ep el consejero de endesa jose bogas
El consejero delegado de Endesa, José BogasENDESA - Archivo
22,63€
  • -0,33€
  • -1,44%

Endesa ha ganado 1.394 millones de euros en 2020, frente a los 171 millones obtenidos en 2019, tras realizar un deterioro contable de 1.873 millones en 2019 por el cierre de las centrales de carbón. La eléctrica ha propuesto pagar un dividendo de 2,014 euros brutos por acción a sus accionistas, lo que supone distribuir el 100% de su resultado neto anual. Sus acciones suben un 0,2%, hasta 21,61 euros.

La compañía, controlada por el grupo italiano Enel en un 70%, ha señalado que los 2,014 euros suponen un 37% más que los 1,475 euros pagados en 2019 y se sitúan por encima del objetivo de 1,90 euros establecido para 2020.

El pago del dividendo se realiza en base al beneficio ordinario neto del grupo, que ha sido de 2.132 millones de euros en 2020, un 36% más que en 2019, tras incluir un deterioro de los activos de generación en los territorios no peninsulares de 253 millones de euros.

Desde 2021, Endesa emprenderá una nueva senda de progresiva reducción del 'payout' desde el 80% para el presente ejercicio, hasta el 70% anunciado para 2022 y 2023 para adecuar al incremento de la inversión prevista para los próximos años, con un esfuerzo inversor de 7.900 millones entre 2021 y 2023 y 25.000 millones hasta el año 2030.

Los ingresos de Endesa a lo largo del año pasado cayeron un 12,9%, hasta 17.560 millones de euros, frente a los 20.158 millones de euros de 2019.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la eléctrica a cierre de 2020 bajó un 1,5%, hasta 3.783 millones de euros. Mientras, las inversiones brutas del grupo dirigido por José Bogas durante 2020 alcanzaron los 1.846 millones de euros, con un recorte del 16,2%.

En lo que respecta a la deuda neta de la compañía, a cierre de 2020 era de 6.899 millones de euros. El coste promedio de la deuda se reduce sobre el nivel de 2019, desde el 1,8% al 1,7%. Aunque la ratio de deuda bruta sobre el Ebitda sube de 1,7 a 1,8 veces.

AVANZAR EN LA DESCARBONIZACIÓN DE SU MIX

Durante 2020, la empresa siguió su senda de descarbonización del mix de generación. Así, los cierres en junio de las plantas de Compostilla y Andorra, que funcionaban con carbón nacional, han supuesto la reducción de un 43% de la potencia instalada (2.100 MW) que funciona con esta tecnología.

La eléctrica subrayó que la perspectiva es avanzar durante 2021 con los cierres de los otros 2.500 MW distribuidos en As Pontes y Carboneras, lo que dejará operativos sólo 200 MW con esta tecnología ubicados en Baleares.

Asimismo, el volumen de potencia instalada en fuentes renovables (hidráulica, solar y eólica) creció en 400 MW, hasta cerrar el año en 7.800 MW.

Este aumento de la potencia limpia, unido al retroceso de la capacidad instalada de carbón, la producción eléctrica de la empresa en la Península Ibérica libre de emisiones de CO2 estuvo en un 85%.

Para el desarrollo de su plan inversor 2021-2023, Endesa tiene una cartera de proyectos de 6.700 MW de potencia renovable con punto de acceso y conexión a la red a cierre del año.

Esta potencia permite cubrir holgadamente el aumento de parques renovables de hasta 3.900 MW incluido en el plan estratégico para el próximo trienio. Adicionalmente, la empresa se ha adjudicado 50 MW fotovoltaicos en la subasta lanzada por el Gobierno el pasado mes de enero.

PROYECTOS EN CARTERA POR 42.000 MW

En total, el volumen de proyectos renovables que la energética tiene en cartera, en diferentes grados de madurez administrativa, asciende a 42.000 MW.

Además, a lo largo del pasado ejercicio Endesa provisionó 213 millones de euros, en el tercer trimestre, para reestructurar la plantilla asociada al negocio de la generación con carbón, del que la empresa está saliendo.

Igualmente, en el cuarto trimestre provisionó otros 387 millones para cubrir el coste de la generación de eficiencias ligadas a la digitalización del negocio de Distribución, fundamentalmente, y también de Comercialización. Adicionalmente, durante el primer trimestre provisionó otros 159 millones para reestructurar su plantilla con carácter general.

Por otra parte, la energética reforzó su impulso a la movilidad eléctrica con una red de 7.100 puntos de recarga públicos y privados a cierre de 2020, un 42% más respecto a 2019.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, destacó que el grupo ha logrado "un sólido comportamiento operativo y financiero en un ejercicio que ha estado lleno de desafíos a todos los niveles derivados del impacto de la pandemia".

"Mantenemos nuestra senda de descarbonización, digitalización y de impulso a la electrificación sobre la base de unos sólidos resultados que nos van a permitir, además, distribuir un dividendo realmente sobresaliente en la actual coyuntura", añadió Bogas.

Noticias relacionadas

contador