Si firmó una hipoteca en la burbuja, puede tener derecho a que el banco le pague

En Dinamarca, los bancos Nordea o Jyske ya dan préstamos sin intereses

La nueva ley prohíbe los tipos negativos, pero no afecta a las hipotecas anteriores

Irene Hernández
Bolsamania | 22 ago, 2019 06:00 - Actualizado: 07:58
vivienda portada casas arriba

Es difícil imaginar que un banco pueda prestar dinero y encima tener que pagar por ello, pero en ciertos países ya es una realidad. Con el euríbor cada vez más en negativo y la intención del BCE de bajar aún más los tipos, es probable que esta situación llegue a España. Y aquellos que contrataran el préstamo para su vivienda antes de que estallara la burbuja inmobiliaria en 2008 pueden tener derecho a que su entidad les devuelva dinero.

En agosto, el índice al que se encuentran referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas continuó marcando mínimos históricos en el -0,329%, un terreno en el que se adentró hace más de tres años por primera vez debido a la política ultraexpansiva del Banco Central Europeo (BCE). Y la autoridad monetaria ha abierto la puerta a una nueva bajada.

Con este panorama, no es descabellado plantearse si los intereses de los préstamos para la compra de una vivienda pueden caer tanto que sea posible no tener que pagar intereses o, incluso, que al cliente le paguen por ello. Más aún, cuando ya hay países europeos en los que ocurre esto.

Con el reciente cambio de la normativa hipotecaria, que se comenzó a aplicar hace poco más de dos meses, "queda claro que el interés remuneratorio en los préstamos con garantía hipotecaria no podrá ser negativo, por lo que los hipotecados que están firmando sus préstamos desde la entrada en vigor de esta normativa no llegarán a percibir intereses por su hipoteca por parte del banco", señala el equipo legal de reclamador.es.

Las personas que contrataran una hipoteca a partir del 16 de junio "no podrán tener nunca un tipo negativo por ley"

Así, las personas que contrataran una hipoteca a partir del 16 de junio "no podrán tener nunca un tipo negativo por ley", ya que, aunque se prohibió definitivamente la clausula suelo, se habilitó una clausula cero, es decir, que si los tipos bajan de este nivel, "el banco nunca devolverá dinero". "Por tanto, en España, mucho me temo, sobre todo en las nuevas hipotecas, que esta opción no existe", explica la presidenta de Asufin, Patricia Suárez.

LAS HIPOTECAS DE LA BURBUJA PUEDEN TENER DERECHO A COBRAR

Pero, ¿y en las que se firmaron antes de la entrada en vigor de la nueva ley? Hay que tener en cuenta que, para calcular el interés de todas las hipotecas se aplica un diferencial, que se suma al euribor y que actualmente es de un punto por término medio. Por ello, aunque el euríbor esté en negativo, el interés que se paga por estos préstamos todavía no ha bajado de cero.

Pero durante la burbuja se concedieron hipotecas con diferenciales tan bajos como el 0,25 (en la crisis el diferencial llegó a ser de 2,00 puntos). En esos casos, llegará el momento en el que el banco tenga que descontar una determinada cantidad de la hipoteca o bien pagar intereses al hipotecado. Desde reclamador.es dejan claro que "la gran banca no lo hará voluntariamente, pues así lo han señalado en numerosas ocasiones".

Pero una cosa es lo que la banca quiere y otra es lo que debe. Si la escritura no dice nada al respecto -nadie pensaba que los tipos pudieran estar en negativo-, puede conseguir que le paguen si reclama a la entidad o en los tribunales. "Las entidades financieras deberían cumplir lo firmado en las escrituras del préstamo hipotecario, por lo que es fundamental, antes de iniciar una nueva batalla judicial, realizar un análisis pormenorizado del préstamo".

"Los consumidores tienen derecho a reclamar si creen que han sido vulnerados sus derechos", añaden. Precisamente, algunos bancos se han curado en salud antes de la reforma de la ley haciendo que los clientes escribieran de su puño y letra que renunciaban a cobrar si los intereses entraban en terreno negativo. Algo que se puede entender que reconoce, implícitamente, que los préstamos que no tienen esa adenda sí tienen derecho a cobrar.

DINAMARCA DA HIPOTECAS CON TIPOS NEGATIVOS

"Es fundamental, antes de iniciar una nueva batalla judicial, realizar un análisis pormenorizado del préstamo"

De momento, hay que buscar fuera para ver ejemplos de países en los que los intereses en negativo sí que son una realidad. Aunque estos se estén ofreciendo solo en hipotecas con plazos cortos de amortización. Se trata de Dinamarca. Allí, Nordea Bank anunció este mes que comenzará a ofrecer hipotecas a tipo fijo a 20 años a un interés del 0%. Pero no solo eso. El tercer banco más grande del país, Jyske Bank, se ha convertido en el primer banco del mundo en comercializar hipotecas con un tipo de interés negativo: al -0,5% a 10 años. Esto significa que los prestatarios seguirán pagando las cuotas mensualmente, pero la cantidad pendiente se reducirá cada mes en más de lo que se ha pagado.

No obstante, esto no supone que estos bancos estén perdiendo. Cuando una entidad financiera vende una hipoteca está ganando la fidelización de un cliente, ya que va a contratar otros servicios como la domiciliación de nómina o recibos o una tarjeta de crédito. Es decir, "tienen a un cliente durante 10 o 20 años sin ningún problema", algo que "saben muy bien los bancos españoles, puesto que en el norte de Europa hay menos hipotecas y, por tanto, no tienen este tipo de experiencia", afirma Suárez.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión