wall street verde portada
11.503,717
  • -154,546
  • -1,33%

Wall Street ha cerrado con un gran repunte (Dow Jones: +1,51%; S&P 500: +2,48%; Nasdaq: +3,33%) que ha extendido las ganancias de las últimas sesiones y que ha servido para cerrar su mejor semana desde noviembre de 2020. Mientras, los operadores se preguntan si el rally alcista de corto plazo tendrá continuidad. Nadie lo sabe con seguridad, y aunque el aspecto técnico de los índices americanos ha mejorado en los últimos días, la volatilidad y la incertidumbre siguen dominando las bolsas.

El Dow Jones ha despedido la semana con un avance del 6,24%, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq han rebotado un 6,59% y un 6,84%, respectivamente.

La gran referencia de la jornada, que ha marcado el rumbo del mercado americano este viernes, ha sido el indicador de inflación PCE del mes de abril. Se trata de la referencia que utiliza la Reserva Federal (Fed) para calibrar las expectativas de inflación, que parecen moderarse con los datos de abril.

El índice PCE ha caído hasta el 6,3% en tasa interanual, una cifra que se ha situado sensiblemente por debajo de las expectativas de mercado, puesto que el consenso anticipaba que se mantuviese en el 6,6%. En cuanto a la inflación PCE subyacente, que excluye los precios de la energía y los alimentos, ha caído al 4,9% desde el 5,2% de marzo; el dato registrado se sitúa exactamente en las estimaciones del consenso.

"Nuestra hipótesis de base es que la tasa de inflación del IPC subyacente en el cuarto trimestre será del 3,9%, cercana a la previsión de la Fed de marzo, del 4,1%. Sin embargo, el próximo año esperamos que la inflación caiga mucho más rápido que lo que estima la Fed", explican los expertos de Pantheon Macroeconomics. Por su parte, los analistas de Oxford Economics apuntan que "dados los persistentes riesgos al alza para la inflación y la agresiva postura política de los funcionarios de la Fed, ahora esperamos un total de 250 puntos básicos de endurecimiento de los tipos este año”.

¿QUÉ PODEMOS ESPERAR?

Los mercados están sumergidos en una espiral bajista de la que, parece, van a tener difícil salir. Al menos por ahora. Los expertos de AJ Bell apuntan que todo lo que se ha visto hasta el momento hace pensar que estamos ante un "mercado bajista clásico", pero aún son optimistas y apuntan a la posibilidad de que haya un cambio de rumbo. Y es que, defienden, "nada de lo que ha ocurrido quiere decir que el mercado alcista esté definitivamente muerto y enterrado".

En su opinión, la gran esperanza para el mercado es que los bancos centrales cambien de rumbo su política monetaria. Aunque ahora mismo "la inflación parece ser su mayor preocupación, no el apoyo a los mercados", señala el director de inversiones de la firma británica, Russ Mould.

Sin embargo, confía en que esto cambie "en algún momento" teniendo en cuenta lo ocurrido en la historia reciente, aunque también deja claro que "es posible que no pueda cambiar lo suficientemente pronto como para evitar nuevos episodios de volatilidad".

MICHAEL BURRY ES PESIMISTA

Un inversor que sigue siendo muy negativo es Michael Burry. "Como dije sobre 2008, es como ver un accidente de avión. Duele, no es divertido y no estoy sonriendo", ha comentado en su cuenta de Twitter, que cuenta con más de 750.000 seguidores.

No está claro si Burry se refiere al mercado inmobiliario o a las bolsas en general, ya que suele ser bastante críptico en sus comentarios, pero en cualquier caso refleja su visión negativa sobre el escenario actual.

EMPRESAS Y OTROS MERCADOS

A nivel empresarial, el fabricante de ordenadores Dell ha subido con fuerza, casi un 13%, tras convencer al mercado con sus resultados.

En otros mercados, el barril de crudo West Texas ha ganado un 0,84% ($115,05) y el barril Brent ha repuntado un 1,75% ($119,45), mientras el euro se ha apreciado un 0,07% ($1,0732). Además, la onza de oro ha rebotado un 0,17% ($1.850); y la rentabilidad del bono americano a 10 años ha bajado al 2,74%. Por último, el bitcoin ha caído un 1,63% ($28.943).

Noticias relacionadas

contador