Vuelven los movimientos de fusiones y adquisiciones en el sector energético. Naturgy lo ve claro. "Nosotros nos vemos bailando", ha reconocido su presidente, Francisco Reynés en la presentación de resultados de 2019. "Es verdad que el sector está muy movido, pero tenemos un plan para bailar bastantes años", en referencia al plan estratégico anunciado hace 18 meses. "Si la gente está pensando en adquirirnos es harina de otro costal, pero no tenemos obsesión por hacer adquisiciones", ha añadido.

  • 26,850€
  • 1,09%

Reynés no ha entrado a valorar más en profundidad cuál va a ser ese papel. Pero el baile está claro, aunque, de momento, bailen solos. "Entiendo el baile como que formamos parte del sector, somos un actor activo y una compañía que está atenta y analizará lo que toque. Haremos nuestra propia estrategia, ser proactivos y decidir qué camino tomar", ha resumido.

Más allá de su papel en ese baile, Francisco Reynés ha recalcado que Naturgy se mueve en entorno de riesgo, no sólo por el contexto internacional, también por el cambio de marco regulatorio que ha marcado en España la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

"Vamos a seguir gestionando el riesgo", ha asegurado a los medios en referencia a 2020. "El entorno sigue deteriorándose, no sólo el energético, sino también algunos pilares de la economía global. La epidemia de virus en China está afectando", ha asumido sin entrar al detalle. "La globalización tiene estas cosas, las euforias se contagian y también los problemas".

Ese riesgo, ya ha marcado 2019 por lo que ha definido como "descoplamiento de los precios de gas y petróleo", ya que "ha bajado en un 38% la relación de una materia prima y otra. Un deterioro que ha sido paulatino" y que asume va a más en lo que va de enero y febrero.

Pese a esa situación, la compañía energética está satisfecha de cómo ha evolucionado su situación financiera, sobre todo por dejar atrás las perdidas de 2.822 millones de euros de 2018, consecuencia de la revisión de activos energéticos. "El resultado neto es difícil de comparar por la extraordinaria depreciación de activos de 2018. Si lo eliminamos, el resultado nato ordinario ha pasado de 1.245 a 1432 millones de euros.

INVERSIONES EN EL ALERO

Respecto a la CNMC, cautela porque la regulación aún no es definitiva pero Reynés ha vuelto a dejar claro que afectará a sus inversiones y, también, a su plantilla en España. "Las circulares no han sido aprobadas definitivamente, estamos pendientes de la respuesta del Consejo de Estado y, a partir de ahí saldrán a la luz y hasta ese momento no haremos valoración definitiva", ha resumido.

Pero dejando claro que el entorno va a cambiar. "Adaptaremos el nivel de inversión al nivel de retribución, por disciplina financiera, porque tenemos que invertir lo que recuperemos. Veremos cuánto permite invertir en la distribución de gas y dimensionar a partir de ello la plantilla que corresponde".

En cuanto a presiones por parte de los inversores internacionales, niega la mayor. "Una compañía sería no puede hacer especulaciones hasta que no haya hechos fehacientes. No he recibido presiones de nadie", ha insistido. "No puedo hablar por nadie, pero tanto los que veo de forma recurrente, porque el pasado año el consejo de administración se vio 16 veces, por causas excepcionales como las circulares, el nivel de convivencia es plácido".

Noticias relacionadas

contador