Las eléctricas echan un capote al PSOE: el plan del clima es un 'compromiso-país', no político

La electrificación es la única vía para conseguir los objetivos medioambientales, afirma la patronal Aelec

Ainhoa Murga
Bolsamania | 23 abr, 2019 06:00 - Actualizado: 09:21
ep torres electricas 20190219113203
Torres eléctricasEUROPA PRESS - Archivo

En la recta final para las Elecciones Generales del próximo 28 de abril, las grandes eléctricas han respaldado el plan energético del Gobierno, una de sus piedras angulares en esta legislatura y de gran incidencia económica para la próxima década, y piden un marco normativo estable. "Los compromisos no son del Gobierno, son de España ya que se adhirió a los compromisos del clima del Acuerdo de París en 2015 y también como miembro de la Unión Europea", ha afirmado la presidenta de la Asociación de Empresas de Energía Eléctrica (Aelec), Marina Serrano.

El Gobierno presentó a finales de febrero el Marco Estratégico de Energía y Clima, un paquete normativo que incluye el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y la Estrategia de Transición Justa. La Comisión Europea remitirá a España en junio sus recomendaciones sobre el Plan de Energía y Clima y, según Serrano, el nuevo Gobierno tendrá "poco margen" para salirse del camino ya establecido porque el compromiso va más allá del partido que ocupe la Moncloa en ese momento.

"El Comisario (Miguel Arias) Cañete ha indicado que las recomendaciones llegarán en junio. La fuerza para apartarse de las recomendaciones se verá entonces porque es la primera vez que se tramita algo así. Lo que creo es que el nuevo Gobierno tendrá un margen limitado, podrá acotar, modular los compromisos concretos, pero el marco ya está delimitado", ha explicado la presidenta de la patronal. Recibidas esas recomendaciones, el paquete del Clima del Gobierno socialista tendría todavía que seguir la tramitación parlamentaria para su aprobación y el resultado de las elecciones será clave en su destino.

ELECTRIFICACIÓN Y RETRIBUCIÓN

En la presentación de este paquete de Energía y Clima, el presidente Pedro Sánchez indicó que la Ley de Cambio Climático será el "marco normativo estable, seguro y cierto" que demandan desde el sector privado para acometer las inversiones que se requieren en la transición energética. El Plan, como desarrollo de ese marco, pone la vista en 2030 y fija los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, la composición del mix de generación, la necesidad de nueva potencia renovables y las medidas encaminadas a fomentar la eficiencia energética, entre

Serrano ha defendido que el "ambicioso" Plan de Energía y Clima que se ha llevado a Bruselas, y "que fue objeto de audiencias durante un mes", va por el buen camino, pero las eléctricas que agrupa la antigua Unesa (Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP y Viesgo) demandan al próximo Gobierno que "delimite los siguientes pasos y no se realicen cambios de forma aleatoria".

En concreto, desde Aelec sostienen que la clave para cumplir los compromisos de reducción de emisiones es la electrificación. "Sólo se pueden conseguir a través de un proceso de electrificación de la economía. Si no se sigue este camino, habrá costes muy superiores o no se conseguirán los objetivos medioambientales", ha asegurado Serrano.

Pero la apuesta por la electrificación implica también una mayor inversión en redes de distribución y, para ello, son necesarias las "señales adecuadas al mercado (para que se realicen esas inversiones)" y "una retribución adecuada" de las redes, sostiene la presidenta de Aelec.

Pero en este proceso de electrificación, el peso de las inversiones no debe recaer sólo en el sector eléctrico sino que "el esfuerzo debe ser de todos". "No solo tiene que cambiar el sector eléctrico, es necesario apostar por la electrificación del transporte y por la rehabilitación y eficiencia energética de los edificios", destaca Serrano. Por último, desde Aelec han destacado la necesidad de abaratar el recibo de la luz que pagan los ciudadanos y ha recordado que todavía no se ha abordado la reforma de la fiscalidad energética.

ENERGÍA EN CAMPAÑA

Las medidas energéticas y contra el cambio climático se han abierto un hueco en la campaña política. Los cuatro principales partidos que concurren a las elecciones recogen en mayor o menor medida en sus programas medidas energéticas. En el caso del PSOE, además de las medidas puestas en marcha durante la legislatura que mantiene reflejadas en su programa, se suma la propuesta de un 'Green New Deal', un "contrato social" entre "el capital, el trabajo y el planeta" para hacer frente a las medidas que requiere adoptar la transición energética.

Si continúan en el Gobierno, el partido de Pedro Sánchez la prometida revisión profunda de la fiscalidad energética, medidas de Política Agraria Común (PAC) y el impulso de un plan de transformación del sector automotriz para que la industria española no pierda comba en plena transición.

El programa del Partido Popular aborda también la tramitación de una Ley de Cambio Climático en el capítulo "Una España sostenible con futuro" en el que se recogen también las medidas dirigidas a las zonas rurales y pesqueras además de la gestión del agua. Aunque se apunta a "aprovechar al máximo" las opciones renovables que "ya son competitivas", el PP de Pablo Casado propone no renunciar a otras tecnologías que aún son útiles. Proponen también establecer un mix energético estable a 40 años para ofrecer la certidumbre que demanda el sector energético para poder abordar las cuantiosas inversiones necesarias que se recogería en un Plan Nacional de Energía y Clima para cumplir los objetivos medioambientales comprometidos por España. En movilidad, se rechaza la prohibición de los vehículos con motor a combustión, pero prometen destinar recursos al desarrollo del coche eléctrico y la infraestructura de recarga que requieren.

Para Unidas Podemos, los objetivos medioambientales se plasman en su Plan Horizonte Verde y apuesta por la reducción de emisiones contaminantes, reducir la generación con combustibles fósiles a la mitad en una década y que el mix de generación sea 100% renovable para 2040 y la creación de una empresa pública de energía. En concreto, el partido de Pablo Iglesias pretende cerrar todo el carbón para 2025 y las centrales nucleares antes de final de 2024, pero garantizando la creación de dos puestos de empleo por cada uno que se destruya con estos cierres. En cuanto a la movilidad, su plan es similar al del PSOE con una sustitución progresiva del parque hacia el 100% de vehículos eléctricos en 2040. Abordan también la necesidad de una red ferroviaria de calidad, la necesidad de rehabilitar viviendas para aumentar la eficiencia energética y así extender las medidas de Madrid Central a otras ciudades españolas.

Ciudadanos, por último, recogerían sus medidas contra el cambio climático en una Ley que marcará el camino para reducir la dependencia de los combustibles fósiles y tener un modelo energético basado en renovables para 2050. Asimismo, entre sus medidas abogan por construir un marco estable para incentivar la inversión en tecnologías 'verdes' y aborda la necesidad de rehabilitar viviendas para que su consumo sea 'casi nulo'. En cuanto a la tarifa de la luz, el partido de Albert Rivera propone reformarla para hacerla "más transparente, estable y predecible", poniendo énfasis en la protección de la competitividad de la industria.

GKFX Te regala el libro sobre Técnicas de Trading de 162 páginas