• Las posiciones bajistas superan ya el 14% del capital
  • En el acumulado del año, la cadena de supermercados pierde un 15% en bolsa
  • La compañía se desplomó en bolsa con la publicación de sus últimos resultados
dia supermercado sede

"No creemos que exista una justificación para que haya tantas posiciones bajistas". Con esta afirmación de un experto en la compañía, se podría resumir la postura de aquellos analistas que sí apuestan por DIA a pesar de que los inversores 'cortos' o bajistas superan ya el 14% del capital de la compañía. El duelo es total, porque sus negativas expectativas con la cadena de supermercados contrastan con el optimismo de los analistas.

Dia

  • 0,08€
  • -1,50%

La gran pregunta es qué es eso tan malo que esperan los 'cortos' que ocurra en DIA y, sobre todo, qué posibilidades hay de que efectivamente llegue a suceder. Para los analistas hay pocas posibilidades de que DIA lo haga mal teniendo en cuenta que un 50% de los que siguen la compañía aconseja comprar, más de un 15% sobreponderar y casi un 22% mantener. Las recomendaciones de venta sobre DIA son muy escasas, aunque a finales de septiembre JP Morgan publicó un informe en el que recomendaba vender, con un precio objetivo de 4,30 euros (actualmente cotiza en 4,59 euros). La firma americana alegaba que DIA tenía que reducir sus precios para ganar competitividad y reforzar los márgenes.

El temor a que la compañía no pueda sostener sus actuales márgenes está en el origen de las posiciones bajistas en DIA

Y es que el temor a que la compañía no pueda sostener sus actuales márgenes está en el origen de las posiciones bajistas en DIA. El total de posiciones bajistas en su accionariado a fecha de 11 de noviembre de 2016 es del 14,23% y son principalmente fondos de inversión anglosajones (americanos e ingleses) quienes ostentan esas posiciones cortas: UBS Asset Management: 1,91%; AQR Capital Management: 1,51%; AKO Capital: 1,32%; BlackRock Investment Management: 0,880%; Darsana Capital Partners: 0,80%; GLG Partners: 0,78%; Delores Holdings: 0,57%. En su informe, JP Morgan decía que, aunque existía la percepción de que DIA era un supermercado barato, "los precios son más altos de lo que normalmente se piensa". Por ello advertía de que la compañía debe reducir estos precios para incrementar las ventas y reforzar así los márgenes.

Sin embargo, los analistas no tienen esa percepción. Aunque efectivamente los márgenes se han visto penalizados por el efectivo dilutivo de la incorporación de tiendas Eroski y por la reinversión en precios (bajada de precios gracias al ahorro de costes) en Portugal, para el conjunto de 2016 se barajan márgenes Iberia estables (margen EBITDA en torno al 8,8%) "donde el efecto dilutivo de las tiendas Eroski será más notable durante la primera parte del año", según Carolina Morcos, de Renta 4. "DIA siempre ha cumplido con los objetivos y es atractiva. Ha ido respondiendo a lo que el mercado le pedía y aun así ha sido castigada", añade Morcos.

Tras publicar sus últimos resultados -"positivos en todas las áreas este trimestre", dice Morcos-, la compañía sufrió mucho en bolsa. "Desde hace tiempo llama la atención los movimientos bruscos que hace el valor, tanto al alza como a la baja, especialmente después de la presentación de resultados", señala Paula Sampedro, experta de Link Securities. El mismo día de su publicación, el pasado 25 de octubre, se desplomó más de un 6% y continuó cayendo con fuerza en jornadas posteriores. De hecho, el balance anual da la razón a los bajistas, puesto que las acciones de DIA acumulan un descenso próximo al 20% en 2016.

"Hoy por hoy, DIA es capaz de mantener y consolidar esos márgenes diferencialmente más elevados que Reino Unido", afirma Antonio Pausa, experto de Intermoney

Antonio Pausa, experto de Intermoney, cree que en el momento en el que los analistas ven alguna debilidad en sus cuentas se produce en DIA "una penalización excesiva" precisamente porque "estos grupos (bajistas) han vapuleado la cotización y han generado un 'efecto tapón'". "Como esas posiciones cortas se mantienen no dejan respirar la cotización y esa cotización se comporta peor que el resto de mercado", añade Pausa, que explica que estos grandes fondos tienen estas posiciones bajistas en DIA porque esperan que la compañía, tarde o temprano, no pueda mantener sus márgenes: "Los grupos alimentarios en Reino Unido tienen unos márgenes muy inferiores a los de DIA y estos fondos siguen con su tesis de que el margen operativo de la compañía no es sostenible y que, por eso, está abocada a ir a la baja".

El argumento de la sostenibilidad de los márgenes se lleva arrastrando meses, pero DIA aún no ha decepcionado al respecto: "Hoy por hoy, DIA es capaz de mantener y consolidar esos márgenes diferencialmente más elevados que Reino Unido, con independencia de que algunas veces suben más o suben menos por posibles gastos adicionales", recalcan desde Intermoney. El 'secreto' de DIA para mantener sus márgenes está en la capacidad que tiene para la gestión de costes en un negocio muy complejo como es el alimentario. "Si no fueran expertos en la gestión de costes difícilmente podrían sobrevivir en el negocio alimentario. Puede que los crecimientos no sean muy espectaculares, pero esto no justifica la penalización. Pero es que la bolsa no refleja solo lo fundamental, el mercado es un animal psicológico, profundamentamente pasional y muy reactivo", añade Antonio Pausa.

SEGUNDA LECTURA

Si el hecho de que DIA tenga en su accionariado a un 14% de accionistas bajistas tiene una 'lectura' inicial negativa y claramente disuasoria a la hora de decidir invertir en la compañía, habría una segunda lectura positiva a medio plazo, siempre y cuando venga acompañada de noticias igualmente favorables relacionadas con la compañía. Así, Pausa anticipa que, si en un momento dado se publican noticias propicias para DIA, la acción podría rebotar al alza con fuerza porque los tenedores de esas posiciones bajistas se verían obligados a deshacerlas.

El 'secreto' de DIA para mantener sus márgenes está en la capacidad que tiene para la gestión de costes

"Esto es una excepcionalidad, pero puede ocurrir, por ejemplo, dentro de tres meses, cuando la compañía publique resultados y éstos sean buenos", explica Antonio Pausa.

Los últimos resultados de DIA mostraron una mejora en el beneficio neto del tercer trimestre del 17% gracias a unos menores elementos no recurrentes aunque el beneficio ajustado descendió en torno al 4,4% debido a unos mayores gastos financieros en los mercados emergentes y a una mayor amortización por adquisiciones. Las ventas comparables (LFL, "Like for like") fueron positivas en todos los países en los que opera la compañía, con los emergentes alcanzando máximos gracias al crecimiento, en especial, de Brasil.

"DIA siempre ha cumplido bien la evolución de las ventas comparables. No creemos que exista una justificación para estas posiciones bajistas, resulta totalmente exagerado. DIA ha demostrado que es capaz de integrar brillantemente las adquisiciones, que lo está haciendo muy bien con el tema de las franquicias y que va por el camino correcto", afirma Morcos.

contador