ep valla ricoh tokio
RICOH - Archivo
29.683,37
  • 40,68
  • 0,14%

Pérdidas en las bolsas de Asia para terminar la semana. El Banco de Japón ha extendido seis meses su programa especial destinado a aliviar las presiones financieras corporativas por la pandemia de coronavirus.

No obstante, las bolsas asiáticas han cerrado con caídas ante el aumento de casos de coronavirus en ciertos países de la región, sobre todo en Japón y Corea del Sur, lo que ha afectado a la confianza de los inversores.

En relación a la política monetaria del banco central nipón (BoJ), el organismo ha mantenido los tipos de interés en el -0,1% y ha señalado que "la economía de Japón se ha recuperado, pero se espera que el ritmo de mejora sea solo moderado mientras continúa la vigilancia contra el COVID-19".

"En esta situación", ha añadido la institución, "es probable que la financiación, principalmente de empresas, siga bajo presión por el momento". Por ello, ha considerado "apropiado extender la duración del Programa Especial de Apoyo a la Financiación en Respuesta al COVID-19 por 6 meses y hacer ajustes al programa, con miras a continuar apoyando la financiación, principalmente de empresas".

Pese a esta postura acomodaticia del BoJ, ha pesado más en el ánimo de los inversores que Tokio registró el jueves un número récord de nuevas infecciones, y el gobierno metropolitano elevó su alerta por la tensión en el sistema médico al más alto nivel. Además, en Corea del Sur, los nuevos casos diarios de coronavirus han superado los 1.000 por segundo día consecutivo.

Por su parte, Wall Street volvió a marcar anoche nuevos máximos históricos por la esperanza de más estímulos fiscales. En otros mercados, el petróleo Brent cae un 0,5%, hasta 51,21 dólares, mientras el euro se deprecia un 0,14% y se cambia a 1,2250 dólares. Además, la onza de oro baja un 0,2%, hasta 1.885 dólares.

Noticias relacionadas

contador