ep el consejero delegado de endesa jose bogas en una imagen de archivo
El consejero delegado de Endesa, José BogasENDESA - Archivo
22,63€
  • -0,33€
  • -1,44%

Endesa es desde hace 14 años una gran vaca lechera para Enel. Aunque la compañía española no da leche a su matriz italiana, sino algo más nutritivo: un flujo constante de dividendos millonarios desde que fue comprada en 2007 por 36.422 millones de euros.

Durante este periodo, Endesa ha distribuido a Enel, que controla el 70,1% de su capital y a su vez está participada en un 23% por el Estado italiano, unos 32.300 millones de euros en concepto de dividendos.

A esto hay que sumar los 3.300 millones de euros que obtuvo Enel con la OPV del 22% del capital que realizó en 2014. Así que la compañía italiana ha amortizado su inversión en Endesa en 14 años y todavía controla el 70% del capital, valorado en casi 16.000 millones de euros.

Por si esto no fuera suficiente, tras la presentación de sus resultados de 2020, la eléctrica ha confirmado que distribuirá como dividendo el 100% de su beneficio neto ordinario: 2.132 millones de euros. En total, Endesa pagará un dividendo de 2,014 euros por acción con cargo a 2020.

Hay que precisar que la eléctrica no calcula su dividendo sobre el beneficio neto ajustado, que fue de 1.394 millones de euros en 2020.

Así, tras haber pagado ya 0,7 euros con cargo a 2020 a principios de año, en el mes de julio pagará un dividendo complementario de 1,31 euros por título. Y Enel será de nuevo el principal beneficiario, con un total de 972 millones de euros. Un negocio redondo.

La política de Enel de distribuir el 100% del beneficio como dividendo hace que Endesa ofrezca una rentabilidad del 9% a los precios actuales de cotización, algo muy valorado por el mercado pero que, en la práctica, beneficia sobre todo al grupo italiano.

Desde 2021, Endesa emprenderá una nueva senda de progresiva reducción del 'payout' desde el 80% para el presente ejercicio, hasta el 70% anunciado para 2022 y 2023. Sin embargo, el 'payout' seguirá siendo muy elevado frente a sus comparables como Iberdrola o Naturgy, lo que indica que Enel seguirá ordeñando a Endesa durante los próximos años.

Noticias relacionadas

contador