Gemma Hurtado (Mirabaud): "DIA es una oportunidad de compra pese a las modas de los bajistas"

La gestora del Mirabaud Equities Spain asegura que 2016 fue "un año histórico para construir una cartera por la irracionalidad"

  • Hurtado aplica un criterio 'value' para la selección del grupo de 75-80 empresas que analiza en la bolsa española
  • La experta considera que el miedo sistémico de los inversores se ha reducido en 2017
Óscar Giménez
Bolsamania | 06 mar, 2017 07:00 - Actualizado: 07:51
gemma hurtado mirabaud
Gemma Hurtado, gestora del Mirabaud Equities Spain

Las turbulencias construyen el mejor terreno de juego posible para los gestores 'value', que seleccionan empresas infravaloradas por el mercado. De hecho, 2016 fue “un año histórico para construir una cartera por la irracionalidad que hubo en el mercado”, asegura Gemma Hurtado, gestora del fondo Mirabaud Equities Spain, uno de los productos más destacados en renta variable española durante la última década. Pese a la recuperación de las bolsas en los últimos meses, con el Ibex 35 en máximos de año y medio, considera que hay oportunidades como en DIA o en BBVA.

A su juicio, “en 2017 se ha disipado el miedo sistémico que había por parte de muchos inversores”, explica en una entrevista con 'Bolsamanía'. “El mercado está siempre afectado por muchos factores, y los movimientos se amplifican con mayores flujos por parte de los programas de trading o los ETF -fondos cotizados que replican a un índice-”, añade Hurtado, que administra con la ayuda de Emilio Barberá uno de los nombres propios habituales en los rankings de rentabilidad en bolsa española. El producto tiene un patrimonio de 95 millones de euros según Morningstar, que le otorga cinco estrellas -máxima calificación por rentabilidad y riesgo-. Además, Gemma Hurtado, que de formación es matemática aunque como reconoce acabó en las finanzas de casualidad, gestiona un mandato para un cliente institucional de 300 millones de euros en renta variable española.

Aunque el Ibex 35 sube un 5% en 2017 y un 17% en los últimos 12 meses, hasta máximos desde diciembre de 2015 al filo de los 9.800 puntos, “siempre hay oportunidades” entre el grupo de 75-80 empresas españolas -al descartar el resto por criterios de liquidez- que analiza desde hace años. Un ejemplo de ello es DIA, que es un valor habitual en las carteras de los mejores fondos a la vez que tiene un agregado de posiciones cortas del 15,7% del capital, lo que convierte a la cadena de supermercados en el valor más presionado por los bajistas. “Yo miro las empresas por sus fundamentales, y en DIA hay una oportunidad. Pero los inversores extranjeros que se posicionan bajistas se mueven por modas, como fue el retraso en el cumplimiento del objetivo en 2016 de crecer en tiendas comparables y la aplicación reciente del factoring -cesión de las facturas para obtener liquidez-, pero son factores que no afectan a su valoración”, asevera sobre la compañía presidida por Ricardo Currás de Don Pablos.

Para los bancos hay que ser muy selectivo y estudiar caso por caso. Y hay entidades que ofrecen valor, como BBVA, sobre el que se ha descontado un impacto negativo para México del mandato de Trump exagerado

Además, considera que este tipo de inversores realiza una aproximación sectorial. “Es verdad que muchas otras compañías de este tipo a escala global han tenido problemas en algún momento en sus márgenes financieros o con algún 'profit warning' -aviso de un resultado peor de lo anticipado-. Pero no tiene por qué pasar en DIA. No es mi hipótesis y por eso está en cartera”, expresa.

Otro ejemplo de oportunidad aunque haya subidas generalizadas en las bolsas que encarezcan las valoraciones es BBVA. “Para los bancos hay que ser muy selectivo y estudiar caso por caso. Y hay entidades que ofrecen valor, como BBVA, sobre el que se ha descontado un impacto negativo para México del mandato de Donald Trump exagerado, ya que aunque es una economía netamente exportadora que vende principalmente a Estados Unidos, tiene capacidad como para reorientar sus exportaciones”, asegura Hurtado.

TRES CRITERIOS PARA COMPRAR UNA EMPRESA

El banco presidido por Francisco González es un ejemplo de cómo la macro juega un papel importante en la cartera, aunque nunca es el punto de partida del proceso inversor, que se basa en tres criterios: calidad del balance y del equipo gestor, visibilidad de la cuenta de resultados -ventas- y generación de caja. Sin embargo, hay casos en los que la economía juega una variable fundamental para la inversión en una empresa, como ocurrió con la victoria de Narendra Modi en 2014 en las elecciones a primer ministro de India: “Gamesa era allí el jugador número uno en capacidad instalada en energía renovable, en un momento en el que iba a haber inversión en infraestructuras para dotar de electricidad a áreas con escasez”.

Asimismo, al invertir en valores muy cíclicos como el sector financiero Hurtado recuerda la importancia de tener en cuenta el escenario económico, como los tipos de interés y la evolución del crédito en el caso de los bancos. Lo que no quita de que haya nombres propios que se salgan de la norma. Así fue el caso de Bankinter en 2012, que “cotizaba con un precio de 0,8 veces el valor en libros pese a que apenas necesitaba provisiones para cumplir con los requisitos de solvencia, y pudo enfocarse a la rentabilidad mientras que el resto ha necesitado cinco años para lo mismo. Esto es una ventaja competitiva, otro aspecto clave para comprar una acción”, afirma la gestora de Mirabaud.

Bankinter, no obstante, ha salido de la cartera con la revalorización continuada que ha tenido en los últimos años en bolsa: “Nunca tengo empresas que estén eternamente en cartera, hay que saber salir con la valoración completada”, defiende Hurtado, aunque la rotación de la cartera suele ser reducida, con apenas un 30% anual. El banco que sí está entre las principales inversiones del fondo es Bankia: “Tras el Brexit aumenté la posición desde el 4% hasta el 8%. Es un banco con un balance saneado, aunque haya sido con dinero público. Pero cuenta con buenos resultados al haber reducido los costes operativos, que compensan la contracción del crédito. Por eso tiene el segundo ROE -rentabilidad de las entidades- más alto tras Bankinter”.

Junto al banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri, entre las principales posiciones del fondo están Indra, Técnicas Reunidas y CIE Automotive, aunque también destacan las inversiones en Dominion, Euskaltel o Telefónica, que se acerca a los 10 euros. Pese a ello, en la 'teleco' “sigue habiendo valor”, opina la experta.

Hurtado asegura que su filosofía ha sido siempre la de invertir con los criterios 'value': “Antes nadie sabía lo que era, pero se ha puesto en boga por la salida en una entidad (Bestinver, en 2014) por parte de un gestor conocido (Francisco García Paramés) y su regreso para lanzar un nuevo proyecto (Cobas Asset Management). Esto ha hecho que se hable mucho de ello, aunque ya había varios gestores que lo hacíamos”.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión