ep varios aviones de iberia en la terminal 4 del aeropuerto de madrid-barajas adolfo suarez
Varios aviones de Iberia en la terminal 4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez.Oscar J. Barroso / Europa Press - Archivo

IAG

1,85€
  • -0,08€
  • -3,97%

IAG (+5,59%) ha perdido 1.918 millones de euros en el tercer trimestre, cifra qua ya anticipó al mercado la semana pasada, cuando anticipó pérdidas, antes de partidas excepcionales, por valor de 1.300 millones de euros, en contraste con el beneficio de 1.425 millones de euros del mismo periodo de 2019.

El conglomerado de aerolíneas perdió 3.806 millones de euros en el primer semestre del 2020, frente a las ganancias de 806 millones registradas en el mismo periodo del año anterior.

El 'holding' que engloba Iberia, British Airways (BA), Vueling y Aer Lingus registró una pérdida, después de partidas excepcionales, de 5.955 millones de euros, frente al dato positivo de 2.520 millones de un año antes, debido a las restricciones de viajes derivadas por la crisis sanitaria del Covid-19.

Según la compañía, los resultados se han visto afectados considerablemente por el brote del Covid-19, que ha tenido un efecto relevante a nivel global en los sectores de las aerolíneas y los viajes, particularmente desde finales de febrero de este año en adelante y "sin signos inmediatos de recuperación".

"Estos resultados muestran el persistente impacto negativo del COVID-19 en nuestro negocio, pero los constantes cambios en las restricciones impuestas por los gobiernos no han hecho sino agravarlos. Esto crea incertidumbre en nuestros clientes y dificulta la planificación eficaz de nuestro negocio", ha señalado el consejero delegado de IAG, Luis Gallego.

El directivo ha instado además a los gobiernos a que adopten procedimientos para realizar test antes de las salidas de los vuelos con métodos fiables y asequibles y que también contemplen la opción de realizar pruebas posteriores a los vuelos para eximir a los pasajeros de las cuarentenas cuando procedan de países con elevadas tasas de contagio.

"Esto permitiría abrir rutas, estimular la economía y conseguir que las personas viajen con confianza. Cuando abrimos rutas, observamos que existe una demanda de viajes contenida. Sin embargo, continuamos esperando que la demanda de pasajeros tarde al menos hasta 2023 en recuperar los niveles de 2019", ha señalado.

Noticias relacionadas

contador