La semana horribilis de BBVA: México, Ausbanc, Villarejo... y caídas de casi el 4%

Santander ha finalizado la semana plano y el sector bancario se ha dejado un 1%

Nieves Amigo
Bolsamania | 13 jul, 2019 06:00 - Actualizado: 13:13
ep presidentebbva carlos torres vila durantecursola apiela uimpsantander 20190712101105
El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila.APIE

BBVA

4,832

14:29 20/09/19
0,98%
0,05

No es un buen momento para BBVA y eso ha quedado patente esta semana en la que han coincidido, uno tras otro, todos los problemas a los que se enfrenta el banco a corto plazo. Por un lado, la debilidad en mercados clave, como México, con la dimisión del ministro de Hacienda y la caída del peso. Por otro lado, el caso Villarejo, con esa 'no-declaración' de Ángel Cano o lo que ha dicho el propio ex comisario. En tercer lugar, Ausbanc, con esa querella de su presidente contra el banco y parte de la ex directiva también por asuntos turbios relacionados con el caso Villarejo. En cuarto lugar, diversas noticias que afectan a su prestigio como entidad, como esos 100 millones que habría cobrado en cláusulas suelo inexistentes allá por 2016. Y, así, suma y sigue.

Todo ello ha dado como resultado caídas del 3,7% en los títulos de BBVA en el acumulado semanal que, si bien puede considerarse que no son excesivamente elevadas, sí lo son en comparación con lo que ha hecho Santander (ha finalizado la semana plano) o con lo que ha hecho el sector bancario europeo (cede un 1% en la semana).

"Técnicamente, BBVA está peor que Santander, pero es verdad que está mejor que la banca mediana-pequeña. La clave de que pueda recuperarse a medio plazo es que respete los mínimos de junio, en 4,77 euros. Mientras respete eso, hay lugar para la esperanza. De lo contrario...", explica José María Rodríguez, analista de Bolsamanía.

AUSBANC, VILLAREJO, CANO, MÉXICO...

La semana comenzó con el anuncio de una querella por parte del presidente de Ausbanc, Luis Pineda, contra la entidad y también contra su ex presidente, Francisco González, y otros ex directivos del banco. Esta decisión se enmarca dentro del 'circo' en el que se ha convertido el caso Villarejo. La querella se basa en las informaciones difundidas por distintos medios según las cuales Villarejo, por encargo de la entidad, habría actuado durante años para intentar acabar con Ausbanc.

Tras conocerse esta noticia, el martes BBVA comunicó que retiraba su acusación particular en la causa contra Ausbanc que llegará a juicio en septiembre y en la que se le acusa de extorsión. Según declaraciones de fuentes del banco, han tomado esta decisión porque su presencia "no aporta nada en este estadio final del juicio que se inicia después del verano". Esas mismas fuentes han añadido que "la presencia puede ser una distracción innecesaria que dificulte el proceso".

Sea como fuera, a nadie se le escapa que el banco ha tomado esta decisión tras anunciar Pineda la querella. Además, en medio de todo esto, el mismo martes 'El País' publicó que BBVA había cobrado 100 millones por cláusulas suelo que no figuraban en los contratos hipotecarios en el año 2016. El banco ha explicado que fue un error y que solucionó rápido el problema. Curiosamente, 'El País' contaba que el Banco de España actuó "tras una denuncia de Ausbanc".

Pese a que su cotización no ha sufrido de manera brusca, es evidente que toda esta sucesión de acontecimientos llama la atención y deteriora la imagen de BBVA, como también lo hacen las grabaciones que han aparecido esta semana que relacionan a Francisco González con Villarejo, por mucho que el ex comisario, igualmente esta semana, haya negado sus contactos con FG. En medio de todo esto, los miembros de la ex cúpula directiva imputados por el caso Villarejo se pasean por la Audiencia Nacional acogiéndose a su derecho a no declarar, como hizo el jueves el ex consejero delegado de la entidad, Ángel Cano.

Por si los problemas fueran pocos, el martes dimitió el ministro de Hacienda mexicano y lo hizo además criticando duramente a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), lo que provocó fuertes caídas en el peso. Parece que el presidente mexicano ha conseguido, de momento, controlar la crisis. Sin embargo, no debemos olvidar lo mal que lo pasó BBVA y las compañías expuestas al país (México es el primer mercado de BBVA y genera casi el 30% de sus ingresos) hace justo un año, con motivo del triunfo del izquierdista AMLO en las elecciones federales. Para todas estas compañías es muy importante que el panorama político se mantenga estable allí.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión