ep jose maria fernandez presidente de pharmamar en el centro junto con otros directivo de la empresa
José María Fernández, presidente de PharmaMar, en el centro, junto a otros directivo de la empresa.EUROPA PRESS
62,980€
  • 0,580€
  • 0,93%

PharmaMar está pasando por una mala racha en bolsa que arrancó con la publicación de sus resultados de los nueve primeros meses del año, el pasado 28 de octubre. Después de eso, sus títulos registraron un fortísimo batacazo del 10% el 1 de noviembre, para el que la compañía reconoció no tener explicación, y se han movido de forma renqueante desde entonces, afianzado los números rojos en el acumulado del año, que son ya del -15% tras las caídas de la pasada semana.

La pregunta es clara: ¿qué le pasa a PharmaMar? ¿Por qué se ha pasado de una historia de éxito con perspectivas muy optimistas, alimentadas también por sus planes relacionados con el Covid, a un momento actual en el que prima el descontento y cierto grado de decepción?

Según los expertos consultados por Bolsamanía, hay varias razones que explican lo que está sucediendo con la compañía actualmente, con una de ellas dominando sobre el resto. Así, Juan Ros, analista de Intermoney, precisa a esta web que lo que está ocurriendo fundamentalmente es que hay una decepción tras conocer las cuentas de la farmacéutica por las ventas en oncología del tercer trimestre del año, que no solo mantuvieron el deterioro respecto a los trimestres previos, sino que fueron peores que las del mismo trimestre del año pasado.

"Lo que realmente le importa a la valoración de la empresa es Zepzelca (lurbinectedina) y el problema es que las cifras (de ventas) del tercer trimestre de 2021, comparadas con el tercer trimestre de 2020, cuando se empezó a vender, no pintan tan bien", precisa. En ese sentido, desde Intermoney destacan que han recortado su consejo sobre PharmaMar a 'neutral' tras reducir sus estimaciones sobre Zepzelca, y el precio objetivo hasta los 90 euros desde los 100 euros previos. "(La compañía) depende mucho del desempeño de Zepzelca y los tres trimestre del año 2021 no han sido todo lo buenos que deberían", insiste Ros.

Otro aspecto que genera una presión negativa es el hecho de que Zepzelca siga aún con una aprobación condicionada por parte de la FDA (Food and Drug Administration) estadounidense. Tanto los expertos de Intermoney, como los de Bankinter, no esperan que la aprobación definitiva llegue hasta finales de 2022.

"La aprobación definitiva de Zepzelca debería ser un nuevo catalizador para la cotización, pero creemos que, como pronto, esto podría ocurrir a finales de 2022", apuntan desde Bankinter. Juan Ros, por su parte, también considera esta fecha de finales del año próximo como la más probable porque, tal y como explica, va todo con mucho retraso. "Las aprobaciones, aparte de la revisión de datos, requieren visitas a la fábrica y eso (con la pandemia) va con retraso", detalla.

Añade Ros que, además, si la compañía no obtiene la aprobación definitiva, no cobra el dinero correspondiente por parte de Jazz Pharmaceuticals (había comprometida una cantidad de 250 millones por la aprobación definitiva, de la que ha cobrado el 40%). "Esa cantidad (que le queda por cobrar) supone 8,2 euros por acción, lo que llevaría a los títulos desde los 60 euros actuales hasta casi los 70 euros", calcula.

APLIDIN PARA COVID

PharmaMar también ha ido sufriendo en bolsa a medida que el 'globo' del Aplidin para combatir el Covid se ha ido desinflando. Ros insiste en la idea, expuesta en otras ocasiones, de que la materialidad de este proyecto, en cuanto a impacto en resultados, es muy limitada, por la mucha competencia que hay y porque hay otros tratamientos mucho más avanzados. Por otro lado, el Aplidin se destina actualmente a combatir el mieloma, pero esos números son "muy pequeños", mientras que para Covid "tampoco aporta mucho porque el mercado está muy competido", reitera este analista.

Finalmente, desde Intermoney advierten de que invertir en PharmaMar implica un riesgo elevado. "El retorno potencial es alto, pero el riesgo que se asume también es alto. Si por lo que sea no se aprueba Zepzelca de forma definitiva se cae el castillo de naipes. Incluso hay un riesgo aunque se apruebe, si al final se vende menos de lo esperado", concluye.

Noticias relacionadas

contador