Enel cumple una década 'perforando' Endesa: un yacimiento de 25.000 millones de euros en dividendos

La italiana invirtió 36.400 millones en Endesa; entre dividendos y ventas ha recuperado 28.660 millones y aún tiene el 70% del capital (que vale 15.304 millones)

  • El grupo italiano irrumpió en el capital de la eléctrica española en febrero de 2007
  • Endesa habrá repartido 38.727 millones en dividendos de 2000 a 2017
  • Enel ha exprimido Endesa hasta sacarle 25.300 millones en dividendos
Rubén J. Lapetra
Bolsamania | 22 mar, 2017 07:00 - Actualizado: 20:35
Borja Prado Endesa
Borja Prado, presidente de Endesa.

ENDESA

22,790

17:38 17/05/19
0,35%
0,08

El recién fallecido Salvador Gabarró pasará a la historia por iniciar desde la presidencia de Gas Natural la madre de todas las batallas en el sector eléctrico. Fue en 2006 y la energética catalana inició el asalto de Endesa, la entonces mayor eléctrica española. Dirigida por Manuel Pizarro y con Caja Madrid como accionista de referencia, Endesa asistió primero a una OPA de Gas Natural; a la irrupción oportunista de la constructora Acciona (Entrecanales) después; a otra OPA de la alemana Eon y, finalmente, la aparición por la puerta trasera de la italiana Enel. Fue la eléctrica semipública transalpina quien se llevó el gato al agua y se quedó con el tesoro oculto que escondía Endesa: el mayor yacimiento de dividendos.

Hasta 2006, la luz era aburrida en España; la Endesa de Pizarro era rácana a la hora de repartir sus beneficios con los accionistas. Su cotización renqueaba mes tras mes y apenas contaba con inversores de referencia; sólo Caja Madrid, con un 10% del capital. Todo cambió con el cambio de gestores y accionistas de control en la empresa. Entre 2000 y 2006, la eléctrica repartió 6.823 millones de euros en dividendos, a razón de 974 millones anuales, según datos compilados por Bolsamanía. De 2007 a julio de 2017, Endesa habrá repartido algo más de 31.300 millones, que supone más que triplicar la remuneración al accionista.

EXPORTACIÓN DE DIVIDENDOS DE ESPAÑA A ITALIA

Hace diez años, Endesa pasó de ser la referencia española y latinoamericana del sector eléctrico a la gran fuente de ingresos financieros de Enel, participada ‘desde siempre’ por el Estado italiano con cerca de un tercio del capital. Tras repartirse descabalgar a la alemana Eon, Enel se repartió Endesa junto a Acciona para después trocearla, venderla por partes y maximizar el cobro de dividendos. Muchos entre los fondos de capital riesgo vivieron con envidia desde la barrera la que hubiera sido su operación soñada y que nunca pudieron hacer.

En total, Enel invirtió algo más de 36.422 millones de euros en hacerse con el 92% del capital de Endesa entre febrero de 2007 y marzo de 2009. Contó en todo momento con el plácet del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y sus entonces ministros económicos Pedro Solbes y su sucesora Elena Salgado. En unn regate sin parangón a las puertas giratorias, ambos funcionarios acabarían en nómina de la Endesa de Enel, o de alguna de sus filiales en el mundo, bien como consejeros o asesores del grupo energético.

De los 36.422 millones de euros efectivos que invirtió Enel en hacerse con el control de Endesa, la eléctrica italiana ha recuperado 25.362 millones de euros en forma de dividendos, otros 3.300 millones con la venta del 22% en la OPV de 2014 y todavía mantiene el 70% del capital de Endesa

OPERACIÓN REDONDA A LA ITALIANA

El gigante italiano, con el asesoramiento del actual presidente de Endesa, Borja Prado, se hizo con la práctica totalidad de Endesa en tres tramos: primero, adquirió entre febrero y marzo de 2007 el 25% de la eléctrica española bajo la atónita mirada de la alemana Eon, que había lanzado una OPA sobre Endesa.

Después, entre julio y octubre de 2007, Enel lanzó en alianza con Acciona una oferta de compra que les llevó a controlar el 92% de Endesa (un 67% para Enel y un 25% para Acciona). Finalmente, la constructora dio por terminada su incursión energética y vendió al grupo italiano su parte. En 2015, Enel colocó en bolsa mediante una OPV el 22% del capital de Endesa, con lo que redujó su participación del 92% al 70% actual. En aquella operación, el grupo italiano se embolsó 3.300 millones de euros.

De los 36.422 millones de euros efectivos que invirtió Enel en hacerse con el control de Endesa, la eléctrica italiana ha recuperado 25.362 millones de euros en forma de dividendos, otros 3.300 millones con la venta del 22% en la OPV de 2014 y todavía mantiene el 70% del capital de Endesa. De venderse mañana mismo, a los precios actuales de cotización, obtendría otros 15.300 millones, hasta rozar los 44.000 millones. Por tanto, en conjunto, la operación de asalto, reparto y troceo al sector energético español le ha salido redonda a la eléctrica italiana

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión