa en pie es la reunión que ambos mandatarios tienen previsto celebrar en septiembre. "La reunión aún está en marcha, según tengo entendido, pero creo que lo más importante es que estamos hablando por teléfono y tenemos conversaciones muy productivas", dijo Trump a los periodistas el jueves. Sin embargo, el creciente descontento político en Hong Kong tiene el potencial de complicar aún más las relaciones entre ambos.

Por otro lado, los últimos datos macroeconómicos publicados durante esta semana respaldan la opinión del presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, de que la economía de EEUU está creciendo sólidamente y que la inflación aumentará. No obstante, los economistas siguen confiando en que la Fed recortará los tipos nuevamente este año para protegerse contra una desaceleración global, como explican en Bloomberg.

"Las ventas minoristas más fuertes de lo previsto y las ganancias mejores de lo esperado de empresas como Walmart ayudaron a calmar a los mercados. Si bien los inversores siguen nerviosos después de la inversión de la curva de rendimiento de 2 a 10 años, una señal de advertencia de recesión que es difícil de ignorar". Así lo destacan los analistas de London Capital Group, que coinciden en señalar que hay "expectativas crecientes" de que la Fed buscará reducir los tipos nuevamente en los próximos meses, a pesar de que los datos recientes apuntan a un crecimiento económico aún sólido y una mayor inflación.

OTROS MERCADOS

Así las cosas, las plazas europeas han rebotado con fuerza y han dejado atrás las pérdidas después de calmarse la incertidumbre sobre la recesión que ha dominado la operativa durante las últimas jornadas (Cac: +1,2%; Dax: +1,2%; Ftse 100: +0,7%; FTSE Mib: +1,4%). El Ibex ha subido un 1,78% este viernes, su mejor jornada desde febrero y cierra por encima de 8.600 puntos, pero en la semana se ha dejado un 1%. Y son tres seguidas de caídas.

Las alzas de esta jornada han llegado gracias a las palabras del Banco Central Europeo (BCE), que este jueves confirmó estar preparando un "paquete muy fuerte" de estímulos para la reunión de septiembre.

Y entre tanto, los inversores han seguido atentos al mercado de bonos, después de que el miércoles, el rendimiento del Tesoro a 10 años se invirtiera, lo que tradicionalmente ha sido un indicador de que puede producirse una recesión económica. Este viernes el rendimiento del bono a 2 años ha bajado hasta el 1,48%, mientras la rentabilidad del bono a 10 años ha subido hasta el 1,54%.

En el mercado de divisas, el euro ha cedido un 0,3%, hasta 1,107 dólares, mientras que en el mercado de materias primas, los futuros del petróleo West Texas ha sumado un 0,75%, hasta 54,88 dólares.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión