ep sede de acs en madrid
Sede de ACS en MadridACS - Archivo

ACS

20,50€
  • -0,46€
  • -2,19%

Las acciones de ACS llaman la atención tanto de los inversores bajistas como de los institucionales. Tan pronto un fondo adquiere posiciones cortas, como al día siguiente un gran banco de inversión anuncia que se ha hecho con un importante porcentaje del capital. Esto es lo que ha sucedido esta semana con Marshall Wace y Goldman Sachs, dos entidades con perspectivas muy diferentes respecto al futuro de la cotización de la constructora española.

Goldman Sachs compró este miércoles un 3% del capital de ACS, un porcentaje valorado en unos 220 millones de euros de acuerdo al precio que marcaban los títulos ese día. De esta manera, se ha sumado a Blackrock y Société Générale, otros dos inversores institucionales que también confían en una evolución positiva de la acción que les haga rentabilizar su inversión a largo plazo. Actualmente, estas dos entidades tienen un 4% y un 3% de las acciones, respectivamente.

Esta estrategia es justo la contraria de la que desarrolla Marshall Wace, un fondo londinense de capital riesgo que el pasado martes aumentaba su posición corta hasta el 1,01% del capital de la compañía encabezada por Florentino Pérez, según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Este tipo de inversor, que se le califica como bajista, pretende ganar dinero con las caídas en bolsa.

Desde que comenzó la crisis bursátil del Covid-19, ACS ha sido uno de los principales objetivos de la bolsa española para los inversores especuladores. Además de Marshall Wace, AKO Capital también mantiene una posición bajista sobre el 0,52%, un porcentaje que ha subido desde el 0,4% declarado en marzo, pero que está por debajo del 0,8% que llegó a controlar en octubre del pasado año.

Es evidente que existe un choque de perspectivas entre los inversores institucionales y los bajistas. De momento, la victoria es para estos últimos, si se tiene en cuenta que las acciones del grupo constructor se han desplomado un 34% en lo que va de año. Aunque también es cierto que los números rojos se han recortado ligeramente en los últimos dos meses, tras las múltiples muestras de fortaleza financiera que la compañía ha transmitido al mercado.

Por ejemplo, la constructora española ha ratificado el dividendo y ha anunciado el reparto de una retribución compensatoria para sus accionistas. Así, ha conseguido persuadir a grandes inversores como el mencionado Goldman Sachs y, poco a poco, también va ganando la confianza de los minoristas, lo que le ha permitido salir de entre los diez peores valores del Ibex en lo que va de año.

Aun así, es necesario precisar que ACS también se ha esforzado por sostener el precio de la acción engordando su autocartera, que ahora mismo asciende hasta el 7,456% del capital, lo que supone su nivel más alto desde 2012, tras comprar 3,16 millones de títulos en junio. Evitar que se acentúe el desplome de la cotización es una de las prioridades del presidente, Florentino Pérez, que es el máximo accionista con el 12,52% del capital.

ANÁLISIS TÉCNICO

Al cierre de la jornada de este jueves, los títulos de ACS cotizaban en 23,45 euros. El analista de 'Bolsamanía, José María Rodríguez, explica que la compañía "ha sido capaz de cerrar (anular) el hueco bajista de los 23,24 euros, cosa que muy pocos títulos de nuestro mercado han conseguido". De hecho, "sigue siendo uno de los títulos más fuertes en el rebote y, correcciones aparte, no descarto que se termine digiriendo hacia la directriz bajista que en este momento pasa por los aprox. 30 euros".

La recomendación de este experto es valorar a ACS como "un claro mantener si en su momento se supo entrar en el título, pero no tiene sentido hacerlo en este momento de mercado, pes, independientemente de que pueda seguir escalando posiciones, hacerlo ahora sería llegar muy tarde al mercado. Y así no deberíamos entrar en ningún tipo de subyacentes".

Noticias relacionadas

contador