photo d archives d un panneau de wall street a new york aux etats unis

Wall Street ha finalizado con ganancias destacadas este miércoles (Dow Jones: +0,88%; S&P 500: +1,17%; Nasdaq: +1,40%), que han llevado al S&P 500 a máximos históricos y a superar los 5.300 puntos al cierre por primera vez, después de haber conocido el dato clave de la semana: la inflación de EEUU. Los precios se han moderado al 3,4% en abril, y la tasa subyacente ha caído al 3,6%, lo que marcará el paso a la Reserva Federal (Fed), que de momento se mantiene prudente y sigue pidiendo "más tiempo" para asegurarse de que el IPC va en camino de reducirse hasta el objetivo del 2% antes de decidirse a bajar los tipos de interés.

  • 40.040,220
  • -
  • 18.661,161
  • 0,62%
  • 5.726,140
  • -

El mercado esperaba que tanto la inflación general como la subyacente se moderasen en el cuarto mes del año, tras tres meses en los que sorprendieron al alza, y así ha sido. Sin embargo, Jerome Powell, presidente de la Fed, ya dijo este martes que su confianza "no es tan alta como era".

"De cumplirse lo proyectado, los mercados de bonos y acciones reaccionarán de forma positiva", comentaban desde Link Securities antes de la publicación del dato. Y el pronóstico se ha cumplido, ya que la reacción ha sido más que optimista.

"La tasa anual de crecimiento de los precios generales cayó del 3,5% al ​​3,4%, mientras que la tasa subyacente disminuyó del 3,8% al 3,6%. Esto es digno de mención porque la tasa de inflación básica está en su nivel más bajo en tres años y los precios generales parecen haberse estabilizado", señala Kathleen Brooks, directora de investigación de XTB.

Por su parte, los analistas de Oxford Economics, valoran que "el índice de precios al consumo de abril es un pequeño paso en la dirección correcta, pero no garantiza ningún cambio en nuestra previsión de que el primer recorte de tipos por parte de la Reserva Federal se produzca en septiembre, seguido de otro en diciembre".

El IPC ha sido la gran referencia de la jornada, pero no la única en Estados Unidos. Y es que también se han publicado las cifras de ventas minoristas del mes de abril, que son muy relevantes ya que pueden, de ser peores de lo esperado, hacer saltar las alarmas en lo que respecta a la fortaleza del consumo privado, el componente más relevante del PIB de EEUU (supone aproximadamente el 70% del mismo).

Se han quedado en el 0%, frente al 0,6% del mes pasado y lejos del 0,4% estimado por el consenso de analistas. Tal y como decían desde Link, si son peores de lo previsto podrían "reabrir el debate de la potencial entrada de EEUU en estanflación, es decir, en una fase de bajo crecimiento y alta inflación, escenario que sería muy negativo para las bolsas".

Todo ello después de que este martes se conociese que el índice de precios a la producción (IPP) de EEUU habían subido al 2,2% en abril, marcando máximos de 12 meses y superando las expectativas del mercado. Los inversores hicieron caso omiso, pero según David Morrison, analista de mercado de Trade Nation, "debería ser motivo de alerta, ya que el IPP tiene un peso significativo en el sector servicios, al igual que la medida de inflación preferida de la Reserva Federal, el IPC subyacente".

EMPRESAS Y OTROS MERCADOS

Al margen de los datos macroeconómicos, la atención se ha centrado también este miércoles en el plano empresarial, y más concretamente en las acciones 'meme'. El minorista de videojuegos GameStop, que ha llegado a subir más de un 30% en las operaciones previas al toque de campana, se ha desplomado un 18,87%. Este martes terminó con un repunte del 60,10%.

Por su parte, la cadena de cines AMC, que también se disparaba un 34%, se ha girado para finalizar cayendo un 20%, tras acabar el martes con un avance del 31,98%. En el caso de esta última, la compañía ha anunciado un canje de deuda por acciones.

AMC emitirá 23,3 millones de acciones en un intercambio de deuda por capital por 163,9 millones de dólares en bonos que vencen en 2026. La empresa también completó una venta de acciones por 250 millones de dólares el lunes.

Aún no está muy claro qué pasará con ellas, pero parece que el frenesí podría estar desvaneciéndose. Una cosa sí está clara, y es que quienes han apostado en contra del repunte en los últimos días han salido perdiendo. En concreto, según datos de S3 Partners, los bajistas en GameStop y AMC han perdido este mes más de 1.300 millones de dólares.

En otros mercados, cabe destacar que el petróleo ha avanzado después de que la Agencia Internacional de la Energía (AIE) haya recortado su previsión de demanda mundial de petróleo. Ahora espera que aumente en 1,1 barriles diarios (mb/d) en 2024, lo que supone 140.000 menos de lo proyectado el mes pasado. "Las débiles entregas, especialmente en Europa, provocaron una contracción en la demanda de la OCDE en el primer trimestre", ha dicho.

El bono estadounidense a 10 años ha retrocedido, hasta cotizar en el 4,348%.

contador