john flannery headshot 2
John Flannery, consejero delegado cesado en General Electric

Las acciones de General Electric (GE) se han disparado más de un 7% en Wall Street, e incluso han llegado a revalorizarse un 12% este lunes, tras sustituir por sorpresa a su consejero delegado, John Flannery, que tan sólo llevaba en el cargo un año.

  • 13,35$
  • 2,22%

El nuevo CEO y también presidente del conglomerado industrial y financiero es Larry Culp, conocido en el mercado por ser el directivo que transformó con éxito el grupo industrial Danaher entre 2000 y 2014.

Al mismo tiempo, GE ha anunciado que no cumplirá sus objetivos anticipados para 2018 y que se anotará un cargo extraordinario contable de casi 23.000 millones de dólares asociado a su fondo de comercio del negocio de generación de energía.

En un comunicado hecho público este lunes, GE ha explicado que sus negocios se comportan según lo previsto excepto GE Power, por lo que ha reconocido que "no cumplirá con la guía previamente indicada para el flujo de efectivo libre y el BPA (Beneficio Por Acción) para 2018".

Además, GE ha señalado que la carga extraordinaria contable pertenece íntegramente al negocio GE Power. En sus primeras declaraciones al frente de la centenaria compañía, Larry Culp ha comentado que "trabajaremos muy duro en las próximas semanas para impulsar una ejecución superior, y nos moveremos con urgencia".

También ha dicho que "seguimos comprometidos con el balance, incluyendo el desapalancamiento. Tenemos mucho trabajo por delante para desbloquear el valor de GE". Los analistas interpretan que la salida de Flannery se debe a que ha tardado demasiado tiempo en tomar las decisiones que necesita la empresa para solucionar su crisis. De ahí que las palabras de Culp sobre la "urgencia" de la situación hayan sido muy bienvenidas por el mercado.

Culp enfrentará la gigantesca tarea de reestructurar GE junto a Thomas W. Horton, que ha sido nombrado director general. Horton fue presidente y consejero delegado de American Airlines entre 2011 y 2013.

Pese al rebote de esta sesión, las acciones de GE acumulan un desplome del 50% en los últimos doce meses, lo que ha reducido la capitalización bursátil del grupo hasta 98.000 millones de dólares. Recientemente, el valor, el único que había cotizado siempre en el Dow Jones, fue excluido del índice y sustituido por la cadena de farmacias Walgreens.

Noticias relacionadas

contador