google devoile son smartphone pixel 6 avec une puce concue en interne
100,440$
  • -0,550$
  • -0,54%

Google ha anunciado este miércoles que va a empezar a aplicar en España medidas para reducir la publicidad de potenciales fraudes financieros en sus plataformas, como su buscador o el site de vídeos YouTube. Ha activado la verificación de anunciantes de servicios financieros, y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) no ha tardado en aplaudir la medida.

En una nota, Google ha explicado que ha adoptado esta medida como parte de su "compromiso y apoyo a la lucha contra el fraude financiero", liderada en España por la propia CNMV e impulsada por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital que dirige Nadia Calviño.

La compañía ha publicado una actualización de la política de productos y servicios financieros, mediante la cual Google extiende a España su "nuevo proceso de certificación de anunciantes de servicios financieros". "Nuestro objetivo es crear una nueva capa de seguridad contra el fraude, que mejorará aún más la protección de nuestra red frente al fraude financiero", apunta.

"Queremos que los usuarios tengan la información adecuada para tomar decisiones financieras bien fundamentadas. Nuestras políticas están diseñadas para proporcionar información que permita a los usuarios sopesar los costes asociados a los productos y servicios financieros, así como protegerlos contra prácticas dañinas o engañosas", justifica Google, que remarca que a efectos de esta política, considera como productos y servicios financieros aquellos que están relacionados con la gestión o la inversión de dinero y criptomonedas, incluido el asesoramiento personal.

Y a los anunciantes les manda un claro mensaje: al promocionar productos y servicios financieros "deberás cumplir la normativa estatal y local de cualquier región o país a los que orientes tus anuncios". Por ejemplo, tendrán que "incluir los avisos específicos que exija la legislación local", y recuerda que "es responsabilidad de los anunciantes informarse sobre las normativas locales de las ubicaciones a las que orientan sus anuncios". Es decir, que no podrán aludir al desconocimiento como justificación.

"Nos preocupa que la publicidad que mostramos sea segura y confiable, y somos conscientes de que, para ello, es esencial colaborar con las autoridades y los reguladores", señala también Google, que ha apuntado que tiene previsto ampliar estos requisitos de verificación a otros países y regiones en los próximos meses.

La compañía explica que ha puesto a punto "políticas determinantes que impiden prácticas fraudulentas como el phishing, el clickbait o la información engañosa sobre productos, servicios o empresas", y también ha detallado "normas estrictas sobre el modo en que los anunciantes pueden comercializar productos financieros tales como préstamos, servicios de negociación de deudas o productos financieros especulativos complejos".

Así, sobre los productos y servicios financieros, dice que "pueden ser muy complejos y, a veces, difíciles de entender", de forma que "al mostrar avisos a los consumidores, se aumenta la transparencia y se les proporciona información valiosa para tomar decisiones bien fundamentadas".

Hay un apartado sobre los préstamos personales, que tan de moda se han puesto, y Google cree que los consumidores de estos productos "necesitan información sobre la calidad, las funciones, las tasas, los riesgos y las ventajas para poder tomar una decisión bien fundamentada sobre su aceptación". Especialmente, detalla, si tienen una TAE alta. "Queremos proteger a nuestros usuarios contra productos financieros engañosos o dañinos, como los préstamos personales que tengan un coste demasiado alto", explica la compañía.

Google también ha puesto coto a los anuncios relacionados con hipotecas o ejecuciones hipotecarias para evitar "prácticas engañosas o dañinas", y a los de operaciones con opciones binarias por "el importante riesgo de sufrir pérdidas financieras". Los productos especulativos o complejos solo podrán ser anunciados en determinadas circunstancias, y también se limitan los anuncios de servicios de reparación de crédito. Sí que se permitirán los anuncios de servicios de negociación de deudas, aunque con ciertos límites para evitar "prácticas engañosas o abusivas".

Sobre las criptomonedas, Google reconoce la complejidad de las regulaciones y los continuos cambios que éstas sufren, por lo que solo admite anuncios de empresas no relacionadas con la compra, la tenencia o el cambio de criptomonedas o de mercados y carteras de activos digitales. No habrá anuncios de ofertas iniciales de monedas (ICO), de protocolos de trading de finanzas descentralizadas (DeFi) o que promocionen la compra, venta y negociación de criptomonedas o de productos relacionados.

LA OPINIÓN DE LA CNMV

La CNMV no ha tardado en aplaudir la medida puesta en marcha por Google, diciendo que "considera positiva esta decisión" y agradece a la plataforma "su disposición a colaborar en la reducción de la difusión de intentos de fraude a los inversores".

"Estas medidas han sido propuestas a las empresas tecnológicas de Internet y redes sociales en las conversaciones que hemos mantenido en los últimos meses en el marco del Plan de Acción contra el Fraude Financiero. La CNMV reitera la petición a las demás compañías de redes sociales de que apliquen en sus plataformas herramientas y procedimientos que dificulten o eliminen la publicación y propagación de fraudes de los que las únicas víctimas pueden ser sus clientes y seguidores", en línea con lo que ha hecho Google.

Noticias relacionadas

contador