traders wall street portada
Traders de Wall Street.
25.383,11
  • -17,53
  • -0,07%

Wall Street ha registrado fortísimas subidas (Dow Jones: +3,85%; S&P 500: +3,15%; Nasdaq: +2,44%) tras las caídas de la semana pasada y después de los comentarios del presidente de la Fed, Jerome Powell, quien ha anticipado una contracción trimestral histórica del PIB, pero ha descartado una Gran Depresión económica similar a la de 1929. Los positivos resultados de Moderna en su potencial vacuna contra el virus también han contribuido al optimismo.

La economía de EEUU podría contraerse "del orden del 20% al 30%" en el segundo trimestre, pero evitará una caída económica similar a la Gran Depresión a largo plazo, según ha comentado Powell en una entrevista este domingo en la CBS.

El presidente de la Fed, consciente de que atemorizó a los mercados la semana pasada con un discurso demasiado realista, ha ofrecido un mensaje más positivo y ha dado alas a las bolsas tras afirmar que el banco central tomará todas las medidas que sea necesarias "y hará todo lo posible" para impulsar la recuperación. "No hay un límite de programas y acciones que podamos llevar a cabo", ha prometido Powell.

"Podemos comenzar nuevos programas de préstamos si es necesario. Hay cosas que podemos hacer en política monetaria. Hay varias dimensiones en las que podemos avanzar para hacer que la política sea aún más acomodaticia. A través de una orientación avanzada, podemos cambiar nuestra estrategia de compra de activos. Hay muchas cosas que podemos hacer", ha añadido.

A nivel empresarial, Moderna ha sido la otra gran protagonista del día. Sus títulos se han disparado un 20% tras sus "positivos" avances en la fase 1 del estudio para hallar una vacuna contra el coronavirus. Además, la minorista JC Penney ha bajado un 23% tras declararse en bancarrota.

Aunque el principal motor de los avances ha sido el sector del Petróleo y Gas, que ha repuntado un 10% gracias a la subida del crudo, ya que el petróleo West Texas ha repuntado un 11%, hasta 32,65 dólares, por la esperanza de una reactivación de la demanda.

Además, la onza de oro ha caído un 1,4%, hasta 1.731 dólares, mientras el euro se aprecia un 0,95% y se cambia a 1,0918 dólares, tras anunciar Francia y Alemania un fondo de 500.000 millones de euros en subvenciones para los países más golpeados por el coronavirus. Por último, la rentabilidad del bono americano a 10 años ha repuntado hasta el 0,72%.

En la escena geopolítica, la administración Trump ha intensificado su campaña de culpar a China por la mortal pandemia de coronavirus. El asesor comercial Peter Navarro ha afirmado que "los chinos, detrás del escudo de la OMS, durante dos meses escondieron el virus del mundo y luego enviaron cientos de miles de chinos en aviones a Milán, Nueva York y a todo el mundo para sembrarlo".

A nivel técnico, el S&P 500 tiene una importante resistencia en el "hueco bajista semanal de 2.972 puntos", zona que está actuando como resistencia desde los máximos de abril. El principal indicador mundial ha cerrado en 2.953 puntos. Superar con claridad los 3.000 puntos le abriría el camino para volver a buscar su máximo histórico de febrero, en 3.393,50 puntos.

Noticias relacionadas

contador