ep el consejero delegado de banco sabadell cesar gonzalez bueno durante su intervencion
El consejero delegado de Banco Sabadell, César González-BuenoBANCO SABADELL
0,68€
  • 0,01€
  • 2,01%

Banco Sabadell se ha convertido, por derecho propio, en el valor estrella del Ibex 35 en lo que va de año. Tras liderar las caídas en la bolsa española durante 2020, acechado por los bajistas y por su debilidad durante la pandemia de coronavirus, fue la peor acción del selectivo español el año pasado (se desplomó un 64%), lo que le valió el calificativo de 'perro del Ibex', usado para referirse al valor menos rentable del índice en cada ejercicio.

Recordamos que Sabadell llegó a marcar un mínimo histórico en 0,25 euros por acción a finales de octubre, justo cuando el mercado más dudaba de su viabilidad como banco independiente y antes de que se conocieran dos factores fundamentales. Por un lado, el éxito de la vacuna de Pfizer, que animó al conjunto de las bolsas; y por otro el anuncio de su intento de fusión con BBVA, que finalmente no se cerró con éxito, pero que supuso un suelo para el título y un rebote hasta 0,45 euros por acción.

Durante la última parte del año, Sabadell cedió posiciones hasta niveles de 0,34 euros, y no fue hasta mediados de febrero cuando comenzó a recuperar posiciones con más alegría que un toro Miura. La nueva estrategia anunciada por la entidad, con el nombramiento de César González Bueno como CEO, junto al ERE realizado para reducir costes en España y la mejora operativo en TSB, la filial británica que tantos dolores de cabeza ha dado a Josep Oliu, que ha cedido gran parte de sus fuciones ejecutivas, ha reducido en parte las dudas de los inversores y ha permitido al banco respirar en bolsa.

El factor más positivo, a nivel fundamental, han sido los resultados del primer trimestre, que han mostrado una mejora operativa significativa que ha sido bien valorada por el consenso. Todo ello ha provocado que Sabadell se haya disparado en las últimas sesiones bursátiles y acumule una ganancia anual del 63%. Es cierto que el valor ha recuperado desde niveles de precio muy deprimidos, pero como dice el refrán, 'a buen hambre no hay pan duro'.

No obstante, la pregunta que se hacen los inversores minoristas es obvia. ¿Tiene más potencial en bolsa o ha descontado ya todo lo bueno? ¿Seguirá subiendo o a partir de aquí o desplegará un movimiento lateral? Nadie lo sabe a ciencia cierta, sobre todo a corto plazo, pero hay varias herramientas que pueden ayudarnos a valorar el 'momentum' del valor.

FUERTE RESISTENCIA EN 0,66 EUROS

Por análisis técnico, tras romper la resistencia de 0,50 euros, que a partir de ahora pasa a ser zona de soporte, el título se encuentra "en una situación cómoda para intentar atacar la resistencia que presenta en el hueco bajista semanal de finales de marzo, en los 0,6664 euros", señala JM. Rodríguez, analista de Bolsamanía.

Ese precio, no obstante, puede actuar como una importante zona de resistencia técnica. "Dudo mucho que el valor sea capaz de cerrar en la primera ocasión que se presenta el hueco bajista semanal mencionado. La experiencia me ha demostrado en numerosas ocasiones que este tipo de huecos se suelen rellenar total/parcialmente y luego el precio cae, se toma un respiro, un descanso. Y en la siguiente oportunidad la probabilidad de éxito suele ser mayor", argumenta Rodríguez.

Si en algún momento Sabadell consigue romper los 0,67 euros en números redondos, "por encima tenemos otra resistencia más importante en la directriz bajista que une todos y cada uno de los sucesivos máximos decrecientes desde principios de 2018, y que pasa por la zona de 0,73-0,74 euros", concluye este experto.

A nivel fundamental, el consenso de analistas valora a Sabadell en apenas 0,50 euros por título, lo que da una idea de las negativas previsiones que manejan los expertos para el banco. No obstante, esta valoración puede revisarse al alza si la entidad sigue presentando una mejora de sus resultados, tal y como ha hecho en el primer trimestre del ejercicio.

Recordamos que Sabadell se disparó casi un 9% el pasado viernes tras publicar un beneficio neto trimestral de 73 millones y anunciar que su filial británica TSB volvió a la senda de los beneficios. Los expertos de Barclays los calificaron como "buenos resultados con sólidas tendencias comerciales", con un beneficio neto un 49% por encima de las previsiones del consenso, debido principalmente a la mejor evolución de los ingresos, ya que tanto el margen de intereses (NII, por sus siglas en inglés) como las comisiones superaron las expectativas.

"Los resultados fueron positivos", remarcaron estos analistas, quienes recordaron que el banco celebrará una jornada "estratégica" para inversores con la nueva directiva el próximo 28 de mayo.

Por el momento, la entrada de César González Bueno como consejero delegado ha sido bien recibida por el mercado. Su estrategia hasta el momento pasa por mejorar la rentabilidad de la unidad de banca minorista, mediante la digitalización y los menores costes; y reforzar uno de los puntos fuertes del banco, el segmento de negocios y pymes, para lo cual incorporará a 200 jóvenes gestores, la mayoría de ellos en Madrid.

Por último, los analistas no descartan la posibilidad de una operación corporativa. Aunque Josep Oliu y González Bueno han mandado el mensaje de que pueden seguir en solitario, a nadie se le escapa que el sector bancario español todavía está en ebullición.

BBVA permanece con la escopeta cargada y con 6.000 millones de euros disponibles cuando cierre la venta de su filial en Estados Unidos. Pese al fracaso de las conversaciones iniciales, los expertos no descartan que finalmente ambos bancos protagonicen una fusión, en un proceso similar al que han realizado Unicaja y Liberbank recientemente, al segundo intento.

Noticias relacionadas

contador