Abante resalta la importancia del asesoramiento por la preocupación de las pensiones

La entidad ha presentado su nueva oficina en Madrid y aspira a duplicar su patrimonio en dos o tres años

  • El presidente de Abante asegura que la nueva generación de inversores tienen otras necesidades
  • Actualmente, Abante gestiona cerca de 3.000 millones, el triple que hace cinco años
Marta Gracia
Bolsamania | 11 abr, 2018 17:05
abante santiago satrustegui
Santiago Satrústegui, presidente de AbanteArchivo

Abante ha presentado este miércoles sus nuevas oficinas de Madrid, en la plaza de la Independencia, junto al parque del Retiro y la puerta de Alcalá. Su presidente, Santiago Satrústegui, ha señalado que el edificio muestra que “hay un proyecto de futuro”. Además, ha asegurado que el propósito que se marcan es “ser el mejor proyecto de asesoramiento independiente de España”.

Satrústegui ha explicado que es el mejor momento del asesoramiento y de la concienciación de la planificación inversora porque hay una generación preocupada por las pensiones. “Las pensiones se van a reducir y la sostenibilidad pasa porque baje el mínimo”, ha apuntado. Actualmente, el debate sobre la viabilidad de las pensiones está encima de la mesa y eso hace que los españoles estén preocupados por la jubilación y busque nuevas vías de inversión.

"Nosotros esperamos estar ahí para darles soluciones", comenta. De esta manera, ha insistido en que el momento del asesoramiento financiero es este: “Los inversores tienen otras necesidades”. En su opinión, para dar valor añadido a los inversores no basta solo con ser independientes, "ser grandes también importa, porque nos permite no renunciar a nada, atraer talento, tener un buen producto y más capacidad de negociación", afirma.

Actualmente, Abante cuenta con un patrimonio gestionado que roza los 3.000 millones de euros. El objetivo que se marca su presidente es duplicarlo, llegar a los 6.000 millones, en un periodo de tiempo no muy largo “tendría que ser en dos o tres años”. Y ha vuelto a insistir en que es el momento idóneo para el asesoramiento. Por esto confía en que el asesoramiento personal y la independencia de la entidad se puede conseguir ese crecimiento.

Abante se creó en 2002 y cuenta, actualmente, con 6.300 clientes, cinco oficinas (Madrid, Barcelona, Zaragoza, Sevilla y Valladolid) y 170 empleados. Una cifra que crecerá en 40 antes del mes de julio, con nuevas incorporaciones. Unas cifras que contrastan con las de hace sólo cinco años, cuando la entidad contaba con 1.000 millones de euros bajo gestión y 3.000 clientes.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión