Las ganancias de Marks & Spencer caen un 10% en 2018, tercer año a la baja

La compañía británica se encuentra en pleno proceso de reestructuración

Irene Hernández
Bolsamania | 22 may, 2019 10:34 - Actualizado: 12:17
cbmarks spencer short1

La compañía británica Marks & Spencer registró en 2018 una caída de sus ganancias del 10%, lo que supone que presenta resultados negativos por tercer año consecutivo. Las acciones del grupo, que se encuentra en pleno proceso de reestructuración, se dejan en la jornada de este miércoles más de un 4%.

Marks & Spencer ganó 532,2 millones de libras en el pasado ejercicio, una cifra inferior a los 580,9 millones de un año antes y lejos de las ganancias de 1.000 millones de libras que registraba hace una década. No obstante, los beneficios presentados se encuentran algo por encima de los esperados por el mercado, de 519 millones de libras.

Las ventas de ropa y similares en el hogar cayeron un 1,3% en el cuarto trimestre, mientras que las ventas de alimentos disminuyeron un 1,5%. Sin embargo, la Semana Santa de este año afectó los ingresos comparables en ropa y hogar en aproximadamente un 0,4% y en alimentos en un 1,9%. Por su parte, los ingresos totales del grupo cayeron un 3% en el año, hasta los 10.400 millones de libras.

Marks & Spencer asegura que su "plan de transformación" continúa en marcha y que acelerará el cambio en el año 2019-2020

A pesar de la caída de las ganancias, Marks & Spencer asegura que su "plan de transformación" continúa en marcha y que acelerará el cambio en el año 2019-2020. La compañía comenzó su último plan de reestructuración, tras una década de reinvenciones fallidas, poco después de que el veterano minorista Archie Norman se uniera como presidente en 2017 para trabajar junto a Steve Rowe, quien se convirtió en director ejecutivo en 2016 y ha estado en la compañía durante casi tres décadas.

La intención del grupo es conseguir un crecimiento rentable y sostenible en un periodo de entre tres y cinco años, mediante el cierre de las tiendas más débiles, remodelando sus negocios de ropa y alimentos, recortando costes y revisando la tecnología. "En esta etapa, nos estamos juzgando tanto por el ritmo del cambio como por los resultados comerciales", afirma Rowe.

Pero estos planes aún no han beneficiado a sus acciones, que han bajado casi un tercio en los últimos dos años, lo que ha llegado a poner un peligro la continuidad de Marks & Spencer en el FTSE 100, del cual es miembro desde que comenzó el índice en 1984.

"Está claro que la compañía todavía tiene un largo camino por recorrer para mejorar su desempeño. El hecho de que aún se espera que las ventas caigan este año sugiere que el cambio aún está lejos. Seguimos viendo las acciones como una venta", explican los analistas de The Share Center. Las cifras del minorista son "decepcionantes en varios frentes y las dudas sobre el cambio permanecen". "Los números siguen en la dirección equivocada", añaden desde Markets.

AMPLIARÁ CAPITAL EN MÁS DE 600 MILLONES

Llevará a cabo una ampliación de capital de 601,3 millones de libras para financiar la formación de una sociedad conjunta al 50% con la cadena de supermercados online Ocado. Según los términos del acuerdo entre ambas firmas, M&S abonará inicialmente 562,5 millones de libras y pagará posteriormente hasta 187,5 millones de libras más intereses.

Para financiar la transacción, Marks & Spencer emitirá 325 millones de nuevas acciones, equivalentes al 20% de su actual capital, con una ecuación de canje de 1 a 5, a un precio de 185 peniques por título, que representa un descuento aproximado del 31,8%.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión