Los 'chalecos amarillos' vuelven a golpear a Macron pero respetan (por ahora) al Cac

El índice francés sube un 15% en el año y es el mejor en Europa junto con el FtseMIB

Nieves Amigo
Bolsamania | 20 mar, 2019 06:00 - Actualizado: 09:39
chalecosamarillos bolsa
'Chalecos amarillos'.

CAC 40

5.636,250

18:05 18/10/19
-0,65%
-36,82

Los conocidos como 'chalecos amarillos' vuelven a golpear a Francia con sus duras movilizaciones y a poner en duda la figura de Emmanuel Macron. El presidente francés está en la cuerda floja por mucho que haya intentando evitarlo anunciando medidas sociales para frenar estas revueltas. Cuando creía que ya las tenía contenidas, las movilizaciones renacen y suman más millones de euros en desperfectos.

Mientras el escenario político francés se tambalea, la bolsa gala se mantiene imperturbable. El Cac 40 sube un 15% en el año y es, junto a la bolsa italiana, el mejor índice europeo en estos meses transcurridos de 2019. Resulta curioso comprobar cómo las plazas de los dos países con más inestabilidad política en Europa a día de hoy, Italia y Francia, son las que mejor lo hacen, aunque es cierto que las bolsas han optado desde hace tiempo por obviar las problemas políticos.

Pese a todo, los analistas no descartan que la situación pueda acabar afectando a la bolsa, especialmente cuando se compruebe hasta qué punto impactará todo lo que está sucediendo en la economía francesa. Para Naeem Aslam, experto de ThinksMarkets, esta situación "suprime el crecimiento del PIB en Francia y crea una incertidumbre para el futuro de la Zona Euro". Aslam cree que Macron deberá tomar medidas más severas en esta ocasión para "destruir" la causa de fondo de esto porque cualquier periodo prolongado de violencia va a amenazar su posición de poder.

"Es probable que si esta situación va a más los inversores busquen un refugio seguro para afrontarla. El Cac ha subido un 14% en el año pero, si Macron falla en su intento por solucionar las cosas, esto podría provocar fuertes ventas en el índice", advierte este experto.

MACRON ANTE LA 'HORA DE LA VERDAD'

El momento elegido por los 'chalecos amarillos' para reanudar sus protestas no es casual. Los primeros disturbios estallaron en noviembre del año pasado y, para tratar de aplacarlos, en diciembre Macron anunció una batería de medidas sociales y un gran debate nacional para que fueran los propios ciudadanos los que hicieran sus propuestas. El pasado viernes, 15 de marzo, finalizó oficialmente ese debate. Justo ese fin de semana los 'chalecos amarillos' volvieron a atacar, dejando claro a Macron que no están dispuestos a aceptar cualquier cosa en los planes para la segunda parte del mandato que éste presentará en abril.

Macron tiene un doble problema: intentar aplacar al 'pueblo' y, al mismo tiempo, continuar con las ambiciosas reformas económicas que, de hecho, fueron las que soliviantaron a éste

Según un sondeo publicado por 'Le Figaro', las cinco medidas que prefieren los ciudadanos son el aumento de las pensiones en función de la inflación, la reducción del IVA, el incremento del salario mínimo, la reducción del número de parlamentarios y el restablecimiento del impuesto sobre la fortuna.

Para los expertos de Rabobank, Macron tiene un doble problema: intentar aplacar al 'pueblo' y, al mismo tiempo, continuar con las ambiciosas reformas económicas que, de hecho, fueron las que soliviantaron a éste. Estos expertos creen que no conseguirá este doble objetivo, que decepcionará con sus nuevos planes y que "alimentará el apoyo al movimiento de los 'chalecos amarillos' y podría provocar más protestas y trastornos".

Rabobank coincide con otros analistas en su valoración positiva de las medidas económicas que Emmanuel Macron venía implementando -"(estas medidas) nunca han sido populares pero, sin embargo, han abordado importantes problemas económicos", señala-, pero cree que el líder francés lo tendrá más que complicado para seguir adelante.

"Desafortunadamente, no parece que haya un cambio de opinión entre el público respecto a estas reformas. El índice de aprobación de Macron ha aumentado ligeramente, pero sigue siendo muy bajo, lo que pone de manifiesto la fragilidad de su liderazgo. El sentimiento anti-élite y la desconfianza en el Gobierno no se desvanecerán rápidamente y esto dificultará la implementación de reformas políticas significativas", explican estos analistas.

Aunque a largo plazo Rabobank espera que las reformas aplicadas recientemente por Macron en el mercado laboral y en el entorno empresarial tengan un impacto positivo en el crecimiento económico de Francia, a corto esta situación pesará. Estos expertos estiman un crecimiento del PIB francés del 0,2% en el trimestre en curso y del 1,1% en 2019. "Las perspectivas económicas a corto plazo siguen siendo moderadas (...) en medio de una débil demanda exterior aunque con un crecimiento del consumo relativamente fuerte", concluyen estos analistas.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión