La concesión de hipotecas se endureció en el primer semestre, según el BdE

Es la primera vez en seis años que ocurre a la vez que con el crédito al consumo

Bolsamanía
Europa Press | 24 jul, 2019 12:38 - Actualizado: 13:57
ep fachadaedificiobancoespana situadala confluenciapaseopradola madrilena callealcala 20190724123904
Fachada del edificio del Banco de España situada en la confluencia del Paseo del Prado y la madrileña calle de Alcalá.Eduardo Parra - Europa Press

El Banco de España cree que los criterios de aprobación de los préstamos a hogares se endurecieron en el primer semestre, tanto en la compra de vivienda como en consumo y otros fines, algo que no sucedía simultáneamente desde principios de 2013. Así lo pone de manifiesto el artículo Evolución reciente de la financiación y del crédito bancario al sector privado no financiero, que inicia una serie de publicaciones analíticas semestrales del supervisor.

El Banco de España ha apreciado síntomas de agotamiento en la tendencia de relajación que han experimentado en los últimos años las condiciones de acceso a la financiación bancaria para los hogares y las empresas españolas. Según señala, las condiciones de acceso a la financiación bancaria para los hogares y las empresas españolas "continuaron siendo muy holgadas" en los primeros meses de 2019, pero, tras varios años en los que han venido relajándose, "empiezan a apreciarse síntomas de agotamiento en esta tendencia".

A pesar del retraso en la subida de tipos de interés, que motivó un descenso en los tipos negociados en los mercados mayoristas desde el comienzo del ejercicio, el Banco de España apunta que los costes de los nuevos préstamos "parecen haberse estabilizado en unos niveles históricamente reducidos, abandonando la senda descendente de los últimos años". Esto, unido a una demanda de crédito más débil por parte de hogares y empresas, se ha traducido en una desaceleración de la actividad crediticia en los últimos meses.

Así, el saldo vivo de financiación captada por los hogares se expandió a un ritmo moderado (0,4% interanual en mayo, misma tasa que a finales de 2018), debido a que la desaceleración de la financiación al consumo está siendo compensada por una menor caída de la destinada a la compra de vivienda.

De su lado, los flujos netos de financiación ajena a las sociedades no financieras se expandieron a mayor ritmo, gracias al dinamismo del saldo vivo de las emisiones de valores de renta fija y de los réditos del exterior, que compensaron el descenso del saldo vivo de crédito concedido por las entidades residentes.

Por su parte, las ratios de endeudamiento de las familias y las empresas siguieron cayendo en el primer trimestre del año, aunque de forma más moderada que en años anteriores, en un contexto de expansión de las rentas y la actividad.

ACTIVIDAD CREDITICIA DEL SECTOR BANCARIO

En cualquier caso, el saldo vivo de crédito frente al sector privado no financiero en los balances de las entidades de depósito mantuvo su tendencia descendente en el primer trimestre del año, cuando se redujo un 2,1% frente a un año antes.

La caída responde a la pérdida de peso de las entidades de depósito en la actividad de intermediación crediticia en España y a impacto en los balances bancarios de la declaración de algunos préstamos como fallidos y de la venta de carteras de crédito.

Así, se redujo el crédito a las sociedades no financieras (aunque moderando su caída, con un -3%) por la evolución del crédito a la construcción y las actividades inmobiliarias, que cayó un 12%, lo que estuvo vinculado a la venta de carteras de dudosos vinculados a este sector por parte de las entidades. El crédito para la adquisición de vivienda se contrajo y el resto del crédito a hogares aumentó, impulsado por el consumo y el crédito para la adquisición de bienes duraderos.

Según indica el artículo del Banco de España, la exposición crediticia de las entidades de depósito ha caído un 34% en la última década, a la vez que su composición sectorial ha experimentado "un notable cambio": el peso de la construcción se redujo 17 puntos, hasta el 10% al cierre de marzo, y el crédito a hogares para la adquisición de vivienda aumentó 10 puntos, hasta el 47%.

LA TASA DE DUDOSOS SE REDUCE PESE A LA CAÍDA DEL CRÉDITO

El artículo del organismo supervisor también destaca que la tasa de dudosos del sector privado continuó reduciéndose, incluso cuando el descenso en el stock de crédito tendería por sí solo a aumentarla. La composición del crédito dudoso del sector privado residente también se vio significativamente alterada desde finales de 2013, cuando tuvo lugar la mayor acumulación de estos activos problemáticos.

De esta manera, el crédito dudoso del sector de construcción e inmobiliario pasó del 46% al 18% y los dudosos del crédito para consumo doblaron su proporción sobre el total, pasando del 5% al 13%. Respecto a la tasa de cobertura, el Banco de España recuerda que la ratio de cobertura superó en marzo el 47% en el caso de las sociedades no financieras y la de los hogares se mantuvo por debajo del 35%.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión